Kwid, el arma maestra de Renault llega a México

Kwid, el arma maestra de Renault llega a México

Esta semana la marca del rombo “inauguró sus oficinas” de la torre Murano al sur de la Ciudad de México ya separadas de Nissan. Las abrió por primera vez a la prensa con la visita del Senior Vicepresident de Renault Americas, Fernando Pedrucci, quien anunció que la compañía está realizando inversiones conscientes y que la región, aunque con sus retos, quiere crecerla de 450,000 vehículos que hoy le representa al grupo, a 650,000 para el año 2022, para ello, le serán necesarios productos atractivos en segmentos donde pueda adquirir participación de mercado.

En México estima que el mercado caerá 4.5% durante 2019, pero aún así el plan es que Renault incremente sus ventas, lo que hará con productos exitosos dijo: “Aun cuando caiga el mercado, nosotros creceremos con el equipo que tenemos que es muy talentoso, liderado por Magda López y con los productos que llevan un gran éxito como Oroch, del cual estamos pidiendo más pues está por arriba del volumen imaginado de lo que podríamos vender y en breve ya trabajamos arduamente para introducir un vehículo que donde me ha tocado introducirlo, como en Brasil se ha convertido en el sexto vehículo más vendido, siempre causa ruido, movimiento en el mercado, es una sensación, se convierte en líder del segmento como en Brasil, o en Argentina que ha crecido dos veces el volumen”.

Pedrucci es un ejecutivo que se percibe certero en sus planes de negocios en la región y que cree firmemente en el Kwid para nuestro país.

Así, el Kwid brasileño estará llegando a nuestro país entre mayo y junio, con un precio que iniciará en el orden de los 170 mil pesos, con la misma especificación con un motor de un litro normalmente aspirado, con la meta de ser uno de los más vendidos de la marca en el país para así junto con Duster –vende en el orden de 12,000 al año– tener otra columna fuerte de ventas.

Con ello el crecimiento de la marca podría llevarle a 2.2 y hasta 2.3% del mercado para superar las 32,000 unidades, bien apuntaladas por este vehículo que, si es lo que Duster a los crossovers, en el segmento de hatchbacks cuatro puertas de menos de 200,000 pesos, entonces estaríamos viendo una fortaleza de Renault en el crecimiento y con distribuidores muy entusiasmados por el negocio.

Al preguntarle sobre vehículos europeos de la marca en México simplemente no están contemplados, nombres como Clio, Megane, etcétera, pasarán estas generaciones sin ver a sus clientes mexicanos pues la organización actual no ve un potencial o caso de negocios en traerlos además de que en la región la mayor parte de lo que venden se hace en la región.

El caso de Alpine, es lo mismo, el auto tiene tal demanda que no ve en ningún momento poder traerlo a México.

Así seguirán con productos no europeos, pero consolidando volumen en México, Kwid es la gran prueba, pero las características del auto podrían fabricar la siguiente reputación de Renault en el país, por ello se preparan con todo para su lanzamiento.

Facebook Comments

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".