, ,

Autos voladores: marcas, lanzamientos, carreras y legislaciones

Serán accesibles, rápidos y silenciosos...

/agosto 18, 2020

En los últimos años, hemos sido testigos del desarrollo de múltiples tecnologías aplicadas a la movilidad y el transporte. No sólo los vehículos autónomos están en camino, sino también otro tipo de soluciones, tal es el caso de los autos voladores. Por esta razón, las compañías tecnológicas, automotrices e incluso aeronáuticas más importantes, quieren ser parte del futuro de la movilidad, motivo por el cual, han formado múltiples alianzas para asegurar su parte del pastel o, mejor aún, ser los primeros en llegar.

Hay muchas formas de denominar a los autos voladores, incluso hay un debate con respecto a si deben ser considerados autos o no. De esta manera, encontraremos términos como taxis aéreos o, el más utilizado, VTOL. Estas siglas significan Vertical Take-Off and Landing, traducido al español como despegue y aterrizaje verticales. A diferencia de otro tipo de aeronaves, se distingue por poder despegar y aterrizar de forma vertical, mientras que el vuelo es horizontal. Si añadimos una “e”, eVTOL, se refiere a aviones eléctricos.

El objetivo de estos vehículos es que sean accesibles, rápidos y silenciosos. También, tal como sucede con cualquier transporte aéreo, estos vehículos incluirán paracaídas como medida de seguridad, incluso a poca altura.

El tema del momento: legislaciones

Estos vehículos han acaparado los reflectores en las últimas semanas, debido a que algunos países ya se preparan para recibirlos. Tal es el caso de New Hampshire, Estados Unidos, estado que ha aprobado la Ley 1182 de la Cámara de Representantes, que legaliza los autos voladores. Esto lo convierte en el primer estado del país americano en permitir este tipo de vehículos.

Según esta nueva ley, estos vehículos tendrán que despegar y aterrizar desde una pista de aterrizaje real. Sin embargo, podrán regresar por las vías públicas. Este proyecto aclara que todas las aeronaves tienen prohibido despegar y aterrizar en la vía pública, a menos que se trate de una emergencia. Más interesante todavía, es que estos autos no necesitan placas. Sin embargo, ya será posible registrarlos.

A su vez, el permiso municipal tiene una tarifa de dos mil dólares (más de 40 mil pesos). Pero, no se realizará inspección alguna. Al ser legales únicamente en este estado, evidentemente no pueden viajar a otro. Sin embargo, este paso que ha dado New Hampshire puede fácilmente incentivar que otros estados hagan lo mismo.

Otro que se ha apuntado de forma mucho más planificada y formal es el gobierno japonés. Con información de Japan Times, dicho país busca masificar este medio de transporte e incluso invertirá fondos para concretarlo no más allá de 2023. Para ello, ha trabajado en un plan de negocio con compañías e instancias gubernamentales, e incluso diversos fabricantes han presentado prototipos. Tal es el caso del director ejecutivo de SkyDrive Inc., Tomohiro Fukuzawa, quien ha revelado que para el 2050 cualquiera podrá volar a cualquier destino dentro de los 23 distritos de Tokio en 10 minutos.

¿Por qué es tan importante para dicho país? Debido a que ofrece una solución, no sólo para evitar el tráfico, sino para poder acceder a zonas remotas como montañas e islas y, mejor aún, ser de apoyo en caso de emergencias como desastres naturales.

¿Entonces estarán disponibles durante esta década? Según un estudio realizado por Porsche, podría haber un incremento sustancial en la demanda de este tipo de servicio a partir de 2025.

Marcas y fabricantes

Nada más y nada menos, hay más de 100 proyectos de autos voladores a nivel mundial. El propósito principal de estos proyectos es utilizarlos para transportar de 2 a 5 pasajeros. Mientras algunas personas podrán comenzar a despedirse del tráfico, otras tendremos que esperar a que la infraestructura, tecnología y legislaciones llegue a nuestra ciudad.

A continuación, te compartimos algunos de los desarrollos más relevantes.

SkyDrive. Es el auto volador más pequeño del mundo y cabe en un lugar de estacionamiento para autos normales. Aunado a su ligereza y silencio, es posible su despegue y aterrizaje en edificios, por ejemplo. Será hasta finales de esta década que se producirán eVTOL que puedan circular por carreteras normales a velocidades de hasta 60 km/h.

–  Terrafugia, comprada por Geely, propietaria de Volvo. Esta “startup” fue fundada hace 14 años por cinco premiados graduados del MIT.

Airbus y su socio Italdesign, subsidiaria de Audi, empresa de diseño e ingeniería. La empresa lanzará este servicio en los próximos años, inicialmente como aviones piloteados. Posteriormente, se le integrará la tecnología de conducción autónoma. La idea es que la tarifa sea equivalente a la de un taxi normal, con velocidades de 100 km/h en el aire y 130 km/h en tierra.

En 2018, como parte de la Semana Internacional del Drones en Ámsterdam, presentaron el prototipo de taxidrone llamado «Pop.Up Next» desarrollado por Airbus y Audi, con diseño de Italdesign. Entre sus características destaca que puede acoplarse a un auto pequeño diseñado para funcionar en conjunto.

Uber y ChargePoint (compañía que desarrollará infraestructura de carga). Como es de imaginarse, serán necesarias diferentes estaciones de despegue (landing pads) y tapetes de aterrizaje. Tal como sucede con los coches eléctricos, que requieren de estaciones de carga, las estaciones deberán contar con alimentación energética, fungiendo los tapetes como carga por inducción.

