La neta del planeta: Hyundai Ioniq
,

La neta del planeta: Hyundai Ioniq

Hyundai Ioniq está lleno de seguridad como su asistente de mantenimiento de carril y de colisión frontal.

/junio 18, 2020

Esta es la “nueva normalidad” en propulsión. Los híbridos como el Hyundai Ioniq llegaron para quedarse y para demostrar que son la gran opción en el primer escalón a la electrificación.

La neta del planeta: Hyundai Ioniq

Sin duda, son más económicos, nos dejan llegar hasta donde queremos, nos ayudan a tener un torque inicial mucho mejor y en las recientes generaciones tenemos dos características que no podemos negar: el manejo eléctrico es mucho más largo y sus costos se asemejan, y muchas veces no son los más altos de sus gamas.

Sigue leyendo: Y tú, ¿sabes qué es el manejo defensivo?

Hyundai Ioniq y su atractivo rediseño

Esto es cierto en el Hyundai Ioniq que con un rediseño nos ha dejado encantados en su desempeño, economía y equipamiento. Básicamente tenemos dos versiones, lo que se agradece pues bien podrían haber vendido una y centrarse en ella. La decisión está entre el Premium y el Limited donde este último agrega las luces y faros LED, asientos en piel y eléctricos, freno de mano eléctrico, cargador de celular inalámbrico, tablero digital y los sistemas de seguridad de alerta de punto ciego, tráfico cruzado y control de crucero inteligente, así como quemacocos eléctrico, algunos elementos de cromo y rines a 17 pulgadas.

La neta del planeta: Hyundai Ioniq

Representa la nueva decisión de compra para muchos, donde empezamos el análisis de quién debe comprarlo. Básicamente el auto funciona con motor de gasolina y eléctrico que a su vez le da energía una batería de litio con capacidad de 240V de mejor eficiencia de carga y descarga –primera clave que tiene que preguntar al comprar autos con una pila es de qué están hechas las baterías. Generalmente las de litio tienen hoy mejor rendimiento en esta aplicación híbrida, que según su manejo se utiliza de la mejor manera la energía o se recarga básicamente en frenadas y pendientes.

Los dos motores se complementan para dar una curva de torque muy alta, con sus 43 caballos de potencia, el eléctrico, sumados a los 104 del 1.6 cuatro cilindros Atkinson del de gasolina, se alcanzan 139 caballos en total.

Esto traducido al manejo diario es un auto que responde muy bien en arrancadas en subidas, salidas de semáforo, subidas de rampas, etcétera y que además nos permite ir eléctricos en velocidades bajas.

La magia sucede en mucho gracias a su embrague de seis velocidades –no CVT, otro decisor de compra para muchos y cuestión a preguntar y manejar al comprar un híbrido. Gracias a esta caja el manejo es cómodo, pero responde cuando le pedimos salir avante en un rebase o aceleración repentina.

¿Cómo se maneja?

Los modos de manejo y el hecho que se puedan cambiar velocidades hacia abajo en pendientes para poder generar más energía a la pila nos dejan una experiencia mucho mejor en su manejo. De hecho, quien lo maneja con el monitoreo de flujo de energía se vuelve automáticamente más eficiente como conductor.

El Hyundai Ioniq es un auto con gran diseño por lo que resulta atractivo para muchos. Más futurista que revolucionario, pero al subirse se entiende que es un gran avance tecnológico. El rediseño reciente le ha caído muy bien en el exterior y la eficiencia lograda de poco más de 28 kilómetros por litro corrobora la gran tecnología de Hyundai.  La decisión por él es cuando los de gasolina no son suficientes en la vida y por un precio similar se puede obtener de lo mejor con asistencia eléctrica. Su batería es uno de sus grandes aciertos, se recarga con gran facilidad una vez aprendiendo su manejo.

Comentarios
ESCRITO POR
Ir a la barra de herramientas