¿Las motos ligeras y urbanas están desplazando a las robustas y potentes?

¿Las motos ligeras y urbanas están desplazando a las robustas y potentes?

¿Te has preguntado cómo ha cambiado el mercado de las motos a lo largo de los años?

Todo parece indicar que el mercado clásico de motocicletas para los aficionados pudiera estar concentrándose únicamente en generaciones mayores, algo que no fue del agrado para los fabricantes. La caída en las ventas en Estados Unidos después de la crisis económica orilló a las compañías a replantearse qué nuevas ideas necesitaban para atraer a los más jóvenes.

Según un artículo publicado por Bloomberg, mientras en el 2006 las ventas en Estados Unidos alcanzaron su máximo, para el 2009 las ventas cayeron un 41% y un 14% más el siguiente año. Esto generó la necesidad de abrir nuevos mercados.

La industria parecía ir en una dirección de motocicletas cada vez más robustas y potentes, mientras que el interés de los Millennials no estaba puesto allí. Al parecer, las fieles generaciones que compran estas motocicletas tienen más de 50 años de edad, algo que, a mediano plazo, puede tener consecuencias graves para las empresas.

Fue en el año 2010 cuando los fabricantes de motos hicieron un cambio en la estrategia, con el fin de que ésta abarcara la “rica, casi hipster escena musical” lejos del clásico estereotipo del motociclista del sur. Y así, Harley-Davidson fue el primero en encarar el cambio.

En el 2013, Street 500 salió al mercado consolidándose como el paquete estándar de las escuelas de la compañía que producen 65.000 nuevos pilotos al año. Así, el cubrir la necesidad para entornos urbanos fue el área de oportunidad.

Kawasaki lanzó su Ninja 300 el mismo año, Ducati resucitó su Scrambler en el 2014 y un año después, BMW presentó su G 130 R. Hasta el final, Honda Rebel se perfiló para motociclistas principiantes.

Motos más pequeñas, ligeras y más económicas ha sido la apuesta de muchas empresas desde entonces, las cuales se alinean a una generación más urbana y con un estilo de vida diferente, más práctico y sencillo.

A pesar de estos esfuerzos, aún no representa un impacto grande en los márgenes de ganancia, comparado con las motos de estilo más grande y potente que son mucho más caras. Sin embargo, era indispensable fabricar motos cómodas para las ciudades, y estadísticamente podría ir en crecimiento, si es que no es demasiado tarde.

Con cifras del portal, las ventas de motos con motores de menos de 600cc aumentaron un 11.8% entre el 2011 y 2016, mientras que las motos más grandes aumentaron un 7.4%. Además, el precio es un factor que cuenta cada vez más, razón por la cual empresas como Harley tuvieron que ajustarse al objetivo de fabricar motos de menos de $ 12,000 dólares.

Las pequeñas plataformas que las compañías están fabricando podrían ayudar a las compañías a asegurar sus ventas según lo planeado por otros 50 años. Para lograrlo, realmente deben sumergirse en una revolución cultural que logre generar nuevas ideas y reinventar los conceptos sobre este vehículo.

La moto Street 750 de Harley de venta en México, tiene el lema “esto no se trata del campo abierto e interminables kilómetros de carretera. Esto se trata sobre domar la jungla urbana”. Así, prometen una moto ágil y ligera para sobrellevar las calles muy transitadas.

De la misma manera, la BMW G 310 R es una moto de más fácil conducción, agilidad y aspecto deportivo que busca equilibrar el dinamismo con la comodidad, además de ofrecer rendimiento de combustible.

¿Lograrán las compañías asegurar su futuro? Con la revolución del transporte que se avecina con las nuevas tecnologías y sus respectivos cambios en la movilidad, será cuestión de tiempo y de habilidad de las empresas el prever y adaptarse rápidamente a las circunstancias, ofreciendo productos que complazca a los nuevos consumidores.

Continúa con:

Evolución de las pickups: de vehículo de trabajo a símbolo de estilo de vida, status y lujo

 

Sobre 

Futurista. Disfruto descubrir nuevas tendencias y descifrar los enigmas de la era tecnológica. Con experiencia en sustentabilidad, mi mundo se ha revolucionado desde que los autos tocaron a mi puerta, ¿porque acaso no es el automóvil el juguete del adulto?

¿Qué opinas?