FORD LTD
, ,

¿Qué hacer si vendiste tu auto, pero te arrepentiste después?

Los creadores de "el auto que compré no salió bueno" presentan: "no hubiera vendido mi auto"

/septiembre 28, 2020

El «hubiera» no existe. Lo sabemos. Y una de las decisiones más difíciles de revertir es el vender tu coche, entregarlo… y quererlo de vuelta después. Pero, ¿qué puede ocasionar que te des cuenta de lo valioso que era tu auto una vez que lo has perdido?

Las causas pueden ser muchas. Por ejemplo, tener alguna deuda que pagar; crees que es momento de tener un modelo más reciente; o casi no lo usas. Si bien es bueno ser desapegado, el corazón no siempre lo siente así. De esta manera, aunque toda tu lógica y tu razón te indicaron que era mejor venderlo, una vez que lo perdiste, te diste cuenta cuánta estima le tenías. Y no sólo eso: en muchas ocasiones te das cuenta de que en realidad ¡se manejaba muy bien!

Cuando vendemos un auto, pocas veces tenemos consciente toda nuestra historia con el auto. Una de las más dolorosas, sin duda, es haberlo arreglado e invertido para que quedara como nuevo. Todo ese tiempo y esfuerzo genera un lazo especial con el vehículo.

Evidentemente, si fue tu primer auto o tienes un recuerdo de tipo personal o familiar, el venderlo significará mucho más que simplemente cambiarlo por uno nuevo.

VW Caribe GT Rojo
Caribe GT 1984

El club de los arrepentidos

El arrepentimiento después de vender un auto es muy común. Tanto así que diversos foros de discusión, como Quora, mightycarmods, reddit y spiceworks, han planteado este dilema.

¿Hay algo que se pueda hacer? Evidentemente, si el auto ya lo entregaste y te lo pagaron, es difícil. Quizá si le tienes la confianza a la persona, podrías proponerle la devolución. Pero seamos honestos, ¡afortunado el que se da cuenta luego luego!

En realidad, es con el paso del tiempo que empiezas a valorarlo. Y, entre más tiempo transcurra, es más difícil hacer algo al respecto. Además de que, si bien podrías estar feliz de tenerlo de regreso, quizá te encuentres con un nuevo dilema financiero al no disponer del dinero de su venta.

Pontiac Firebird Trans-Am 1982
Fotografía de Kurt Ernst

Anécdotas

«Acabo de vender mi Celica, mi primer auto y uno en el que había invertido mucho tiempo, esfuerzo y dinero para arreglarlo y volverlo loco. Ocurrieron ciertos eventos y tuve que venderlo, así que fui a eBay. Así que se vendió, y algunos adolescentes se emocionaron y parecieron enamorarse del cañón en la parte posterior y los extractores y la cápsula en el compartimiento del motor. Dijo que anteriormente era dueño de un Celica, y lo explotó haciendo maniobras y estaba buscando uno nuevo para moverse. Me decepcionó porque era un auto bonito y se veía bien. Un padre vino a verlo unos días antes para su hijo, esperando haya sido él quien lo ganara. Pero de todos modos pasan cosas, ¡y mi bebé se ha ido! «

«Mi primer coche fue el Mitsubishi Lancer MR Coupe 1998 de mis hermanas, era automático, pero era tan sólido como una roca. Conduje esa cosa fuera de la carretera, le di una paliza, no sabía mucho sobre autos cuando era su dueño. Sin embargo, era mi auto y aprendí. Le puse nuevos parlantes, obtuve un subwoofer, una nueva unidad principal, cambio de ruedas, escape, tintado de ventanas, cambio de faros, ya conoces todas las modificaciones cosméticas de P plater. Fue el auto que inició mi pasión por los autos y fue un maldito soldado.

Lo compré a 193 mil km y lo vendí a 236 mil km, 2 años después. Todavía iba muy fuerte, todavía con la transmisión original a pesar de que usaba las marchas bajas en las ciudades como un idiota. Pero todavía lo extraño a pesar de que se ha ido por solo unos meses, se lo vendí a un grupo de personas que aparecieron en un Mirage y me lo quitaron de las manos por 2 mil 700 dólares. Días tristes.»

«Mi primer Jeep. Un Jeep Wrangler blanco de 1995, con la edición Rio Grande. Pagué 15 mil dólares por el nuevo. 2 años después, lo vendí por 15 mil. Todavía me doy golpes en la cabeza por hacer eso… Lo vendí porque me casé y estábamos comprando una casa. Sentimos que era más barato tener un solo automóvil a la vez (ya que ambos trabajábamos en el mismo lugar) y su camioneta era más barata que mi Jeep. Entonces vendimos el Jeep.»

Ford-Thunderbird

Lee también: ¿Conviene comprar un auto de lujo usado sobre uno convencional nuevo de agencia?

«Ahorré durante mucho tiempo y compré un Impala SS 1994, fue el último automóvil V8 de tamaño completo y tracción trasera que GM fabricó durante bastante tiempo. Trabajé mucho y finalmente tuve que venderlo porque no tenía tiempo para seguir trabajando en él y necesitaba reconstruir la parte delantera. Ojalá lo hubiera estacionado y no vendido, desearía tener este auto para trabajar ahora.»

«Vendí mi S2000 porque quería comprar el auto de mis sueños: Lotus Elise. Lamento vender mi S2000 porque realmente es un auto deportivo increíble que es absolutamente confiable y suena increíble. Sé que si no lo hubiera vendido, todavía estaría soñando con Elise. Pero, hombre, el S2000 es asombroso. Después de un año de tener el Elise, un amigo me dejó conducir su S2000 y recuerdo que mientras lo conducía pensaba: «Hombre, este S2000 es un gran coche».

«2005 Mustang V6. Era automático, tenía un rendimiento de gasolina muy malo y tenía más problemas de transmisión y eléctricos de los que tenía dinero para arreglar. Pero maldita sea, era mi primer auto y lo extraño cada vez que veo un ’05 conduciendo a un lado mío. Me mudé por todo el país y necesitaba el dinero, y ya no era razonable tenerlo.»

Como en todo, no falta el que, en el lado opuesto, decidió quedarse con todos sus autos:

«Todavía tengo mis primeros 4 autos en casa, nunca vendí uno, jajaja.»

«Todo el mundo parece apegarse a sus coches, supongo que todo ese vínculo, pasar tiempo en él lo convierte en una parte clave de tu vida, que siempre es difícil dejar ir.»

Y tú, ¿te has encontrado en esta situación?

Continúa con:

El último adiós: por qué duele despedirnos de nuestro auto

Comentarios
ESCRITO POR
Ir a la barra de herramientas