Definiendo el auto del presente…

Mucho se ha dicho de lo que dejará de existir en los autos, los equipos que estamos acostumbrados a utilizar en el automóvil de las últimas décadas como el freno de mano y otras tantas cosas que hoy es más fácil hacerlas eléctricas, y sobre todo más prácticas para el usuario.

Eso nos ha dejado con el vehículo del presente, el cual es importante comprender pues es precisamente donde usted está invirtiendo, una inversión que, como todo nuestro alrededor conectado y perecedero de dispositivos eléctricos, hoy tiene un panorama distinto.

Definiendo el auto del presente –el que seguramente puede comprar usted como nuevo hoy en día– le puedo decir que inicia a delinear una nueva era digital, hoy vienen los tableros y sistemas de infoentretenimiento con pantallas, adiós agujas y relojes, sistemas que ve, como el freno de mano, no será más mecánico sino eléctrico y así muchos más; los volantes pueden hacerlo todo en el teléfono, radio, aire acondicionado, etcétera.

El cargador inalámbrico es ya el estándar y con ello adiós a cualquier dispositivo de música que no sea su celular y bienvenidas todas las aplicaciones que sean seguras cuando se maneja; el navegador conectado siempre a la red es realidad, ya no estarán más “desconectados” es decir, cada auto tendrá un chip que lo permita comunicarse a la red celular, los más sencillos serán capaces de reaccionar en una emergencia. Y usted desde su celular podrá controlar mucho de su auto, aunque esté lejos de él. Las luces ahora son LED y pronto láser, los sistemas de detección de carril, freno de emergencia, cada día están más presentes.

También te puede interesar   Evita los puntos ciegos del auto con estos sistemas de seguridad

Así, su compra ahora es por más cantidad de software, con lo que las palabras actualización, perecedero y rapidez de conexión empezarán a ser necesarias en la compra. El hardware siendo muy importante porque las generaciones están evolucionando en diseños más atrevidos y materiales. Pero ahora es un balance para saber qué pasará con su software o qué quedará en el pasado en cuatro o cinco años que quiera venderlo.

Y, si usted es de los primeros miles –sí ya hay miles de clientes de autos híbridos, híbridos conectables y eléctricos, pronto serán decenas de miles–, usted inicia una nueva era de movilidad con baterías más perecederas que los motores de combustión pero que son la tendencia. Así que ahora sus preguntas en la compra serán: ¿qué tanto se actualiza mi auto, tiene algún sistema de conexión a la red, en qué tiempo quedará obsoleta la batería?

Nos alcanzó el cambio del automóvil, por sistemas siempre conectados, autónomos y la integración de baterías cada día más comunes, rápidas de carga y de largo rango de funcionamiento… y, así, la definición de automóvil cambió.

 

@MemoLiraP

Facebook Comments

Suscríbete a nuestro Newsletter

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".