Aston Martin DB5 y Sean Connery

Aston Martin DB5: el automóvil más famoso de la historia

Primero que nada, quiero desearles a todos unas felices y seguras fiestas en este año tan complicado. Dicho esto, les platico una historia. En la oficina alguna vez nos hicimos la pregunta: ¿cuál es...

/enero 4, 2021

Primero que nada, quiero desearles a todos unas felices y seguras fiestas en este año tan complicado. Dicho esto, les platico una historia. En la oficina alguna vez nos hicimos la pregunta: ¿cuál es el automóvil más hermoso de la historia? Salieron sin duda muchos candidatos como Mercedes-Benz 300 SL pero siempre había un modelo que se repetía. Uno que no podíamos ignorar. Por supuesto, hablo del Aston Martin DB5. 

Sin duda, es fácil soltar la palabra “legendario” fácilmente para clasificar a un vehículo. Pero en este #ViernesVintage hablamos del coche más fácilmente reconocible de toda la historia. 

Ascendencia de lujo

Para entender a Aston Martin DB5, es necesario observar la evolución del modelo en el que está basado. El DB4 fue la principal inspiración de DB5 y además fue una concepción sin duda única en la historia de la firma británica. 

El DB4 iniciaría la tendencia de diseño en Aston Martin. Su belleza innegable serviría como base para el diseño estético de modelos posteriores como Zagato y Lagonda Rapide. 

Aston Martin DB4
Fotografía de Classic Driver Market

No sólo eso sino que DB4 era especialmente apreciado por entusiastas debido a su carácter de súper ligero. Aunado a un motor DOHC de 6 cilindros en línea, el vehículo erogaba 240 caballos de potencia, haciéndolo especialmente ágil en las curvas con un manejo casi de un hot hatch. 

El impacto en la industria y para Aston Martin fue tan grande que llevó al fabricante a producir variantes emocionantes. Primero, llegaría la versión convertible, que se agotaría casi de inmediato; además de sus versiones GT y Vantage con más poder. Un ícono había nacido. 

Aston Martin DB4 Convertible
Fotografía de Classic Driver

La alianza anglo-italiana

Precioso y brutal en todos los sentidos, DB4 llevaría eventualmente a la marca en pensar en una versión no solamente actualizada sino más potente y aún más bella. Aston Martin DB5 sería la respuesta. 

Iniciando su producción en el año de 1963 con un total de 1,059 unidades producidas en total, DB5 se convertiría en el grand tour por excelencia del fabricante europeo. 

Por supuesto, destacaría la grandiosa colaboración de la compañía inglesa con Carrozzeria Touring Superleggera quien estaría a cargo de definir cada ángulo en términos de diseño al dolorosamente precioso DB5. 

Aston Martin DB5 1965
Fotografía de Classic Car Driver

Ficha técnica: Aston Martin DB5

  • Años de fabricación: 1963-1965
  • Motor: DOHC de 6 cilindros en línea 4.0 litros
  • Potencia: 282 HP
  • Velocidad máxima: 233 kilómetros por hora
  • Transmisión manual de 5 velocidades
  • Consumo medio de gasolina: no especificado

Además de esos killer looks y una motorización superior a su antecesor, en cuanto a equipamiento DB5 también procedió a evolucionar. 

Todos los modelos vendrían con dos puertas y una configuración 2+2 además de su carrocería hecha en una aleación de magnesio con la tecnología patentada superleggera. Con ello, incluía también asientos reclinables, alfombras de lana, vidrios eléctricos, tanques de combustible gemelos, llantas cromadas y enfriadores de aceite. 

Interiores DB5
Fotografía de Bond Lifestyle

Tal como sucedió con DB4, las versiones especiales llegaron prácticamente de inmediato. Destaca en primer lugar el introducido en 1964, DB5 Vantage, que contaba con más flexibilidad de manejo así como un nuevo motor de 325 HP. Solamente 65 modelos existieron con esta variante. 

Por supuesto, se trajo también la versión convertible. 123 modelos totales fueron producidos aunque solamente 19 de ellos contaban con el volante a la izquierda. Se habla también de un ejemplar hecho a la medida único en el mundo con la referencia DB6 exclusivo también con configuración americana. 

DB5 Convertible
Fotografía de topspeed.com

El coche de 007

Mencionar Aston Martin DB5 sin hacer referencia a su relación con el detective más famoso de la historia es inadmisible. El éxito del coche así como del agente secreto James Bond son uno y el mismo. 

Gracias al trabajo notable del experto en efectos especiales John Stears en la cinta Goldfinger (1964), el DB5 especializado con gadgets únicos y capacidades increíbles debutó en la pantalla grande. 

Cabe resaltar que aunque Ian Fleming, el escritor de la novela, había pensado originalmente en un DB Mark III; la aparición del DB5 fue lo mejor para todos. Porque con la película y su aparición en la New York World’s Fair en 1964, su venta se disparó de forma torrencial. 

El vehículo ahora es sinónimo del agente secreto. Tanto así que tuvo apariciones en múltiples entregas futuras como The Cannonball Run (1981), Golden Eye (1995), Tomorrow Never Dies (1997) y, por supuesto, Skyfall (2012), que al día de hoy me sigue causando muy malos recuerdos esa infame escena con Javier Bardem. 

Al día de hoy, el ejemplar utilizado en Goldfinger reside sano y salvo en el London Film Museum y se estima que su valor ronda entre los 6.4 millones de dólares. 

El ejemplar en London Film Museum
Fotografía de Metro.com

Aston Martin DB5 simplemente es una estrella de cine más y patrimonio innegable dentro de la historia del automóvil. No sorprende que la firma británica se haya puesto a trabajar en 25 ejemplares más para ofrecer a los clientes. 

¿Quieren uno ustedes también? Pues más vale que se pongan a ahorrar porque su precio ronda los  3.4 millones de dólares. Pero eso sí, se vale soñar. 

Lee más entregas de #ViernesVintage para conocer más historias de automóviles históricos

Continúa con nuestro canal de Youtube para nuestras pruebas en video

Comentarios


Ir a la barra de herramientas