Ferrari F50 Plata
, ,

Ferrari F50: el descendiente de la Fórmula 1

No deberíamos considerar normal para ningún fabricante aventurarse a crear un coche de carreras que también funcione como vehículo de calle. El Ferrari F50 es la “continuación” de este concepto así como la celebración...

/febrero 19, 2021

No deberíamos considerar normal para ningún fabricante aventurarse a crear un coche de carreras que también funcione como vehículo de calle. El Ferrari F50 es la “continuación” de este concepto así como la celebración del 50 aniversario de la marca. 

Fabricado entre 1995 y 1997, el protagonista de este #ViernesVintage le debe su creación en parte a su hermano mayor que probó ser todo un éxito dentro del mundo entusiasta de Ferrari: el F40

Superando el one hit wonder

Entrando en la década de los 90, Ferrari había celebrado mucho éxito en años pasados gracias en parte al F40; un vehículo único en su clase y súper popular, diseñado para superar todas las barreras posibles. Y su sustituto, Ferrari F50 tendría esa misma base para superar. 

La marca ya había adquirido estatus como un fabricante siempre dispuesto a dar el siguiente paso en términos de tecnología y desempeño. 

¿Lo malo? Una vez terminada la producción limitada de las 400 unidades del F40 que se acabaron como pan caliente, coincidió con la muerte del legendario fundador de la marca, Enzo Ferrari. 

El cinismo y la preocupación crecieron naturalmente. Los entusiastas de la marca comenzaron a dudar de las capacidades del fabricante italiano debido a que una principal fuente de inspiración había desaparecido. 

La reinvención de un hito

No solamente la muerte de Enzo tenía impacto en la firma sino que condiciones económicas delicadas llevaron a la marca a reinventar el concepto del súper coche. Ferrari F50 no sólo tenía que superar a F40, tenía que perfeccionarlo. 

Para ello, la marca italiana empezó obviamente en el sitio más importante: la potencia. Se instaló en lugar de un V8 turbocargado (de por sí ya bastante poderoso) por un Tipo F130B V12 de 60 válvulas. 

Gracias a la tecnología en cuestiones electrónicas, F50 fue capaz de adaptar un motor originalmente diseñado para el Ferrari 641, un vehículo diseñado para los circuitos de la Fórmula 1. Esto lo convirtió en el Ferrari más ambicioso hecho hasta ahora. 

Ferrari 641 es el coche del cual F50 tomó su motor

Ficha técnica Ferrari F50

  • Años de fabricación: 1995-1997
  • Motor: 4.7 litros V12
  • Potencia: 512 HP
  • Velocidad máxima: 312 kilómetros por hora
  • Transmisión manual de 6 velocidades
  • Consumo medio de gasolina: No especificado

Este cambio de un motor turbo de 471 caballos presentes en F40 al V12 naturalmente aspirado significó en 425 libras pie de torque y un 0-100 kilómetros por hora en tan solo 3.8 segundos. 

Este coche no sólo eran cifras nada más porque también su fabuloso diseño estuvo inspirado en el vehículo concepto Ferrari Mythos. Se preservó por supuesto el objetivo de mantenerlo lo más ligero posible, donde rompió otro récord histórico para la firma al pasar a ser el primer vehículo de la marca con un chasís hecho completamente en fibra de carbono.

Ferrari Mythos, coche del cual F50 tomó inspiración en diseño
Fotografía de Wikipedia Commons

La reducción de peso le otorgó rigidez en la carrocería pero al mismo tiempo una vibración constante en cabina. Sin duda, F50 no era para un fanático de antaño que buscaba utilizar este vehículo como un grand tour que pudiera utilizar todos los días. 

Fiereza que intimida

Ferrari F50 probó inmediato ser un vehículo del que su ambiente natural era la pista. Esto se explica no sólo por sus cifras en desempeño sino en decisiones como que solamente estaba disponible en configuración targa. Es decir, un techo removible de estilo semi-convertible. 

Fabricado exclusivamente en Maranello, repleto de récords y con una belleza impresionante, me sorprende decir que este modelo no obtuvo la atención ni el deseo de los entusiastas al momento de su lanzamiento. 

A pesar de ser uno de los cinco vehículos más raros fabricados por Ferrari en cuestión de cifras (los otros son 288 GTO, F40, el Enzo y LaFerrari), los 349 ejemplares no fueron particularmente fáciles de vender para la firma. 

El F50 llegó primordialmente en Rosso Corsa, abrumadoramente popular con 302 modelos. El resto, considerados más coleccionables, fueron el amarillo (31 ejemplares), rojo oscuro (8), plateado (4) y negro Daytona (4). 

F50 en color amarillo
Fotografía de Amian Cars

El amor a veces toma tiempo 

Ferrari F50 es una bestia difícil de domar. No tiene control de tracción, no tiene control de estabilidad, no tiene frenos ABS, no tiene diferencial autoblocante. Tampoco tiene radio, no tiene ventanas eléctricas y tampoco tiene ningún aditamento de lujo adicional. 

Este coche diseñado 100% para manejarse representa una era donde los coches eran totalmente simples y robustos. Simplemente este tipo de automóviles ya no existen. Entonces no me sorprende que con el paso de los años, F50 se ha convertido en un absoluto ícono en las casas de subastas. 

El ejemplar de Mike Tyson
Fotografía de Carmag.com

Con un precio original de 475,000 dólares, al día de hoy los precios rondan en 3 millones de dólares o incluso más dependiendo del kilometraje que haya acumulado el vehículo.

Increíblemente difícil de encontrar, el F50 es uno de los coches súper deportivos que mejor han envejecido en la década de los 90. Sigue siendo una maravilla de contemplar y con un motor de Fórmula 1 con un sonido único, ¿qué más le podemos pedir?  

Continúa con #ViernesVintage para más historias de coches clásicos.

Visita nuestro canal de Youtube para nuestras pruebas en video.

Comentarios


Ir a la barra de herramientas