Así se maneja KIA Forte 2019, está mejor que nunca

Así se maneja KIA Forte 2019, está mejor que nunca

KIA Forte 2019 estrena generación, la tercera del sedán familiar compacto de la marca surcoreana. Y si bien todavía no está en distribuidores, ya están circulando las unidades de pre-producción en el territorio mexicano. Pues este ejemplar es hijo pródigo de la planta de Nuevo León.

KIA Forte 2019

Totalmente nuevo en estética. Acusa nuevos faros, parrilla y demás, detalles que proporcionan una apariencia más feroz que en la generación anterior. Este nuevo ejemplar es más largo y ancho, si bien es un sedán, luce estéticamente más parecido a un fastback. Ello inspirado por el emblemático Stinger.

Este Forte busca ser mucho más deportivo en estética. Pero también logra ser más contundente en mecánica, pese a modificar su transmisión automática de 6 relaciones por una CVT (*IVT). Y pese a montar el 2.0 litros aspirado de 147 hp y 132 libras pie de torque en ciclo Atkinson.

La potencia y torque –en este ejemplar– se entregan a las 5 mil 500 y 3 mil 900 rpm respectivamente. Esto, aunado a una transmisión que, por mucho, es la mejor CVT que he probado. Logra que el Forte no acuse pérdida de potencia prácticamente en ningún ambiente, salvo a las recuperaciones, y es que no se puede hacer magia. Sin embargo, realmente estoy convencido que la apuesta ha sido magnífica según el público al cual estará enfocado este producto.

Las sensaciones de cambio son mucho más reales que en cualquier otra transmisión del tipo. Permitiendo percibir y cambiar, desde la palanca, hasta 8 relaciones. La aceleración no muestra fatiga, y eso que lo llevamos rápido en un punto como la Ciudad de México. En donde la altura le pasa factura a todos los aspirados.

Conducción

KIA Forte 2019 además se siente firme, el ajuste de la suspensión fue magnífico. No lanchea ni cuesta trabajo virar en curvas estrechas. Esta nueva plataforma y la mejorada rigidez del chasis hacen maravillas para simular un deportivo cuando la orientación es a un familiar.

Cuenta con posibilidad de cambiar en diferentes modos de manejo: manual, confort, Eco y Sport. Mientras que la suspensión se revisó para ser más firme, a pesar de estar hecha para librar los obstáculos citadinos. La altura se incrementó frente a la generación anterior, por lo que los topes no rozarán ni en la entrada, ni en ninguna de las fases de la pasada del vehículo.

En cuestión de dirección apunta perfectamente bien y el ángulo de giro está muy bien pensando para salir de espacios complejos. Estacionarse es fácil, más cuando contamos con una pantalla táctil que dejará ver la parte trasera gracias a la cámara de buena resolución.

Full equipo

En cuanto al sistema de infoentretenimiento cuenta con una pantalla táctil de 8 pulgadas. El vehículo es compatible con sistemas Android Auto y Apple CarPlay. Sin conocer exactamente los precios ni las versiones, estamos seguros que contaremos con algo muy similar a lo que hoy tenemos en piso de venta.

Pero asientos de piel, paletas de cambio al volante (quizá), quemacocos y luces de xenón con diurnas Led serán para la versión tope de gama. En nuestro particular nos tocó probar una versión intermedia que no pide demasiado, salvo a la iluminación que es de halógeno. Tiene llave inteligente y encendido de motor por medio de un botón. Destacado de la carrocería son sus luces de dirección traseras montadas en la fascia, dejando que las traseras regulares recorran la totalidad del área posterior. Un toque de inspiración totalmente europeo.

 

Misión seguridad máxima

De serie se incluyen 6 bolsas de aire, cinturones de seguridad de 3 puntos y controles de estabilidad y tracción. Se adicionan algunas tecnologías como la alerta de tráfico cruzado y el asistente en pendientes.

Competencia

Hyundai Elantra es el primo de este KIA Forte 2019, pero me gustó más este último por su espíritu más deportivo. Además, irá de frente contra Nissan Altima, por precio y accesibilidad. Mientras que algunos otros rivales de mayor emoción y motorizaciones turbo quizá puedan llegar a perder mercado con este buen rival asiático. Dentro del segmento compite con Volkswagen Jetta, Mazda 3, Toyota Corolla, Honda Civic, Ford Focus, Chevrolet Cruze, entre otros.

Finalmente, el vehículo se ensambla ya en Pesquería, Nuevo León. Antes nos llegó de Corea, pero ahora podemos decir que tiene calidad de exportación.

*IVT Intelligent Variable Transmission

Contrario a la CVT, se modifica la banda y poleas por una cadena que permite mayor agarre y reducir el ruido espantoso de una del estilo. Además, ejecuta los cambios (simulados) mediante un ajuste de presión pre-programado, con lo cual se logran hasta 8 relaciones. Es evidente que en cuestión de aceleración súbita o recuperaciones, no se logra la misma respuesta de una tradicional o de la manual. Pero en cuestión de consumo de combustible destaca con 15.4 km/litro, según lo que conseguimos en nuestro test drive. La firma seguramente aumentará este número de acuerdo a condiciones de camino y hábitos de manejo diferentes. Estos datos mejoran la eficiencia en poco más del 10% frente a la generación pasada.

De esta caja también se menciona la facilidad de incorporar al tren motriz, es más ligera y además ya fue testada por miles de kilómetros. Por lo que KIA está prácticamente asegurando su robustez dentro de la misma garantía que ya conocemos. 7 años, la más amplia del mercado.

Marco Alegría

Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".

¿Qué opinas?