Rolls-Royce Black Badge, el mito y la verdad

Rolls-Royce Black Badge, el mito y la verdad

Manejar un Rolls-Royce viene en un paquete que poco se puede creer, son vehículos únicos que a través de la historia se han ganado un lugar en lo mejor de lo mejor de las máquinas que nos han encantado, que han quedado en los museos y que siempre serán ejemplo de la mejor manufactura automotriz que ha existido y hay en la creación de cada uno de ellos. Desde que se conocieron Charles Stewart Rolls y Henry Royce el 4 de mayo de 1904 en la ciudad de Manchester, la creatividad, visión de negocios y la misión por entregar el “Mejor Auto del Mundo” surgía en la nueva compañía.

Así, estos autos hoy nacidos 100% en Goodwood, una localidad eminentemente encantada por los vehículos, en el país que quizás ha visto nacer a los mejores, y hoy en manos del Grupo BMW, mantiene su independencia y aprovecha toda la tecnología disponible para vender en su segmento que bien inicia en aproximadamente más de seis millones de pesos, lo mejor de lo mejor.

Rolls-Royce Cullinan Black Badge

Rolls-Royce, el mito…

¿Pero en realidad es un mito o realidad? Se fabrican apenas 4,100 vehículos al año, ya contando la adición de la SUV Cullinan y tomando en cuenta que se encuentran en una gran época desde que el grupo bávaro los compró y dispuso de cuantiosa inversión para seguir nutriéndolos de lo mejor de lo mejor y respetando su fabricación inglesa. Hoy venden, el suntuoso sedán Phantom en versión “normal” y larga, el Ghost en cuatro puertas un poco más sport; el increíblemente elegante y sport coupé, Wraith; un convertible, el Dawn y la Cullinan la nueva adición en esta será de SUV´s. Dentro de ellos se encuentra la gama Black Badge que es lo más atrevido en desempeño con más caballos y arreglos técnicos de su tren motor, en personalización llevando al extremo los detalles en los deseos del cliente donde puede expresar sus mas exigentes deseos… y cumplirlo.

Cullinan

Desde 2016 la marca presentó su Cullinan con la cual ha logrado meterse en el segmento de las “SUV´s” del más alto segmento de exclusividad mundial, con la que ha logrado superar las 4,000 unidades anuales el año pasado, la marca ha llegado a nuevos clientes, a algunos que no habían pensado en sus coupés ni suntuosos sedanes, pero que ahora disfrutan de lo que hace a un Rolls-Royce serlo.

El Espíritu del Éxtasis, como se llama su estatuilla vive al 100% en esta camioneta, desde la misma estatuilla frontal que se oculta y eleva, hasta sus puertas de cierre eléctrico, así como sus V12 y transmisiones que tratan de adivinar los deseos del conductor.

En una construcción eminentemente en aluminio, con tracción y dirección a las cuatro ruedas, su personalización máxima, de las únicas que las puertas traseras abren “suicida” o hacia atrás, con botones para cerrar cada una de ellas y con experiencias como el techo de 1,344 luces miniatura y de distintos tamaños que asemejan a una noche estrellada con todo y estrellas fugaces que a veces se alcanzan a percibir, y todo lo que se desee tener dentro de ella, desde compartimento para alguna botella de su licor favorito o pantallas desde donde podría controlar todo el vehículo, es sin duda la SUV más suntuosa que hay hoy por hoy en el mercado.

Black Badge

Esta semana Rolls-Royce presentó la Black Badge Edition. Quizás debo iniciar por recordar que esta denominación la llevan los autos con el mayor atrevimiento en personalización dentro de Rolls-Royce, faltaba la Cullinan y esta semana nos enteramos de sus diferencias especiales. Entre ellas sus nuevos Rines, sus calipers que por primera vez son de color rojo, su estatuilla frontal “Spirit of Ecstasy” ennegrecida, al igual que todas las superficies en aluminio exteriores ennegrecidas, como el uso de una fibra de carbono especial, hecha únicamente para este vehículo y con apariencia de tercera dimensión.

Motor Rolls-Royce Cullinan

La exquisitez, elegancia y exclusividad es que no habrá una igual a otra pues la personalización es extrema y las posibilidades infinitas, como el uso de pieles de prácticamente cualquier color que quiera el cliente, hasta las funcionalidades de sus asientos traseros o los de “picnic” que vienen en la cajuela a disposición.

El motor, siempre es corregido en el caso de los Black Badge, y en el caso de la Cullinan vienen 29 caballos más para llegar a un V12 de 6.75 litros, turbo cargado que llega a 600 kilómetros por hora.

Manejo total

Ser pasajero de una Cullinan Black Badge es, sin duda, uno de los lugares que mejor lo arroparán, consintiendo todos sus sentidos y dejándolo ver el camino o su vida desde un lugar diferente. Pero para quienes gustan de manejarla, indudablemente llevarán al limite sus expresiones de manejo.

Sin modos de manejo, mas que los más extremos para salir de camino, con una selección de Drive en la caja de velocidades, es tan capaz esta camioneta en sus sistemas que le leerá todos los movimientos en el pedal de acelerador, interpretando lo que desea hacer en la carretera.

Caminos sinuosos y con lluvia podrían ser un obstáculo para sacarle todo el placer a esta camioneta, pues déjeme decirle que no se mueve de donde usted la pone, quizás en alguna curva u arena suelta con lodo puede corregirle, pero le aseguro que un deportivo le hará falta mucha pericia para poder seguirle el paso.

En carretera, sin duda será un viaje más certero que ha tenido, inclusive con los sistemas de conducción de seguridad como el de seguimiento de carril. Difícil que la compre alguien y no deje al chofer en casa varios días a la semana.

El V12 de 600 caballos es simplemente una maravilla, responde a la orden de cualquier movimiento en el acelerador, poco se puede creer el torque que genera pues recuerde que es turbo cargado. Sin duda, Rolls-Royce no quiere ser el más rápido en el camino, pero si el que no ofrece límites de ninguna índole a sus clientes…

 

Black Badge Cullinan

Técnica

Largo 210.55 in

Ancho 85.74

Distancia entre ejes 129.72 in

Tanque de gasolina 23.8 litros

Cilindros: 12 en V, Twin turbo

Caballos: 600 bhp @ 1600 rpm (29 más que la de gama)

Torque: 664 lb-ft @ 1600 rpm

Transmisión: 8 velocidades

Aceleración 0-100: 4.9 segundos

 

 

Equipamiento Black Badge
Estatuilla “Spirit of Ecstasy” ennegrecida

Rines de 22 pilgadas nuevos.

Rolls-Roys primer caliper de frenos en color

Fibra de carbono en insertos en edicón especial, con 72 horas de acabado manual

Techo “Starlight” con 1344 luces de distintos tamaños en fibra optica

Botón “Low” en caja de transmisión hace audible la nota de motor.

Dirección alas cuatro ruedas

Personalización al máximo según los deseos del cliente.

 

De cómo Rolls conoció a Royce…
En 1903 Rolls rompe el reécor de velocidad

Royce, siempre quizo hacer el mejor auto del mundo.

Se conocieron el 4 de mayo de 1904 en Manchester

Logran hacer no uno de los mejores autos, sino el mejor de la época

Así iniciaría una historia de éxitos

 

 

Facebook Comments

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".