Ford Bronco 1978 Bitono
,

Ford Bronco: desde una pickup, con amor

El SUV compacto incluso al día de hoy continúa siendo uno de los segmentos más vendidos de la industria automotriz que totalmente cambió la forma de ver un coche. Ford Bronco representa no sólo...

/junio 4, 2020

El SUV compacto incluso al día de hoy continúa siendo uno de los segmentos más vendidos de la industria automotriz que totalmente cambió la forma de ver un coche. Ford Bronco representa no sólo el primer experimento del gigante azul en este mercado sino la entrada de Ford a nuevos modelos. ¿Pero inició todo? 

Diseñada para competir directamente con el Jeep CJ y la Scout de International Harvester, Bronco nació con la misma temática que Mustang de utilizar inspiración en caballos para su nombre. Potencia, libertad y sobre todo poder: todas razones para traer este nuevo ejemplar para competir en uno de los mercados más intensos del mundo. 

Ell #ViernesVintage pasado arrancamos con Chevrolet Cavalier, un sedán diseñado para competir. Esta semana, tenemos la camioneta que marcó el primer modelo experimental en años para el gigante azul. 

Un primer intento

Ford Bronco es la idea detrás del director de producto de la marca en esa época, Donald N. Frey, quien iba con todo para pelear en el segmento SUV compacto. Partiendo desde un inicio con la idea de desarrollar casi desde cero una nueva plataforma, convencer a la gerencia y al departamento de ingeniería fue complicado pero la primera Bronco saldría a la luz en 1966. 

Ford Bronco 1966, el primer modelo
Fotografía de bringatrailer.com

Aunque el chasís era nuevo, varios elementos como los ejes, frenos, la tracción a las cuatro ruedas e incluso el tren motriz venían de dos vehículos icónicos del fabricante: Ford F-100 y Ford Falcon. 

La diferencia estaba en que Bronco estaba pensado desde un inicio para ser un SUV diseñado para llevar fuera del camino. Corta distancia entre ejes, suspensión delantera de resortes muy elevada y bloqueadores de rueda nos indicaban desde un inicio que su hábitat natural era llevarlo a donde el sedán de tu mamá solo podía soñar. 

Habiendo estudiado a la competencia, Ford decidió venderla con un techo de fibra desmontable y el parabrisas abatible; todos estos elementos inclinados hacia una cuestión práctica. Con motores de 6 cilindros en línea de 2.8 litros como estándar, Bronco estaba lista. Sin embargo, Ford se llevaría una sorpresa en unos años. 

De vuelta al pizarrón

El deseo inicial de Ford Bronco para ser considerada dentro del segmento SUV compacto fue radicalmente cambiado en la segunda generación introducida muy tarde hasta 1978. Las ventas habían probado no estar a la altura y por ello un cambio se veía más que necesario. 

Entonces, más refinada y de mayor tamaño, Bronco ahora contaba con todavía más elementos prestados de F100, un vehículo que ya había probado ser un éxito en el sector utilitario. 

Esta nueva versión preservó los faros redondos en todos sus modelos excepto en XLT el elemento más lujoso que tenía faros cuadrados para mezclarse mejor con la carrocería. 

En el corazón de Bronco, Ford empleó de entrada esta vez los V8 en un esfuerzo por hacer de esta versión algo más agresivo e intenso. Mientras que la transmisión asociada a una caja manual de 4 velocidades (que podía sustituirse por una automática) preservó también la tracción trasera con la delantera conectable. Sin embargo, como opción, podías contar con una más refinada; una tracción integral permanente para el verdadero offroad

Ficha técnica Ford Bronco 1978:

  • Años de fabricación: 1966-1996
  • Motor: 8 cilindros en V
  • Potencia: 156 HP
  • Velocidad máxima: 147 km/h
  • Transmisión manual de 4 velocidades (opción automática de 3 cambios)
  • Consumo medio de gasolina: 4.6 km/l
Ford Bronco 1978, quizá el modelo más icónico
Fotografía de Ford Authority

Junto con este incremento en dimensiones y poder, la cabina pasó a ser más lujosa que antes. Se mantuvo la posibilidad de desmontar la parte trasera del techo, realizada en fibra de vidrio y se instaló un asiento plegable para incrementar aún más la funcionalidad del coche. 

Un paréntesis interesante. A la entrada de la década de los 80, Ford tomó en cuenta dos grandes asuntos importantes. Primero, trabajaría para una mejora importante en sus modelos de Bronco para atender problemas en los últimos modelos de la segunda generación. Para esta época de 1980-1986, Ford redujo un poco tanto en dimensiones como en peso para adaptar un tren motriz más eficiente que pudiese llevar la camioneta de mejor manera. 

Y además, en 1982, saldría el debut de Ford Bronco II, un modelo inédito y totalmente separado de la Bronco original. La pretensión de este modelo era adaptarse más a ese segmento original al que Bronco estaba diseñado: el SUV compacto. Con ello, Ford tomó elementos de la Ranger y la Bronco original para desarrollar una alternativa para ese mercado. 

Ford Bronco II, el nuevo modelo diseñado para cumplir la necesidad del segmento del SUV compacto.

Épico relanzamiento

Ford Bronco para el año 1987 coincidió con la introducción de la nueva generación del F-100 y recibió también una actualización importante en todo sentido. Nueva suspensión trasera significó para el vehículo una mejora notable en su comportamiento dinámico así como su confort. 

La tercera generación vio un cambio radical en diseño

Las partes prestadas de la serie F como su parachoques frontal le dieron una apariencia ruda pero al mismo tiempo con un diseño más aerodinámico. Mientras tanto, al interior se le dieron nuevos asientos frontales y paneles para las puertas. La consola central y los controles fueron actualizados también. Y para aumentar la cuestión de seguridad, se adaptaron nuevos frenos ABS para la parte trasera. 

Una innovación muy interesante para esta generación fue la opción de adaptar la tracción a la cuatro rueda con la pulsación de un botón. Eso combinado con un motor de 4.9 cilindros de seis cilindros en línea como entrada le dio a Bronco un valor sensacional dentro de la industria. 

Un adiós más lujoso

Nuevamente, coincidiendo con una nueva entrega de la ahora F-150, Ford Bronco recibió su último rediseño en 1992. En el interés de incrementar todavía más la capacidad aerodinámica y aumentar la velocidad máxima, los faros cambiaron ligeramente de forma así como una parrilla más grande para mejorar el flujo de aire. 

Hasta la nieve no detiene a Ford Bronco (1992)

El interior mientras tanto recibió actualización nuevamente en el paneles de instrumentos de la consola central. Pensando en algo que quizá se había perdido en generaciones pasadas, la adición de asientos de piel para las opciones de lujo como XLT regresó a buscar una sentido más premium a Bronco. Incluso se adaptó de manera opcional entrada remota keyless y alarma anti robo. 1990 y un SUV con estos elementos era una locura. 

Todos estos cambios trajeron lo que se pensaba que era un éxito que iba a permanecer durante años hasta que Ford anunció su descontinuación en 1996. De acuerdo con Mark Schirmer, el director de comunicaciones de Ford en su momento, fue para abrir paso a camionetas más grandes, Expedition y Explorer, una nueva apuesta en el catalogo de Ford. 

Sin embargo, afortunadamente para todos sus fanáticos, el regreso triunfante de Bronco fue anunciado este 2020 después de una ausencia de más de 20 años. Estoy ansioso por ver qué tal va a regresar y si la nueva Bronco le hace honor a una camioneta tan especial como ésta. 

Continúa con nuestro canal de Youtube.

Comentarios
Ir a la barra de herramientas