Los franceses…

Los franceses…

Al entusiasta de manejo –y diría al mexicano en general–, le encantan los autos y los europeos tienen un lugar especial. Si no pregúntele a los que recuerden a mitad del siglo pasado todos los europeos que teníamos, en especial los franceses.

Un diseño atractivo, interiores fuera de lo común, rayando en lo asombroso y siempre con buen gusto y clase, distinta manera de interactuar con sus botones o accesorios de entretenimiento, posición de volante y pedales y un exterior que, sin duda, siempre llama la atención y, si bien polarizan de vez en cuando, también hacen “época”. Y para los conocedores, no me dejarán mentir, del régimen de funcionamiento de sus motores, la ejecución de cajas de velocidad y las suspensiones tan características que tienen.

Vea el 5008 y se convencerá, una al 3008 y al 2008 y la interpretación francesa del crossover está completa. Motores diésel en México y la nueva era del león demuestran por qué crece y el gusto del cliente por la maraca en nuestro país y espere más, los amigos del rombo también lo saben y por ello Captur y Koleos. Sin duda, estas marcas francesas mientras más producto igual al que venden en Francia nos traigan más éxito y posicionamiento en entusiastas, conocedores y cliente inteligente, tendrán.

Siempre es grato manejarlos, memorable comprarlos y un gusto recordarlos pues un francés en la familia le aseguró que no se olvida, platique con los que tuvieron un Renault 18 o un Dinalpine. Hoy están en México y cada día mejor. Hace cuánto que no los pone en su canasta de compra, hoy en crossovers son una opción que no puede faltar.

@MemoLiraP

 

Facebook Comments

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".