Porsche 911 en Bad Boys
,

El Porsche 911 en Bad Boys tiene una historia muy peculiar

El Porsche 911 que sale en pantalla al día de hoy es uno de los modelos más codiciados de la firma alemana.

/julio 20, 2021

Dentro de los vehículos icónicos del séptimo arte, éste es sin duda de mis favoritos. El Porsche 911 en Bad Boys que maneja el personaje de Will Smith al día de hoy es uno de los modelos más codiciados no sólo dentro de la gama del 911 sino en todo Porsche. 

Los diálogos en la película lo dicen todo. “Este es uno de los coches más rápidos de producción en el planeta. 0-100 en 4 segundos. Y es una edición limitada”. Suena a que estamos hablando de un ejemplar muy especial. Pero… ¿qué tan cierto es esto? Además, ¿sabías que estuvo cerca a no aparecer en la película?

El Porsche 964

El Porsche 911 en Bad Boys es la iteración que se le conoce internamente por la marca como el 964. Fabricado y vendido entre los años de 1989 y 1994, esta presentación del 911 pasó a la historia al ser el primer modelo en ofrecer la caja automática Tiptronic. 

El modelo estándar de este vehículo alcanzaba una velocidad tope de 261 kilómetros por hora con la caja Tiptronic y alcanzaba el 0-100 en 5.5 segundos. Como dato adicional, tiene un consumo de combustible aproximado de 10 kilómetros por litro. 

Porsche 964
Versión normal del Porsche 964

Se darán cuenta de que las cifras e incluso su diseño no coinciden. ¿Nos mintieron, acaso? No exactamente. Porque el modelo que aparece en pantalla no se trata de la oferta tradicional. 

Un modelo sumamente especial

El Porsche 911 en Bad Boys se trata de la versión Turbo 3.6 litros producido en su año final en 1994. Solamente 1,427 ejemplares fueron producidos en total representando solamente el 2% de las unidades producidas en total de esta generación por la marca. Esto lo convierte en uno de los modelos más raros y codiciados de la marca junto con el 959 y el Carrera GT. 

Porsche 964 Turbo
Porsche 964 Turbo

Este coche en particular además es el último de la generación en tener tracción trasera en sus modelos turbo antes de migrar a un sistema all wheel drive. Gracias a la revisión de su motor, contaba con menor turbo lag y una potencia sobre saliente de 355 caballos de potencia.  

Existe una confusión donde se piensa que la versión en la película es el Turbo S Flachbau, ejemplar que solo tiene 14 copias. Sin embargo, esta iteración tiene algunos detalles que lo delatan: los spoilers frontales y traseros así como entradas de aire a los lados muy notorias. 

Versión Turbo S Flachbau de Porsche 964
Versión Turbo S Flachbau

No obstante, el ejemplar de la película parece ser todavía más codiciado que el modelo S. Después de todo, éste fue el que manejó Will Smith a toda velocidad.

El 911 de la película

El Porsche 911 en Bad Boys se convirtió en una leyenda gracias a Michael Bay, el director, quién se encontraba en una situación complicada. Aunque no lo creas, el presupuesto de la película era bastante bajo a lo esperado de una producción de Hollywood. Los 19 millones de dólares de presupuesto dejaban cortos al equipo de producción para muchas escenas planeadas. Y entre esas escenas, las que involucraban al coche parecían estar en peligro de ser cortadas. 

Michael Bay relata que la producción no podía rentar un ejemplar para la película. Y al tratarse de un coche muy especial, la marca optó por no prestarlo. ¿Cuál fue la solución? Michael Bay tuvo que prestar su propio Porsche 911 Turbo para poder filmar las escenas que vimos en pantalla. 

Porsche o “Porsches”

Está confirmado que el Porsche 911 en Bad Boys pertenece al director, Michael Bay. Sin embargo, posteriormente se corroboró que conforme la producción fue avanzando, otros dos ejemplares se consiguieron para ciertas escenas. 

Para todas las escenas del exterior, el ejemplar que vemos en pantalla pertenece a Michael Bay. Sin embargo, para algunas tomas de diálogo entre Will Smith y Martin Lawrence al interior del vehículo se utilizó un ejemplar completamente distinto. 

El Porsche 911 en Bad Boys es muy similar a éste

Además, se dice que para la escena final donde el Porsche y el Shelby Cobra tienen una carrera a alta velocidad, se utilizó un ejemplar perteneciente a Pat Sandstone, un productor de películas y muy amigo de Michael Bay. Al día de hoy, este ejemplar fue vendido a un coleccionista llamado Matthew Drendel. Mientras tanto, el ejemplar de Michael Bay parece que sigue dentro de su colección personal. 

A final de cuentas, la película fue todo un éxito recaudando más de 141 millones de dólares en taquilla y asegurando dos secuelas más. Bad Boys es una de las películas más emblemáticas de la década de los 90 y tiene sentido que comparta un lugar con uno de los Porsche más codiciados en el planeta

Visita nuestro canal de Youtube para nuestras pruebas en video.

Comentarios


Ir a la barra de herramientas