Volocopter, empresa alemana de movilidad aérea con inversión de Daimler y Geely (empresa matriz de Volvo Cars, Terrafugia y Lotus Cars). En octubre de 2019 Volocopter presentó su VoloPort, «la primera estación de taxis voladores del mundo», en Marina Bay, Singapur, pero fue desmantelado.

Hyundai y Uber. No sólo anunciaron su alianza en el CES 2020, sino que el fabricante surcoreano es el primer socio de Uber Elevate. Todo esto va alineado con la iniciativa de Hyundai denominada UAM (Urban Air Mobility) que busca mejorar la movilidad aérea urbana.

Por parte del fabricante, la aportación será su capacidad de fabricación a gran escala y su experiencia en vehículos eléctricos. Así, Hyundai producirá y desplegará los vehículos aéreos. Por su parte, Uber proporcionará los servicios de soporte de espacio aéreo, las conexiones con transporte terrestre y las interfaces de clientes a través de una red de transporte aéreo compartido. A su vez, ambas partes están colaborando en conceptos de infraestructura para apoyar el despegue y el aterrizaje de esta nueva clase de vehículos. Es así como desarrollarán el Uber Air Taxis, en otras palabras, transporte aéreo compartido.

Adicionalmente, juntos desarrollaron un modelo de PAV (Personal Air Vehicle) denominado S-A1. Está diseñado para una velocidad crucero de hasta 290 km/h, una altitud de crucero de entre 300 a 600 metros sobre el nivel del suelo y una capacidad de vuelo de 100 km de distancia. Será 100% eléctrico y durante las horas pico requerirá de cinco a siete minutos para la recarga. Inicialmente será pilotado por una persona, pero con el tiempo se volverá autónomo. La cabina está diseñada con cuatro asientos para pasajeros.

Porsche y Boeing. Para un transporte aéreo de lujo, ambas compañías están en planes de desarrollo, por lo que están trabajando en un conceptual totalmente eléctrico que despegue y aterrice de manera vertical. Este nuevo tipo de limusina incluso podría reemplazar otros vehículos de lujo, incluyendo helicópteros.

Toyota y Joby Aviation (empresa aeroespacial). Además de invertir 394 millones de dólares en Joby, el fabricante japonés compartirá su experiencia en la fabricación, la calidad y los controles de costos para el desarrollo y producción del revolucionario avión eVTOL de Joby Aviation.

Aston Martin, Rolls-Royce y la Universidad de Cranfield. Presentaron en 2018 el Aston Martin Volante Vision Concept, una aeronave de tres plazas con tecnología autónoma y sistema de propulsión electrificado.

¿Carrera de autos voladores?

Aunque no lo creas, este tipo de carreras ya es una realidad o, por lo menos, así será a finales de este año. Con información de Daily Mail, esta carrera tendrá lugar en el mismo lugar donde se filmó la producción original de la película Mad Max, el  Outback australiano, en la ciudad Coober Pedy. Organizada por la startup británica Airspeeder, esta carrera consta de vehículos a control remoto. Y sí, es la primera de muchas.

Tan es así, que esperan que se convierta en la F1 del siglo XXI. Es decir, que sea un circuito internacional en el cual, posteriormente, participen vehículos con pilotos. ¿Por ejemplo? La compañía contempla el desierto de Mojave en California.

Constará de dos autos voladores, los cuales serán pilotados a distancia. Según el portal, fueron modelados a partir de autos de la F1. ¿Qué tan veloces son? Estos vehículos de casi cuatro metros pueden alcanzar una velocidad de 200 kilómetros por hora. En cuanto a la altura máxima, ¡alcanzan 899 metros! Pesan alrededor de 227 kilos y cuentan con una batería de 500 kilovatios que impulsa el tren motriz.

A diferencia de un helicóptero que cuenta con miles de partes, un auto volador tiene alrededor de dieciséis. Esto no sólo hace que sea mucho menos costoso, sino que su plataforma sea mucho más segura y estable, según Matt Pearson de Airspeeder.

Especializaciones en autos voladores

Desde hace un par de años, tomar un ‘nanodegree’ en máquinas voladoras es posible mediante un curso en Udacity, una escuela en línea de Silicon Valley. Nada más y nada menos, esta escuela pertenece al pionero de los autos autónomos, cofundador de Udacity en 2012, Sebastian Thrun, quien, a sus 50 años, ha llevado su pasión un paso más allá. Ahora será el pionero del primer «nanogrado» en ingeniería de automóviles voladores. Pero, ¿por qué la apuesta?

Con información de Autoblog, Thrun considera que será «el tema del momento» dentro de unos años. «Hay una gran escasez de ingenieros. Hay muchas personas inteligentes: el eslabón perdido es la educación», ha expresado Thurn, citado por Autoblog.

Con la carrera de la conducción autónoma, las empresas se han encontrado con que no hay personas especializadas en el tema. De la misma forma, este curso prepara el terreno para contratar a personas calificadas en el diseño de los vehículos del futuro. ¿Qué áreas necesitan conocer y dominar? Tecnología avanzada en robótica, inteligencia artificial y el aprendizaje automático, conocido como Machine Learning.

Como puedes ver, esto será una realidad en muchos países hacia finales de esta década. No cabe duda de que nos espera un mundo muy diferente al que conocemos.

#elfuturodelautoeshoy

Continúa con:

Los increíbles usos de los vehículos sin conductor durante la pandemia

Comentarios
ESCRITO POR


Ir a la barra de herramientas