¿Vale la pena comprarse un auto a diésel?

¿Vale la pena comprarse un auto a diésel?

Hoy en día el tema a platicar con amigos de los autos es sin duda los autos híbridos, híbridos enchufables y eléctricos en tres ramas muy generales. Pero ¿y los de diésel que son más efectivos en cuanto a fuerza y autonomía? ¿qué papel juegan hoy en día?

Los motores diésel se encuentran en todas las clases de vehículos aunque en México los asociamos más con camiones y autobuses. Europa ve un uso aún mayor de esta tecnología, ya que alrededor del 50% de todos los vehículos nuevos vendidos allí aún utilizan este recurso de combustible.

Para hacerse de uno, es importante tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

VENTAJAS

1. Los automóviles diésel tienen una excelente economía de combustible.
Los motores diésel son más eficientes en combustible que sus homólogos a gasolina. El combustible en sí contiene más energía que el 100% sin plomo o mezclas de etanol / gasolina. Se puede esperar una ganancia del 15% o más cuando se compra un vehículo equipado con esta tecnología en comparación con los vehículos “normales” que se venden en la actualidad. Eso significa que también recibirá hasta un 35% más de combustible por kilómetro cuando conduzca. Esta ventaja es posible porque los motores diésel tienen mejor potencia, aceleración y eficiencia.

2. Los automóviles diésel ofrecen un rango más largo que los modelos comparables que usan combustible sin plomo. Si desea tener un vehículo con un rango de conducción extendido, entonces los autos diésel son su mejor opción de inversión.

3. Los automóviles diésel no tienen una bujía o distribuidor para preocuparse por el mantenimiento.
Los motores diésel no requieren una puesta a punto de encendido como lo hacen otros autos. También tienden a durar más que los motores que usan gasolina regular antes de requerir una reparación significativa.

También te puede interesar   Checo va por la revancha al "templo de la velocidad"

4. Los automóviles diésel ofrecen mayores niveles de durabilidad.
Los motores diésel ofrecen un mayor nivel de durabilidad porque las velocidades del motor son aproximadamente el 50% de lo que una contraparte de gasolina soporta cada día. Ningún motor durará para siempre, por supuesto, pero las relaciones de compresión más altas y la salida de par alto requieren una ingeniería robusta que conduzca a una vida más larga.

5. Los automóviles diésel ofrecen a los conductores un mejor par de torsión durante la aceleración.
Un Peugeot diésel equipado con un motor diésel 1.6 litros turbo de 92 caballos de potencia  tiene un par de hasta 250 nm, algo que incluso motores de de gasolina de mayor cilindrada no lo consiguen sin un turbo.

DESVENTAJAS

1. Los automóviles diésel suelen ser más caros que sus homólogos.
Debido a que existen mayores necesidades de fabricación en la construcción de un motor diésel, pagará un precio superior en comparación con un automóvil que funciona con gasolina.

2. Los automóviles diésel cuestan más cuando realizan tareas continuas de servicio y mantenimiento.
Si bien los automóviles diésel son más baratos en comparación con los vehículos de gasolina desde una perspectiva general, los conductores enfrentan un costo más alto cuando necesitan que se les complete el trabajo en su vehículo.

3. Los autos diésel operan con recursos de combustible que a veces pueden ser difíciles de encontrar.
Las estaciones de combustible no siempre llevan combustible diésel. En México y en particular en ciudades grandes como México, Guadalajara o Monterrey, es más difícil encontrar estaciones de servicio que despachen diésel.

También te puede interesar   De manteles largos, BMW inaugura CEVER San Antonio.

4. Los autos diésel se enfocan en el torque en lugar de los caballos de fuerza.
Si está buscando un vehículo que le pueda dar un rápido perfil de aceleración, entonces un automóvil diésel no tendrá el mismo rendimiento que un motor de combustión interna de gasolina.

5. Los autos diésel son a menudo más ruidosos que sus contrapartes de gasolina.
Cuando escucha la salida de sonido de un motor de combustión interna de gasolina, la mayor parte del ruido de funcionamiento proviene del escape. Es por eso que se coloca un silenciador en el sistema. Reduce la mayoría de la contaminación acústica que genera el vehículo. Los autos diésel son una historia diferente. La mayoría de los ruidos que producen las tecnologías diésel provienen directamente del propio motor.

En pocas palabras, si recorre distancias muy largas a una velocidad constante, recomendamos un auto a diésel.

Si lo que hace es estar en la ciudad por más de dos horas atorado en el tráfico, su auto deberá de ser un híbrido o eléctrico.

 

Facebook Comments

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".