KIA Río Hatch 2018, prueba de manejo a mediano plazo

KIA Río Hatch 2018, prueba de manejo a mediano plazo

Con mucho gusto decimos: hecho en México, el KIA Río Hatchback nos acompañará por el menos dos meses para someterlo a una evaluación normal de manejo y calidad como cualquier cliente lo haría con el suyo.

La firma surcoreana nos ha confiado un Río Hatchback 2018 para someterlo a una evaluación de conducción de manera normal, cotidiana y porqué no, disfrutar el auto como cualquier dueño de un KIA lo haría con gran emoción.

Nuestro vehículo ya contaba en el odómetro con nueve mil kilómetros, cifra que nos otorga mayor confianza por la madurez del tren motor en sí. Al momento de que usted lea esta nota, el auto ya tendrá al menos 11 mil 600 kilómetros en su historial, y lo que nos permite el propio auto al día de hoy reportar, es sin novedad y un gran gusto por la conducción ágil, sencilla y con buenos consumos de combustible.

El manejo

Nuestro KIA Río Hatch es automático de seis velocidades con modo manual, transmisión que se entiende muy bien con el motor, el cual es un cuatro cilindros de inyección múltiple de gasolina que eroga 121 caballos de potencia, cifra que lo mueve muy bien, sobre todo en rebases en carretera.

Algo que nos ha gustado es sin duda la buena insonorización hacia la cabina cuando se le exige al tren motor, los rebases son rápidos pero sin molestar por el sonido emitido del propio motor. La entrega de par (111 lb-pie) es suave y constante lo que se agradece en todo momento.

El consumo en carretera fue de 14.2 km/l hecho en condiciones similares por el menos tres ocasiones y en la carretera 57 con uno de los tráficos más intensos a nivel mundial. En ciudad cae hasta los 10.1 km/l

La comodidad

KIA es una marca que ha marcado pauta en cuanto a seguridad activa y pasiva en todos sus modelos en el mercado mexicano, y el KIA Río no es la excepción, con seis bolsas de aire, ABS Control de Tracción y Estabilidad, además de todo el equipo que conforma la versión EX PACK TA como sensores de luz, reversa, así como cámara para la parte trasera, quemacocos, luces diurnas, llave de presencia, volante con ajuste de altura y profundidad, rines de 17 pulgadas y sensor de lluvia lo ponen en la cima de su competencia.

Todos estos elementos han ayudado considerablemente a que el manejo por más de cuatro horas entre tráfico citadino y carretera sea confortable, agradable y porqué no, ameno aún con el estrés de cualquier embotellamiento citadino.

Finalmente, el Río Hatch no muestra ruidos ni rechinidos con los kilómetros ya andados y sometido a los quizá no tan buenos manejos de la prensa especializada que lo tuvo con anterioridad.

Un auto muy recomendable para carretera y ciudad, es ágil y mantiene consumos contenidos de combustible.

 

 

 

 

PRECIOS Y VERSIONES:

HATCHBACK 1.6L LX TM $ 233,900

HATCHBACK 1.6L LX TA $ 248,900

HATCHBACK 1.6L EX TM $ 273,900

HATCHBACK 1.6L EX TA $ 273,900

HATCHBACK 1.6L EX PACK TA $ 298,900

Mario Rossi

Apasionado del mundo automotor, periodista por afición y amante de los vehículos que usan los elementos refinados del petróleo. Coeditor del suplemento semanalAutos Publimetro, en donde ponemos especial cuidado en todo aquello que se mueve gracias a un tren motor y ruedas.

Entusiasta de los aviones, aprendiz de las redes sociales y fiel observador de la cartografía mundial, así como de las diferentes culturas del globo terráqueo.

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".

¿Qué opinas?