, ,

¿Es verdad que los vehículos pierden potencia a mayor altitud?

La respuesta no es tan obvia como muchos creen.

/enero 6, 2021

Es probable que la mayoría responda que sí automáticamente a la pregunta de si los autos pierden potencia a mayor altitud. Sin embargo, la respuesta correcta es: depende del motor. Finalmente, no es lo mismo uno aspirado, que uno turboalimentado, y ni se diga de uno eléctrico.

Entonces, empecemos por partes. En el caso de un motor aspirado, efectivamente, entre mayor altitud, mayor pérdida de potencia. ¿La razón? A medida que va subiendo, la altitud ejerce una gran presión en el motor, debido a la reducción de oxígeno. Esto significa que hay menos aire para alimentarlo.

¿De cuánto estamos hablando? Alrededor del 3% por cada 300 metros de altitud, o dicho de otra forma, 1% por cada 100 metros. De esta manera, puedes perder hasta el 20% en zonas con una altitud considerable.

A su vez, esto también tiene un impacto directo con el octanaje del combustible. Entre mayor altitud, menos octanaje. Sin embargo, si conduces todo el tiempo en zonas con mayor altitud, no hay problema. Ahora, si bajas al nivel del mar, es necesario vaciar el sistema.

En el caso de los motores turboalimentados, no hay problema debido a que el turbo ejerce la presión del aire en el motor como si condujeras en una zona de baja altitud. Sin embargo, tal como establece Lemans.org, el turbo tiene que trabajar mucho más para compensar la falta de aire y mantener la presión.

Por esta razón, los pilotos de competencias como Pikes Peak tienen un suministro de oxígeno a bordo. Finalmente, tanto los autos como ellos luchan contra la falta de oxígeno.

Por último, en el caso de los motores eléctricos, como la potencia procede de las baterías de última generación, la altitud tampoco tiene un impacto.

Partes del auto que se afectan por la altitud

Si creías que los motores son los únicos afectados en alturas elevadas, lamentamos informarte que también la presión de los neumáticos disminuirá. Al igual que en climas fríos, los neumáticos con menor presión provocan mayor consumo de combustible, desgaste de la banda de rodadura y problemas mecánicos, en caso de que la presión sea muy reducida.

Otras partes afectadas son los frenos, los cuales, por la menor densidad de oxígeno, es más difícil refrigerarlos. Por otro lado, también hay menos resistencia al aire, lo cual impactará la aerodinámica.

¿Qué se puede hacer al respecto? Primeramente, verificar la presión de las llantas y, si tu auto es un motor aspirado, mandarlo a revisión.

¿Cuál ha sido tu experiencia?

Continúa con:

Errores que acaban con tu auto sin que te des cuenta

Comentarios
ESCRITO POR
Ir a la barra de herramientas