Personas conducen peor con las nuevas asistencias

Personas conducen peor con las nuevas asistencias

Aunque la tecnología automotriz tiene el objetivo de evitar accidentes, los conductores desinformados no le están dando un uso apropiado. Y desgraciadamente, es una amplia mayoría.

Finalmente, el auto no es completamente autónomo, pero a la vez ofrece variadas asistencias de conducción. Esto está confundiendo a los conductores y está generando que le confíen de más.

El tema resurgió con mayor fuerza después del accidente del conductor que no intervino en la conducción de su Tesla, y le dejó la responsabilidad a su piloto automático.

Aunque estas tecnologías tienen el objetivo de disminuir los accidentes, apoyando y alertando al conductor, está surgiendo un nuevo riesgo. Y es que irónicamente, las personas al volante pueden sentirse relajados por el apoyo del auto y encontrar más razones para distraerse.

¿Dónde está el problema? ¿Será que los fabricantes no están comunicando adecuadamente los límites de estas tecnologías? ¿O será un problema de falta de responsabilidad del conductor, como sucedía anteriormente?

Automotive News abrió el debate recientemente. Con fuente de este portal, enunciaremos las distintas posturas que tienen instituciones, expertos, universidades y compañías automotrices al respecto.

Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras

Adrian Lund, presidente del Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras de Estados Unidos comenta al respecto:

“Todo lo que hacemos para que la tarea de conducción sea un poco más fácil, significa que la gente va a prestar un poco menos atención cuando están conduciendo”.

Un dato interesante, es que las muertes en carreteras en el país americano aumentaron 14% en los últimos dos años. Más de 40.000 personas murieron por accidentes el año pasado.

¿La causa? Datos publicados por el gobierno federal ha mostrado que el uso de celulares y dispositivos portátiles durante la conducción han aumentado.

Esto incluye desde mandar mensajes de texto o navegar por la web. Irónicamente, la tecnología autónoma (o más bien, semiautónoma) tienen el objetivo de “compensar” la falta de atención del conductor. Sin embargo, ahora los conductores confían demasiado en estas asistencias.

Consultoría AlixPartners LLP 

Mark Wakefield es director general y jefe de la práctica automotriz en consultoría AlixPartners LLP. Él comenta que esta tendencia es un hecho que preocupa a la industria, sin embargo, hay diversos intereses de por medio.

Por un lado, los fabricantes están “presionando los límites de la seguridad para hacer que sus coches parezcan más avanzados”. Pero, por otro lado, saben que puede estar causando el efecto contrario.

“Usted puede ser conservador en su diseño y enfatizar en la seguridad por encima de la comodidad para proteger al consumidor de sí mismos. Claramente es necesario, pero toda la industria no va a hacer eso. Tendrías razón, pero no venderías un coche.”

Kelley Blue Book

Mike Harley, editor jefe de Kelley Blue Book, comenta:

“Sin duda, la tecnología está haciendo que los conductores sean más perezosos y menos atentos. La mayoría de las funciones digitales de ‘asistencia al conductor’ de hoy están diseñadas para superponer las habilidades básicas de conducción, lo que relaja el sentido de responsabilidad del conductor”.

Los consumidores están conscientes de los peligros de no prestar atención. 57% dijeron que las tecnologías de asistencia al conductor acabarán erosionando las habilidades de conducción. Esto según una encuesta informal de 847 visitantes a su sitio de compras.

Universidad de Michigan

Un estudio de la Universidad de Michigan realizó una investigación de cómo la gente está usando sistemas de detección de puntos ciegos que alertan a los conductores. Un aumento significativo en los conductores no pueden mirar por encima del hombro para comprobar si cambian de carril.

¿El problema? Una excesiva confianza. Shan Bao, investigador asociado del Instituto de Investigación de Transporte de la universidad, comenta:

“Cuanto más se exponen a estos sistemas, más confían en los sistemas”. En situaciones de emergencia, “confiarán en los sistemas más de lo que confían en ellos mismos“.

Industria en la Asociación Americana del Automóvil

Un problema también es la falta de estandarización de estos sistemas. Al final, los fabricantes buscan desarrollar sistemas únicos para aventajarse de su competencia. Esto puede provocar confusión en el cliente.

Greg Brannon, director de ingeniería automotriz y relaciones de la industria en la Asociación Americana del Automóvil, comenta:

“A un nivel muy básico, los consumidores no tienen ni idea de cómo funcionan estos sistemas porque todos reciben el nombre de algo diferente y funcionan de manera diferente.

 Así que un conductor puede acostumbrarse a que funcione en la ciudad, pero no se dan cuenta de que, por encima de las velocidades de 50 millas por hora, no va a detener el vehículo”.

Añade que el manual del propietario rara vez lee un enfoque cauteloso para explicar las asistencias. ¿El motivo? Los abogados corporativos reducen la redacción para evitar exponer a los fabricantes de automóviles a la responsabilidad legal, dijo Brannon.

Insurance Institute for Highway Safety (IIHS)

Dr. Lund del IIHS advierte que los conductores pueden llegar a acostumbrarse tanto a estas asistencias, que pueden olvidarse de esto cuando conducen autos más viejos.

“La idea de que puedes quitarte las manos de la rueda durante 15 segundos y el conductor está todavía en control, eso no es realista. Si se quitan las manos por 15 segundos, entonces están haciendo otras cosas”. 

Toyota

Los investigadores de la compañía japonesa iniciaron estudios con las principales universidades para aprender cómo podrían evolucionar los hábitos de conducción. El estudio investigará los comportamientos de riesgo.

Chuck Gulash, director del Centro de Investigación de Seguridad Colaborativa de Toyota, comentó en una entrevista:

 “¿Cuáles van a ser los nuevos comportamientos riesgosos? ¿Va a ser que la gente probará sus vehículos hasta los límites? ¿O los presumirá a sus vecinos?

Tesla

La compañía de Elon Musk tiene un fatal antecedente. Un conductor se estrelló al usar su sistema de piloto automático de manos libres. Sin embargo, la compañía quedó deslindada de toda responsabilidad.

¿Razón? El conductor tenía sus manos en la rueda por sólo 25 segundos en los 37 minutos finales antes de estrellarse. Aun así, la compañía ha modificado el piloto automático para requerir más intervención del conductor.

General Motors

En el caso de GM, está instalando una tecnología de rastreo de ojos en su sistema Super Cruise en los modelos Cadillac.

Esta característica busca mediar ambas necesidades. El conductor puede quitar las manos del volante, sin embargo, debe continuar observando la carretera.

Nissan

En el caso del ProPilot Assist de Nissan, el sistema mantiene el coche centrado. Pero, si el conductor lleva más de 30 segundos sin agarrar el volante, lo lleva a una parada.

Y tú, ¿te distraes cuando manejas?

 

 

Sobre 

Futurista. Disfruto descubrir nuevas tendencias y descifrar los enigmas de la era tecnológica. Con experiencia en sustentabilidad, mi mundo se ha revolucionado desde que los autos tocaron a mi puerta, ¿porque acaso no es el automóvil el juguete del adulto?

¿Qué opinas?