Por qué tener una novia motociclista es genial si amas las motos

Por qué tener una novia motociclista es genial si amas las motos

Una cosa es que tengas una moto por la facilidad para transportarte, y otra cosa es que seas un ferviente apasionado de las motos. Si entras en la segunda categoría, muy probablemente disfrutarás tener una relación con una mujer motociclista.

Seamos honestos, si bien cada vez es más común ver a una mujer transportarse en una moto, no es tan fácil encontrar a alguien que realmente sea una entusiasta. Pero, si la encuentras, tendrás la oportunidad de vivir experiencias como pocas veces lo harías en otra relación.

Para empezar, es importante aclarar que es necesario desechar la idea de lo que imaginamos que es una mujer motociclista. Si bien algunos podrían pensar que es ruda y masculina, en realidad tiene un alto nivel de autoconfianza, es independiente, valiente y segura de lo que quiere.

Finalmente, es una mujer que va contracorriente al no limitarse por su supuesta “fragilidad” femenina.

Tal como debería de ser a estas alturas – dejar de usar géneros y empezar a hablar más de personas –, estas mujeres simplemente disfrutan la sensación de libertad y emoción que le da la moto, tal como lo disfrutas tú.

Si bien no podemos generalizar, lo que sí te garantizamos es que, si amas la aventura, vivirás una gran experiencia a su lado independientemente de si funciona o no la relación. Será una gran compañera y cómplice que no sólo te acompañará a tus rutas, sino que también te sonsacará.

¿Cómo es tener una novia motociclista?

Como ama la libertad y la aventura, salir de viaje con ella no se convertirá en una experiencia traumáticamente costosa. Por el contrario, podrás planear un fin de semana por un Pueblo Mágico en motocicleta, beber cerveza, papas y alitas, sabiendo que ella lo disfrutará al máximo.

También, tendrán más afinidad en lo que refiere a inversiones conjuntas. Generalmente, en las parejas convencionales se tienen diferentes gustos y prioridades. Mientras tú quieres comprar equipo para tu moto e incluso una motocicleta nueva, probablemente la otra persona insistirá en que paguen algo para los dos.

Esto no será así con una novia biker. Ella sabe lo importante que es para los dos vivir su pasión en viajes, rutas, equipo, motos y artículos de su marca favorita. No te sorprendas si en un cumpleaños te regala algo que realmente añoras para tu moto.

Otra ventaja es que es decidida y valiente. Finalmente, no cualquiera se presta a conducir un vehículo sabiendo de antemano que se va a caer (además de las veces que ya se ha caído).

Una mujer motociclista no se deja intimidar por el desafío, y por el contrario, lo hace suyo y lo disfruta. ¿Lo mejor de todo? Tampoco será exageradamente aprehensiva contigo al respecto.

Si bien puede aconsejarte que seas precavido, no te pedirá que dejes la moto, por ejemplo.

La cereza del pastel

Una parte muy peculiar en este tipo de relaciones, es que el hombre se olvidará de ser siempre el que vaya a verla o pase por ella. ¿La razón? Número uno, a ella le encanta conducir, y número dos, será muy práctica al respecto.

Por último, y esto puede ser una advertencia, es que seguramente los dos serán intensos, rebeldes y poco convencionales. Esto puede ocasionar que, al momento de tener que negociar, a ninguno de los dos les guste que se les diga qué hacer.

Así como vivirán apasionados y locos momentos en una ruta en la montaña, no te sorprendas si termina en una catastrófica pelea.

Por supuesto, no podemos generalizar, ¡quizá suceda todo lo contrario! Pero lo que sí te aseguramos es que ambos serán auténticos y, si logran hacerlo funcionar, serán dinamita.

Continúa con:

¿Motocross freestyle con motos eléctricas? El impactante video de Red Bull

 

Facebook Comments

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".