Los franceses…

Los franceses…

Al entusiasta de manejo –y diría al mexicano en general–, le encantan los autos y los europeos tienen un lugar especial. Si no pregúntele a los que recuerden a mitad del siglo pasado todos los europeos que teníamos, en especial los franceses.

Un diseño atractivo, interiores fuera de lo común, rayando en lo asombroso y siempre con buen gusto y clase, distinta manera de interactuar con sus botones o accesorios de entretenimiento, posición de volante y pedales y un exterior que, sin duda, siempre llama la atención y, si bien polarizan de vez en cuando, también hacen “época”. Y para los conocedores, no me dejarán mentir, del régimen de funcionamiento de sus motores, la ejecución de cajas de velocidad y las suspensiones tan características que tienen.

Vea el 5008 y se convencerá, una al 3008 y al 2008 y la interpretación francesa del crossover está completa. Motores diésel en México y la nueva era del león demuestran por qué crece y el gusto del cliente por la maraca en nuestro país y espere más, los amigos del rombo también lo saben y por ello Captur y Koleos. Sin duda, estas marcas francesas mientras más producto igual al que venden en Francia nos traigan más éxito y posicionamiento en entusiastas, conocedores y cliente inteligente, tendrán.

Siempre es grato manejarlos, memorable comprarlos y un gusto recordarlos pues un francés en la familia le aseguró que no se olvida, platique con los que tuvieron un Renault 18 o un Dinalpine. Hoy están en México y cada día mejor. Hace cuánto que no los pone en su canasta de compra, hoy en crossovers son una opción que no puede faltar.

También te puede interesar   Los colores de la nueva temporada de Fórmula 1

@MemoLiraP

 

Facebook Comments

Suscríbete a nuestro Newsletter

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".