, , ,

¿Por qué los automovilistas pueden llegar a engancharse en peleas?

¿Qué es lo que más te ha hecho enojar de otro conductor?

/enero 27, 2021

A estas alturas, todos sabemos que debemos evitar engancharnos en peleas callejeras y provocaciones. Finalmente, no sabemos quién es la otra persona o si está armada. Pero, a pesar de ello, muchos automovilistas no pueden evitarlo. Pero, ¿qué tan común es el golpear o estar a punto de golpear a otro conductor?

Para saberlo, Insurance.com se dedicó a investigar cuáles son las vergüenzas más comunes por las que han pasado los automovilistas. Con un total de 2 mil personas encuestadas, el 9% confesó haber estado a punto de golpear a otra persona, con el 8% de los hombres y el 9% de las mujeres. Como verás, ¡no es cuestión de género! Pero ¿cuál es la razón?

¿Por qué los automovilistas pueden llegar a engancharse en peleas?

David Strayer, profesor de psicología en la Universidad de Utah, externó para CNN que el tráfico puede desencadenar en nosotros instintos primarios que evolucionaron en los humanos para promover la supervivencia. De esta manera, el “marco agresivo, combativo y competitivo para la conducción” puede estar vinculado a nuestro pasado evolutivo.

Si lo pensamos detenidamente, nada es personal. No sabemos el nombre de la otra persona, su historia, ni siquiera hemos visto su cara la mayoría de las veces. Y a ese «fantasma de la calle»muchos le dan la importancia suficiente para poner en riesgo su vida.

¿Por qué sucede esto? Tal como explica la reconocida revista digital Slate, esto sucede por un fenómeno denominado «desinviduación». Éste produce que las personas, al perder su identidad personal dentro de un grupo, son capaces de hacer cosas que no harían en solitario.

Al estar en masa, la persona actúa de forma mucho menos conciente moralmente, debido a la aparente pérdida de responsabilidad individual. Las personas se desinhiben con mayor facilidad cuando están en una situación en la que aparentemente son «menos responsable de sus acciones».

De esta manera, al conducir las personas están aisladas y protegidas por el automóvil, incluso cuando están «rodeados de gente» El anonimato aunado a la actividad grupal genera una alteración y exaltación en el comportamiento. En estos casos, la responsabilidad se vuelve poco clara.

Además, si tomamos en cuenta que los conductores no tienen vías para comunicarse, las reacciones son peores. Esto aumenta su enojo, por lo que recurren a las reacciones más primitivas.

Si es tu caso y en más de una ocasión te has visto en esta situación, te recomendamos leer la siguiente nota.

Continúa con:

¿Cómo evitar y parar una pelea con otro conductor?

Comentarios
ESCRITO POR


Ir a la barra de herramientas