Ford GT llega a Mexico
, , ,

Lo extraordinario de la marca del óvalo: Ford GT

Sin duda, la marca del óvalo, siempre ha querido tener su súper auto, un deportivo de grandes vuelos, que pueda correr las 24 horas de Le Mans y más. Que demuestre su superioridad con...

/febrero 5, 2020

Sin duda, la marca del óvalo, siempre ha querido tener su súper auto, un deportivo de grandes vuelos, que pueda correr las 24 horas de Le Mans y más. Que demuestre su superioridad con tecnología que lo haga uno de los autos más confiables en las pistas y uno de los más deseables por los coleccionistas, así es el Ford GT. 

Imagine subirse a un auto donde “tiene que aprender a subirse”.  En el Ford GT todo es distinto, sus puertas con apertura hacia arriba, su bajo centro de gravedad, su escalón de entrada donde debe primero sentarse y luego deslizarse para bajar su cadera el asiento. Performance es en todos sentidos, entonces espere encontrar un cinturón de seguridad que además cuenta con una parte central para asegurarlo totalmente al asiento, y casi le diría al chasis.

El Ford GT en pista

Pude manejarlo en el Autódromo Hermanos Rodríguez, y con tan solo dos vueltas el Ford GT enseñó lo que puede hacer. Un motor turbo V6, EcoBoost, de 647 caballos, con chasis de fibra de carbono y un diseño espectacular. Le puedo asegurar que es el auto más extraordinario que ha podido hacer Ford. La aceleración oficial se olvida cuando uno está detrás del volante, en la recta alcanzamos fácilmente los 240 kilómetros por hora y pilotos profesionales van más allá. Tomando en cuenta que es un automóvil que se vende a clientes que pueden usarlo en la calle es, sin duda, una de las mejores experiencias que el óvalo puede brindar. Curvea como los grandes, acelera tanto y tan rápido que reta a cualquiera que quiera domarlo y, lo que mejor hace es frenar, lo que a mi parecer es esencial para hacer cada vuelta más rápida.

Son 14 los vendidos en México y aún no inician las entregas, pero el manejo inició para los 10 de esos 14 que pudieron ir al Autódromo. Lo que tiene este automóvil es que es súper limitado, lo que hace complejo poseerlo aún teniendo los 500 mil dólares en que inicia y para darle gusto puede llegar a 800 mil en cuestiones de personalización.

El gran desempeño

Ford se anota otra medalla en su división Performance con el Ford GT y nos encanta, independientemente de lo que haga en la pista, lo que provoca en el óvalo, el reto, la leyenda, la experiencia, no lo paga nada para la marca. Sin duda, su inversión vale la pena, aunque sea para pocos…

También te puede interesar: Ford GT llega a México.

Comentarios
ESCRITO POR
Comunicóloga especializada –y apasionada– de los medios impresos y electrónicos. Los carritos, mi fascinación.
Ir a la barra de herramientas