5 tipos de conductores que existen
, , , ,

Porsche muestra las posibilidades de la conducción autónoma

Porsche muestra posibilidades de la conducción autónoma sumadas a la Inteligencia Artificial. Con una prueba de cómo sería llevar un vehículo al taller.

/febrero 28, 2020

Cuando pensamos en conducción autónoma, nos imaginamos viajando a gran velocidad en carretera. Sin embargo Porsche muestra posibilidades funcionales de la conducción autónoma.

A bordo de un Cayenne Turbo S E-Hybrid y en colaboración con «Kopernikus Automotive», Porsche demostró cómo se puede realizar una maniobra de conducción autónoma para llevar el auto al taller, en un campo de prueba en las instalaciones de la compañía en Ludwigsburg.

Porsche e Inteligencia Artificial, la base de la Conducción Autónoma

Para el sistema, los socios confían principalmente en la inteligencia artificial, que requiere menos tecnología de sensores y reduce los costos de la tecnología.

Uno de los elementos clave, son los sensores de cámara. Con ello, los vehículos con este sistema generan una gran cantidad de información. Sumado a un gran procesamiento de la misma, se obtiene como resultado una respuesta inmediata.

Para la prueba se creó una representación virtual del taller. Con ello se entrena a la Inteligencia Artificial previo a la prueba física. Aquí, la conducción autónoma no está programada, pero la IA está «entrenada» utilizando datos.

De acuerdo con Alexander Haas, Gerente de Proyecto de Conducción Automática en el taller de Porsche, es un cambio de sensores en el vehículo a sensores en el entorno externo.

Para probar el sistema de Porsche de Conducción Autónoma, se utilizó una sala de servicio al cliente y su patio delantero. El vehículo conduce de manera totalmente autónoma desde el espacio de estacionamiento hasta la plataforma elevadora y de regreso.

Los mecánicos utilizan una tableta para maniobrar el Cayenne Turbo S E-Hybrid en la posición correcta en el taller, de forma rápida y automática.

Maniobras más rápidas y eficientes

Con esta prueba de conducción autónoma, Porsche demostró la viabilidad en el taller. Esto ofrece una amplia gama de ventajas, ya que gracias al manejo automatizado del vehículo, las reparaciones se pueden realizar de manera más rentable y más rápida.

La prueba también permite a Porsche recopilar información valiosa sobre la conducción autónoma basada en inteligencia artificial.

A largo plazo, es posible una gran cantidad de aplicaciones adicionales para la tecnología: puede usarse en puertos, en logística o en estacionamientos en el futuro.

Ahora la firma planea pasar de las pruebas a la producción en serie.

Comentarios
ESCRITO POR
Periodista egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, con más de 15 años de especialización en el sector automotriz. Entusiasta de las motocicletas bajo la premisa de libertad que otorgan.
Ir a la barra de herramientas