, , ,

PORSCHE CAYENNE S E – HYBRID: TIENE TODO

He tenido el completo placer de tener a prueba el nuevo Porsche Cayenne S E – Hybrid. Es un verdadero deleite por muchas razones.

/abril 21, 2015

He tenido el completo placer de tener a prueba el nuevo Porsche Cayenne S E – Hybrid. Es un verdadero deleite por muchas razones, además de la más evidente: manejar un Porsche, siempre es garantía y una gran experiencia. En este caso, además de eso, siempre me ha gustado mucho el Cayenne, que para muchos es “la” Cayenne por ser camioneta; es cuestión de gustos. Finalmente, es una camioneta, pero que puede conducirse como un coche deportivo, en cualquiera de sus versiones. Si por ahí agarran la versión Turbo o GTS, verán que muchos autos deportivos, no le verán ni el polvo.

 

En esta ocasión, la versión E – Hybrid nos ha hecho emocionarnos demasiado, y a la vez, nos ha concientizado acerca del medio ambiente, y también, sobre el hecho de que tener un auto híbrido no significa un auto lento, un auto sin emoción, como muchos entusiastas proponen. No es el primer Porsche Cayenne S E – Hybrid. En 2010, salió por primera vez y esta es la nueva versión vaya que mejorada. Los puntos mejorados más relevantes son: menor consumo de combustible, mayor autonomía de las baterías para conducción eléctrica, y al mismo tiempo, una ganancia de 36 caballos de fuerza con el mismo motor: un V6 3.0L Supercargado, que ahora entrega 416 caballos muy ejercitados!

 

¿Cómo funciona esto?

Trataré de ser lo más claro y concreto. Un auto híbrido se refiere a que el auto tiene dos motores: uno a gasolina (como todos los que conocemos) y también un motor eléctrico con baterías de recarga generalmente hechas de ion litio. La mayoría de los autos híbridos ofrecen que el auto lo pueda mover únicamente el motor eléctrico, durante ciertos kilómetros, sin utilizar el motor a gasolina y por lo tanto, sin contaminar. Cuando esta energía en las baterías se termina, el motor a gasolina se enciende automáticamente para poder continuar nuestro trayecto y al mismo  tiempo, comienza a recargar las baterías del motor eléctrico para que podamos volver a usarlo cuando estén cargadas. Así, evidentemente reduciremos nuestro consumo de gasolina y nuestra huella en el planeta. Desde luego, cuando el auto se conduce en modo eléctrico, la potencia se ve bastante reducida, pero la experiencia automáticamente nos gusta, nos concientiza y nos hace sentir bien al no contaminar absolutamente nada (también al bolsillo al ver que la aguja de gasolina no baja). La maravilla de Porsche Cayenne S E – Hybrid para esta nueva versión, es que además de funcionar como lo describí, incluye un cargador especial para poder conectar la camioneta a la energía eléctrica común y así, recargar las baterías. De esta forma, hipotéticamente, podríamos usar siempre el motor eléctrico y recargarlo a donde lleguemos, sin permitir que se encienda el motor a gasolina. Eso, es una maravilla. Digamos que Porsche Cayenne S E – Hybrid, no es solo un híbrido común, sino que permite usarlo como si fuese un eléctrico al 100% y es el único que ofrece esta opción. El cargador es pequeño y no pesa. Fácilmente puede ir en la cajuela y no estorba. Por si fuera poco, a través de una aplicación en el Smartphone, podemos saber cuánta carga eléctrica resta en nuestro Porsche Cayenne, antes de salir a conducir. ¿Cuánto tarda en cargar? Una carga completa, solo 3 horas y media y nos rendirá aproximadamente para 30kms. Si fuese necesario la conexión del motor a gasolina, la interacción es prácticamente imperceptible. Muchas veces es más el ruido exterior que el del motor encendido.

Otra ventaja frente a la mayoría de los híbridos, es que nos permite tomar las decisiones de cuando quiero manejar completamente eléctrico y cuando no, cuando quiero usar solo gasolina y que no me molesten o quiero usar el de gasolina, pero quiero a la vez, recargar las baterías eléctricas. Esto se hace con solo presionar un botón (E Power o E Charge, muy simple).

 

HIBRIDO PERO CORRE MAS QUE MUCHOS

Ahora, si son como yo, un amante de los Porsche y con necesidad de adrenalina y deportividad, Cayenne S E – Hybrid, tiene todo lo requerido. Gracias a la suspensión neumática, nos permite regular la altura del chasis y por tanto, rodar en modo normal confort con un altura regular, subirlo varios centímetros para usarlo en terracería o bien, bajarlo a pocos centímetros de suelo y poder manejarlo con un centro de gravedad mucho más deportivo. Así, solo bastará con presionar el ya clásico botón de todos los Porsche “Sport Plus”, que pareciera convertir al este Porsche Cayenne, en un genuino deportivo. Se conecta al 100% el motor de gasolina y listo el supercargador entregando esos 416hp al máximo. Los cambios se hacen más rápidos y la suspensión más firme para convertir esta “camioneta” en un misil bávaro! Lo podrán distinguir perfectamente gracias a los calipers y el contorno de los emblemas, en color verde fosforescente.

¿Se acuerdan de todas las críticas cuando se lanzó por primera vez Porsche Cayenne? Hoy es uno de los vehículos Porsche más exitosos y más vendidos de la marca alemana. Habiendo manejado una de las máximas expresiones de tecnología de Porsche, no me cabe la menor duda de que los autos híbridos serán cada vez más parte de nuestro presente, al mismo tiempo que los eléctricos y también algunos muy eficientes con motor a gasolina. La experiencia es completa, práctica, divertida, fácil y no veo por qué, alguien que tenga la posibilidad de pagar 1’281,000.- por una camioneta, no tome la Porsche Cayenne S E – Hybrid. En una frase: simplemente tiene todo.

Comentarios
ESCRITO POR
Ingeniero Industrial especializado en el sector automotriz, con una profunda pasión y conocimiento por la mecánica y funcionamiento de todos los autos. Desde pequeño, exaltado por el manejo deportivo en cualquier instancia y fanático de los autos europeos. Aficionado a la aviación y con experiencia en los medios, TV y radio. @zuckermann7
Ir a la barra de herramientas