El rol de tus datos personales en el auto del futuro, ¿qué estamos dando a cambio?

El rol de tus datos personales en el auto del futuro, ¿qué estamos dando a cambio?

“Tus datos valen”, así nos lo recuerda una campaña que hace hincapié en la importancia de cuidar nuestros datos personales. Diversas personas creen que al no tener “nada qué esconder”, pueden instalar las apps que sean, darse de alta en donde sea, sin tener la cautela de informarse del trasfondo de esta decisión.

Si eres de los que le asusta la idea que el internet y la tecnología te esté orillando a entregar una importante cantidad de datos personales, lamentamos informarte que, para que el auto del futuro sea posible, tus datos son la llave maestra.

Un artículo publicado en Bloomberg llamado “El auto del futuro venderá tus datos”, ha profundizado en el tema.

¿Qué uso real tienen tus datos?

 

Vamos de lo más sencillo a lo más complejo. Una de las razones por las que tus datos son valiosos es para la “personalización” de los servicios. O, por lo menos, ése es el argumento para convencerte.

¿Qué quiere decir? Que las compañías puedan ofrecerte bienes y servicios especializados con base en tu historial de búsqueda, ubicación, movimientos, compras, viajes, etc.

De esta forma, el auto del futuro contará con anuncios publicitariosque te lanzarán ofertas y recomendaciones constantes.

Por supuesto, esto es un negocio redondo. Esto beneficiará a todas las compañías involucradas, incluyendo a los fabricantes automotrices, quienes también ganarán dinero de ello.

La recopilación de datos no es algo nuevo. El artículo destaca que las automotrices han estado instalando conexiones inalámbricas en vehículos y recopilando datos durante décadas.

La diferencia es que, con los autos nuevos, son los software, los sensores y la inteligencia artificial los que filtrarán y recopilarán datos de forma muy veloz.

¿Qué tipo de datos son relevantes? Tu ubicación, tu comportamiento y hábitos de manejo y tus preferencias de consumo, por mencionar algunos.

Todo esto tiene un valor monetario. Tal como lo hace Facebook y Google en la actualidad, esta base de datos se vende a proveedores externos con fines de mercadotecnia.

Suena aterrador, sin embargo, el cliente cederá por los beneficios que le otorgará:

– Le alertará de problemas técnicos con el auto.

– Será más sencillo encontrar lugares, estacionamientos, vías rápidas.

– En caso de robo o secuestro, será posible rastrear el auto.

Todo esto bajo la premisa “te conocemos mejor, te entendemos mejor y podemos brindarte mejores servicios”.

¿Qué realmente estamos dando a cambio?

 

Con anterioridad, hemos abordado el tema del hackeo del automóvil. Sin embargo, en esta ocasión, nos enfocaremos a algo más sencillo: derechos de privacidad.

La mayoría de las personas no tienen el hábito de leer los avisos de privacidad. A su vez, estos no son claros y no explican las prácticas de uso compartido de datos. Así lo destacó un informe de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de los Estados Unidos.

El problema reside en que no existen reglas específicas para la industria automotriz. De esta forma, el cliente no puede saber con certeza qué uso se le darán a sus datos y en manos de quién están.

Finalmente, todos sabemos que cedemos información relevante, incluyendo el uso de cámara, micrófono, acceso a contactos y conversaciones, a aplicaciones como Whatsapp, Facebook, Instagram y Uber.

Sin embargo, ¿será que estamos destinados a vivir un futuro “cómodo” y tecnológico a cambio de nuestra privacidad?

Lo que sí te podemos afirmar, es que tus datos son la moneda de transacción y, si quieres tener los beneficios de la tecnología, será un sí o sí.

 

Sobre 

Futurista. Disfruto descubrir nuevas tendencias y descifrar los enigmas de la era tecnológica. Con experiencia en sustentabilidad, mi mundo se ha revolucionado desde que los autos tocaron a mi puerta, ¿porque acaso no es el automóvil el juguete del adulto?

¿Qué opinas?