Mantenimiento básico que le puedes hacer tú mismo a tu auto

Mantenimiento básico que le puedes hacer tú mismo a tu auto

Saber darle mantenimiento a tu propio auto es básico, y no porque necesites ser un experto, sino que es importante que conozcas y cuides muy bien del vehículo que te lleva a todos lados. Además, sí realizas un mantenimiento básico, lo mantendrás en buen estado y ayudarás a extender su vida útil.

A continuación, te compartimos una pequeña lista de los mantenimientos sencillos que tú mismo le puedes hacer a tu auto de manera adecuada, también para ahorrarte algo de dinero o evitar futuras reparaciones más costosas. Cabe mencionar, que si no sabes hacer cada uno de estos procedimientos no te arriesgues a hacerlo solo, pide ayuda a un experto y/o asesórate para poderlo hacer las próximas veces tú mismo.

1. Cambiar el anticongelante

El anticongelante protege al motor en temperaturas extremas, además evita la oxidación de los circuitos. Por la función tan importante que tiene, debes cambiarlo cada 2 años o 40,000 kilómetros aproximadamente. No importa que esté en buenas condiciones o no, ya que pierde propiedades y a partir de ese kilometraje. También debes recordar, que se tiene que revisar cada 20,000 kilómetros, que es lo que recomiendan la mayoría de fabricantes.

Foto: radori.mx

2. Reemplaza el filtro de aire anualmente

La función del filtro de aire es proteger el motor al retener las impurezas del flujo de aire que entra a éste. El filtro de aire está colocado delante de la entrada de aire del motor y asegura la buena calidad de la mezcla aire-carburante que integra los cilindros a través de las válvulas. Éste debe ser reemplazado al menos una vez al año, ya que podría estar engrasado, y esto puede provocar un consumo excesivo de carburante y un descenso del rendimiento del motor.

También te puede interesar   Alianza estratégica entre Mobileye y Volkswagen

Foto: toyocosta.com

3. Limpia tus faros

Los faros, como cualquier otra parte de tu auto, con el uso pueden llegar a deteriorarse. No importa qué tan claro esté el plástico de policarbonato cuando compres tu auto, tarde o temprano, comenzará a opacarse y a oscurecerse cada vez más. Si tienes los faros nublados, no tienes que reemplazarlos ni vivir con ellos así. Puedes comprar un kit de restauración de faros en cualquier tienda de autopartes y seguir las instrucciones de lijado y pulido.

Foto: captura pantalla youtube.com

4. Limpia los terminales de batería corroídos

Tarde o temprano, muchos de los conductores tienen problemas a la hora de arrancar sus vehículos. A veces, esto se debe a un problema mayor, pero en otras ocasiones, puede ser el cúmulo de mugre en las terminales de la batería. Asimismo, la corrosión aumenta la carga y puede interferir con los sistemas controlados por la computadora. La limpieza es de estas terminales te ayudará a evitar problemas mayores.

Foto: captura pantalla youtube.com

5. Revisión constante de frenos

Si bien, necesitarías varias herramientas para hacer su cambio, puedes tener un especial cuidado con ellos por ser parte de la seguridad básica de tu auto. Por lo regular, no se les presta demasiada atención hasta que comienzan a fallar, sin embargo, debes revisar de forma constante el nivel del depósito del líquido de frenos, evitando la falta de éste, lo que le permitirá a tu auto tener un mejor frenado y aumentar la duración de las balatas. Con que revises los frenos una vez al año es más que suficiente para garantizar también su buen funcionamiento.

También te puede interesar   Ford Ranger Raptor, del videojuego a la realidad

Foto: blog.indubal.com

 

 

Facebook Comments

Suscríbete a nuestro Newsletter

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".