,

La forma de estacionar el auto puede dañar la transmisión, sea manual o automática

Estacionar el auto puede parecer sencillo para muchos, pero no tomamos en cuenta que hacerlo de la manera incorrecta daña la transmisión.

/septiembre 22, 2020

La forma de estacionar el auto podría dañar la transmisión, y si, un proceso correcto de estacionamiento puede ahorrarte unos pesos.

Estacionar el auto puede parecer sencillo para muchos, pero no tomamos en cuenta que hacerlo de la manera incorrecta daña la transmisión, ya sea manual o automática.

Estacionar el auto no solo es lograr que quepa en un lugar de estacionamiento adecuadamente; la manera en como manipulamos la transmisión y apagamos el auto es un proceso que se debe de hacer de manera correcta para darle larga vida a esa caja de cambios.

Quizá no te suena lógico pero ya te explico. Cuando estacionas un coche no sigues un proceso, lo cual debería ser así hasta que se vuelva costumbre pero es poco conocido.

El sistema de frenos del auto es el que está diseñado para cargar el peso del auto, y la transmisión es una serie de engranes que pueden atorarse si se aplica todo el peso del auto en ellos.

Al activar el freno de estacionamiento, todo el peso del vehículo se recarga en los frenos, y cuando ponemos el vehículo en primera velocidad, el peso no recaerá sobre los engranes, protegiéndolos.

Síguenos en Twitter

Ya que el auto esté estacionado y bien acomodado…

Si es de transmisión manual:

  1. Pon la transmisión en neutral, presionando con fuerza el pedal del freno.
  2. Activa el freno de mano firmemente hasta la posición de presión máxima.
  3. Apaga el motor.
  4. Con la transmisión todavía en neutral, libera lentamente el pedal de freno.
  5. Coloca la palanca de velocidades en la posición de primera velocidad.

Si tiene transmisión automática:

  1. Pasa la palanca de la transmisión a la posición N (neutral), presionando con fuerza el pedal del freno.
  2. Activa el freno de estacionamiento (freno de mano) firmemente hasta la posición de presión máxima.
  3. Con la posición de la palanca de la transmisión aún en N, libera poco a poco el pedal de freno, hasta que el auto recargue por completo en los frenos y vuelve a presionar el pedal del freno.
  4. Pasa la palanca a la posición P (parking).
  5. Apaga el motor.

El proceso correcto de estacionamiento te ahorrará dolores de cabeza en el futuro, así puedes cuidar los engranes de la transmisión.

Continúa Leyendo: Con lluvia evita hacer esto al manejar

Comentarios
ESCRITO POR
Comunicóloga de profesión (egresada de la UIC), periodista por afición y especializada en autos por pasión. Entusiasta de la velocidad y el manejo con clase. #soyBélgica y @medicenbk
Ir a la barra de herramientas