Suzuki Jimny, un pequeño con grandes posibilidades

Suzuki Jimny, un pequeño con grandes posibilidades

Suzuki dio a conocer que en sus planes en México se encuentra la llegada del Jimny, un vehículo histórico para la marca, pero que también puede crear su propia historia en el país.

Jimny es un pequeño 4×4 con grandes capacidades cuyo estilo de vieja escuela levanta pasiones en los mercados en que se comercializa.

Para México, Jimny suena un poco desconocido, sin embargo, a nivel mundial es un histórico. Son esos vehículos que ponen su sello a una marca. Lleva 49 años de existencia y cuatro generaciones.

Tener solamente cuatro generaciones en casi medio siglo de existencia significa que es un modelo muy atractivo para los consumidores, por lo cual los cambios recibidos son muy pocos. Sin embargo, la nueva generación se renueva completamente manteniendo su esencia aventurera.

Conociendo a Jimny

Jimny surgió en Japón como Kei Car, un utilitario de pequeñas dimensiones. De hecho la actual generación cuenta con dos diferentes carrocerías, una específica para el mercado japonés y otra de apellido Sierra que es la que se comercializa fuera de Japón.

Suzuki ha comercializado 2.85 millones de unidades del Jimny desde su lanzamiento en 1970 hasta septiembre del 2018. De ahí la relevancia del pequeño todoterreno.

Diseño retro

La nueva generación se caracteriza por tener un diseño retro, ya que esta es la esencia con que nació y que se apega a la primera generación.

Ángulos rectos en toda la carrocería, faros redondos, una parrilla en contraste, así como un color diferente en el techo, son elementos que conjugan esa esencia retro con imagen moderna. Los faros ya incorporan tecnología led.

Sus pequeñas dimensiones son otra de sus principales características, mide 3.48 metros de largo, 1.64 metros de ancho, 1.72 metros de alto con una distancia entre ejes de 2.25 metros. La altura libre al suelo es de 21 centímetros y su peso es de una tonelada con 110 kilogramos.

Cualidades técnicas de Jimny

Técnicamente mantiene su concepto básico, chasis sobre bastidor y suspensión de eje rígido con muelle helicoidal en ambos ejes. Esta configuración permite mayor rigidez a la carrocería en terrenos off road, además de que este tipo de suspensión envía peso al neumático que tiene contacto con la superficie cuando su par se encuentra sin contacto con el pavimento, lo que genera no perder la tracción.

La tracción 4×4 se suma para la tarea de recorrer terrenos fuera del pavimento, además de contar con reductora. El sistema denominado ALLGRIP PRO asiste al envío de torque para no correr riesgos en terrenos inclinados.

Los ángulos de su carrocería son otra de las ventajas para el off road, con 37 grados de ángulo de ataque, 28 de ventral y 49 de salida.

La imagen aventurera se conjuga con la funcionalidad, el estilo de las defensas, su altura y diseño completan la tarea. Los pasos de rueda son más anchos y altos, con ello se permite mayor maniobrabilidad en terrenos irregulares.

Pero las ventajas también vienen en el terreno urbano, ya que por sus dimensiones concentradas no será difícil estacionarlo. A la vez que por su concepto, la altura del conductor es óptima para apreciar el entorno.

Tren motriz

Jimny posee un pequeño motor de cuatro cilindros, 1.5 litros el cual desarrolla 100 caballos de potencia y 95 libras-pie de torque. Existe la posibilidad de equipar transmisión manual de cinco velocidades o automática de cuatro.

Interior y seguridad

El interior es muy sencillo y práctico, con grandes agujas en los indicadores, consola vertical y la palanca de la reductora en una posición diferente a la palanca de velocidades. En algunas versiones que se comercializan en Europa posee una pantalla táctil con conexión USB y bluetooth.

El acabado de asientos se percibe muy práctico, así como su diseño. Jimny busca más a ese público aventurero sin preocupaciones.

Únicamente posee espacio para cuatro pasajeros, con capacidad en la cajuela de 85 litros, la cual aumenta a 377 litros con los asientos abatidos.

En materia de seguridad, cuenta con un sistema denominado Dual Sensor Brake Support, el cual utiliza dos sensores compuestos por una cámara monocular y un sensor láser, para determinar si existe riesgo de colisión con un vehículo o peatón. Emite un sonido para alertar al conductor de un posible impacto. A su vez asiste al conductor aumentando la fuerza de la frenada. También el sistema puede aplicar el cien por ciento de los frenos en caso de detectar que el conductor no los aplique ante un inminente impacto.

Conclusión

Suzuki posee en Jimny un pequeño todoterreno con gran potencial para el mercado mexicano. Su pequeño motor es sin duda un atractivo debido al bajo consumo que es de esperarse. Contar con un 4×4 de dimensiones concentradas es interesante para aquellos que buscan aventurarse en terrenos fuera del pavimento. A su vez, la imagen retro con carrocería angulada es atractivo para los conductores jóvenes.

Francisco Márquez

Periodista egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, con más de 15 años de especialización en el sector automotriz. Entusiasta de las motocicletas bajo la premisa de libertad que otorgan.

Latest posts by Francisco Márquez (see all)

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".

¿Qué opinas?