Hijo regala a papá el auto de sus sueños 2
, ,

¿Vale la pena ahorrar y sacrificarse para comprar el auto de tus sueños?

Soñar no cuesta nada... pero hacerlo realidad, ¡vaya que sí!

/septiembre 17, 2020

Todos tenemos un auto que vemos y suspiramos. ¿A poco no? Sin embargo, mientras que para algunos puede ser un Ferrari, para otros es un Mustang del 65. Para muchos, el auto de sus sueños es simplemente una fantasía más, de esas que son parte de la frase «soñar no cuesta nada».

Para otros, ese auto es su pasión, su motivación, una razón más para sonreír. En este un auto no es sólo una máquina muy potente, o un objeto muy valioso socialmente, sino es vivir. Son los paseos por carretera, el lavarlo los domingos por las mañanas, el presumirlo genuinamente con familiares y amigos.

Sin embargo, ¿vale la pena ahorrar con ese fin? Finalmente, con ese dinero podrías hacer muchas cosas que incluyen también a tu familia. Como adquirir un ahorro para la vejez, un viaje familiar o darle mantenimiento a la casa, que tanta falta le hace. En la mayoría de los casos, los años pasarán, las personas adquirirán nuevos compromisos financieros y únicamente les quedará el suspiro de ese deseo que no se ha cumplido.

Si para ti el auto con el que sueñas es un deseo constante, no una moda; hablas o piensas constantemente del día en que te gustaría comprar uno y de los planes que harías con él; si estás buscando ofertas en tus ratos libres; o incluso si cada que ves uno tienes muchas emociones encontradas (porque no has aceptado el hecho de que es algo importante para ti), entonces definitivamente debes considerar las alternativas que puedan acercarte al cumplimiento de este sueño.

A continuación, te ofrecemos una guía que esperamos pueda ayudarte a tener más claro cómo convertirlo en realidad y, por qué no, unos videos del momento en el que algunas personas por fin tuvieron uno (aunque sea por regalo).

1. Define realmente cuál es el auto de tus sueños.

Hay personas que lo tienen muy claro: sueñan con un Porsche 911 de un determinado año o un Lamborghini Miura. Sin embargo, hay quienes desean este auto sin preguntarse si realmente es el auto que desean. Hay quienes anhelan una buena troca, un Jeep de aventura o un auto clásico.

El auto de tus sueños no tiene que ser el auto más caro, el más deportivo. Es indispensable que pienses para qué lo quieres y visualices el uso que le darías. Pregúntate. ¿Qué deseo hacer con el auto? ¿Correrlo, presumirlo, guardarlo como trofeo? ¿Quieres sacarlo a pasear, usarlo, divertirme con él?

2. No te dejes ir por el auto de moda ni por el estatus que te dará.

Todos somos diferentes, y no tiene nada de malo si en el fondo sueñas con un auto poco popular. La idea es que sea un auto que te produzca mucha emoción. El pensar en el estatus que te dará un auto es de las peores y más superfluas decisiones que puedes tomar. Sé honesto contigo mismo.

3. Sueños realizables: plan a, plan b y plan c.

Desde el principio, contempla tres autos que realmente deseas. ¡No todos tienen que ser nuevos! El tener otros caminos y posibilidades te hará sentir con mayor control para alcanzar tu sueño.

Plan de ahorro

1. Tienes que cuestionar las creencias que tienes acerca del dinero. ¿Por qué? Porque de ello dependerá cuánto gastes cotidianamente. Si aparte de querer el auto de tus sueños te importa tener el último iPhone, estarás en serios problemas.

2. Establece números reales. Es necesario ponerle nombre y cifra a tu sueño. Será más sencillo organizarte y materializarlo.

3. Analiza y registra todas tus finanzas. La mayoría de las personas creen que conocen su situación financiera. Es decir, cómo y en qué gastan. Durante un mes, anota todo lo que gastas día con día y te sorprenderás. ¡Desde el peso para la limosna, hasta las croquetas de los perros! El llevar este control te permitirá localizar las fugas innecesarias de dinero.

4. Si tienes un auto actualmente, cuídalo como una inversión. Tarde o temprano tendrás que venderlo y será mejor que esté en buenas condiciones. Además, te convendrá quedarte con él por un buen tiempo. Finalmente, cuando la meta está puesta en algo, debes alinear todas tus decisiones para conseguirlo.

5. Haz cuentas. Contempla los bienes que podrías vender y lo máximo que puedes ahorrar. Si no te salen las cuentas y tu cálculo te muestra que podrías comprar ese auto en veinte años, no te frustres. La vida no es estática. Tú puedes gestionar tu tiempo y tu trabajo para capitalizarte cada vez más. ¡No pienses que siempre ganarás lo mismo!

6. Contempla autos de propietarios privados. No consideres únicamente autos nuevos de agencia. Busca en cuánto lo ofertan propietarios privados.

Porsche 911

7. Edúcate financieramente. Lee acerca de cómo generar más dinero, cómo ahorrar eficientemente, aprende de activos, pasivos, etc. Esto te dará una perspectiva financiera completamente diferente y te permitirá gestionar mejor tus finanzas.

8. Esfuerzo = recompensa. Prepárate lo mejor posible en tu área profesional y proponte metas para ser bueno en lo que haces, ¡sea lo que sea que te dediques! Actualmente, con el internet no hay pretextos, puedes ser autodidacta y adquirir nuevas competencias. El tener un enfoque profesional positivo ayudará a que lo demás, como comprar el auto de tus sueños, sea una consecuencia.

Para cerrar con un poco de humor, finalmente la idea es que tú puedas adquirirlo, no esperar a que te lo regalen (como los hijos en el caso del video). ¿O sí?

¡No te creas! No olvides compartirnos en redes sociales cuál es el auto de tus sueños.

Continúa con:

¿Conviene comprar un auto de lujo usado sobre uno convencional nuevo de agencia?

Comentarios
ESCRITO POR
Ir a la barra de herramientas