suspensión
,

¿Cómo funciona la suspensión?

La suspensión absorbe los movimientos bruscos e irregularidades del camino.

/julio 9, 2020

La suspensión es un gran aliado en el vehículo, haciéndolo más cómodo y sobretodo protegiéndolo de las imperfecciones del camino.

En tiempos pasados, los caminos empedrados eran una tortura para los pasajeros, pues cada hoyo o piedra lo resentía el pasajero. Se acolcharon los asientos y hasta se pusieron resortes para reducir los impactos, sin embargo, el problema seguía.

La función de la suspensión es la de suspender y absorber los movimientos bruscos que se producen en la carrocería por efecto de las irregularidades del camino. La suspensión proporciona una marcha suave, estable y segura.

Para que se cumpla con esta finalidad, los componentes deben ubicarse entre la carrocería y los ejes donde van las ruedas.

Los elementos de la suspensión deben ser lo suficientemente resistentes y elásticos para aguantar las cargas a que se ven sometidos sin que se produzcan deformaciones permanentes ni roturas y también para que el vehículo no pierda adherencia con el suelo.

No olvides visitar nuestro canal de YouTube

También, existen otros elementos con misión amortiguadora, como los neumáticos y los asientos, sin embargo, la suspensión es lo más importante.

Elementos que utiliza una suspensión

  • Resortes o Muelles: colocados entre el bastidor y lo más próximo a las ruedas, recogen directamente las irregularidades del terreno, absorbiéndolas en forma de deformación. Tienen buenas propiedades elásticas y absorben la energía mecánica evitando deformaciones indefinidas. Cuando debido a una carga o una irregularidad del terreno el muelle se deforma, y cesa la acción que produce la deformación, el muelle tenderá a oscilar, creando un balanceo en el vehículo que se reduce por medio de los amortiguadores
  • Amortiguadores: La deformación del medio elástico (muelles), como consecuencia de las irregularidades del terreno, da lugar a unas oscilaciones de todo el conjunto. Cuando desaparece la irregularidad que produce la deformación y, de no frenarse, las oscilaciones harían balancear toda la carrocería. Ese freno, se realiza por medio de los amortiguadores.
  • Barra estabilizadora: Al tomar las curvas con rapidez el coche se inclina, hacia el lado exterior, obligado por la fuerza centrífuga. Para contener esa tendencia a inclinarse se emplean los estabilizadores, que están formados por una barra de acero doblada abiertamente. La elasticidad del material trata de mantener los tres lados en el mismo plano. Al tomar una curva, uno de los lados recibe más peso que el otro y trata de aproximarse a la rueda; la barra se torsiona por este peso y ese mismo esfuerzo se transmite al otro brazo, tratando de mantener ambos lados de la carrocería a la misma distancia de las ruedas, con lo que se disminuye la inclinación al tomar las curvas.

Te puede interesar: El ABC de la mecánica automotriz

Comentarios
ESCRITO POR
Comunicóloga de profesión (egresada de la UIC), periodista por afición y especializada en autos por pasión. Entusiasta de la velocidad y el manejo con clase. #soyBélgica y @medicenbk
Ir a la barra de herramientas