A caridad el Porsche en honor de Pedro Rodríguez
,

A caridad el Porsche en honor de Pedro Rodríguez

A Porsche de México le llevó más de dos años crear un Porsche para conmemorar el 50 aniversario luctuoso de Pedro Rodríguez (1940-1971). Uno de los grandes pilotos que ha tenido México y que...

/julio 14, 2021

A Porsche de México le llevó más de dos años crear un Porsche para conmemorar el 50 aniversario luctuoso de Pedro Rodríguez (1940-1971). Uno de los grandes pilotos que ha tenido México y que ya tenía un vínculo muy especial con la marca.

Rodríguez era bien conocido como el héroe que podía domar cualquier Porsche y sacar lo mejor de él. El piloto mexicano murió mientras corría las 200 millas de Núremberg en Alemania un 11 de julio. Una gran tragedia para el automovilismo y para su familia, ya que su hermano Ricardo había fallecido en el Autódromo de la Ciudad de México en 1962 en pruebas para el Gran Premio de México.

El Porsche en honor a Pedro Rodríguez, un ejemplar único

Pero es la misma familia y Porsche quienes se unen en este proyecto para hacer un vehículo único con el que el legado de Pedro sigue ayudando a la sociedad. Este 911 Turbo S de 640 caballos de potencia, personalizado al máximo, se subastará en el mes de noviembre y todas las ganancias se irán a obras sociales que tiene la empresa en México.

Sigue leyendo: Porsche Taycan, cuando la experiencia de tenerlo no tiene precio

El auto es una obra de arte creada por la marca ya que en Alemania y en México lo han especificado con todo lo posible. Desde la firma de Pedro Rodríguez en el llavero hasta el exterior del auto en el poste B, así como en la piel que cubre el reposabrazos central. El alerón trasero trae las victorias con pista y año, a la vez que el color es el mismo del enigmático auto de carreras con todo y los rines negros así como las zapatas en negro. 

El interior combina costuras especiales en forma de “X” en el tablero, insertos en los asientos, el bordado del dibujo del auto de Pedro en los asientos, e innumerables elementos personalizados al piloto como el número “2” que le dio tantas victorias.

Se aceptan ofertas…

El auto sin personalizarse arranca arriba de los cuatro millones de pesos, pero siendo un ejemplar único, puede multiplicar ese precio en varias veces, así que se aceptarán ofertas, para las cuales ya hay muchos que han declarado quererlo, lo mejor, es el beneficio a obras de ayuda en el país.  Gracias Pedro, no te conocí, pero vives entre nosotros los mexicanos y aún más entre quienes sabemos lo difícil que es competir y ganar en las pistas.

Síguenos en Instagram

Comentarios
ESCRITO POR


Ir a la barra de herramientas