Por qué nos gusta el rugido del motor

Por qué nos gusta el rugido del motor

Con la nueva era de electrificación, a los petrolheads y puristas les cuesta bastante trabajo aceptar que los motores eléctricos sean silenciosos. Sencillamente, no es lo mismo. Sin embargo, ¿qué es lo que tanto nos gusta del rugido de los motores de combustión interna?

La preferencia por el rugido de un motor no tiene que ver sólo con gustos personales. En realidad, éste tiene efectos fisiológicos tanto en hombres como en mujeres.

Con información de The Telegraph, un estudio se dedicó a probarlo científicamente. Sin embargo, lamentamos informarte que la reacción corporal excitante no se dio con cualquier auto.

Fueron los motores de tres autos de lujo y uno convencional los seleccionados para la prueba: un Maserati, un Lamborghini y un Ferrari, y un Polo Volkswagen.

De esta forma, cuarenta participantes escucharon grabaciones de los motores de estos vehículos. Posteriormente, se les tomó una muestra de saliva para medir sus hormonas.

Anticipadamente, los investigadores ya suponían que el ruido de un motor debería generar un efecto excitante en el cuerpo. Especialmente, en los niveles de testosterona.

Mujeres atraídas por Maserati

 

No fue el Lamborghini, no fue el Ferrari, ¡fue Maserati el ganador absoluto en el género femenino!

Nada más y nada menos, el 100 % de las mujeres participantes tuvieron un aumento significativo en la secreción de testosterona después de escuchar esta grabación.

No fue el caso de los hombres, quienes sólo el 50 % tuvieron un aumento con el sonido de este auto.

Hombres prefieren Lamborghini

 

El cuerpo habla, no las preferencias de la mente. Y, en este caso, la fisiología masculina prefirió el rugido del Lamborghini, con un 60 % de los hombres estudiados registrando niveles altos de esta hormona.

Sin embargo…

Lo interesante y la gran sorpresa de este estudio, es que la excitación masculina no se comparó con la elevada reacción que tuvo el cuerpo de las mujeres, algo que destacó el psicólogo David Moxon.

De esta manera, aunque quizá no lo tengan tan consciente, son las mujeres quienes reaccionan más fisiológicamente a este sonido.

¿Y el motor de un auto convencional?

 

Quizá una decepción para muchos, pero el sonido del Volkswagen Polo mostró niveles reducidos de testosterona.

Como podrás ver, ¡no cualquier motor resulta excitante!

¿Qué tal un Rápido y Furioso?

 

 

Facebook Comments

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".