¿Cuánto vale la industria automotriz mexicana? Hagamos cuentas…

¿Cuánto vale la industria automotriz mexicana? Hagamos cuentas…

¿Sabía usted que de cada 100 vehículos que se ensamblan en el mundo 4.2 son mexicanos? Lo que nos ha llevado a producir 4.09 millones de unidades el año pasado, una cifra que refleja 13% de crecimiento anual.

Esto ha sido gracias a que en el territorio mexicano existen 31 complejos industriales donde se producen vehículos ligeros, pesados y motores tanto a gasolina como a diésel. Esta producción se encuentra repartida en 24 estados del país, pero ahí no acaba todo ya que actualmente se construyen nuevas plantas armadoras de alta tecnología que estarán dando el ejemplo mundial, tal como lo hicieron cada una de las que llegaron en los últimos 30 años al país y que hoy, si no son nuevas, sí han dado un ejemplo de embajadoras de calidad de ensamble en el mundo, de excelente y continuo mantenimiento. Cada vez que entro a alguna de ellas –me han tocado ir a la inauguración o a la colocación de las primeras piedras en los 90 e inicios de este siglo– compruebo su buen estado y constante renovación. Difícilmente oímos de un cierre de un lugar ya productivo en el país.

Esto lleva aún mayor relevancia, pues ya tenemos además de la tecnología de ensamble a gran capacidad, todo el proceso productivo con proveedores de clase mundial.

Todo esto cuenta por 2.9% del PIB nacional y la actividad automotriz es responsable del 18.3% del PIB manufacturero –cifra a 2017–, con lo que se estima que los trabajadores directos en este ramo llegan a 1.9 millones, donde no hay que olvidar que son trabajos de buena remuneración, con prestaciones, salud, incluyentes con la familia, capacitación constante y desarrollo humano, así como profesional.

Si nos vamos al complemento perfecto, que son las agencias de vehículos que tocan todo el país, el número a este mes –lo digo porque varias marcas piensan extenderse un poco más por su reciente llegada– son 2,361, le reitero serán un poco más para el 2020, tan solo Jaguar y Land Rover con su tamaño de participación multiplicará al doble sus agencias de 10 a 20 puntos y algunas otras están renovando territorios y las de reciente entrada están completando su última etapa de apertura.

Y como aderezo de las cifras de este sector, tenemos que es uno de los principales receptores de inversión directa extranjera, de hecho, es el primer lugar con más de 60,677 millones de dólares captados en los últimos 17 años, lo que rebasa a la banca, dobla lo que se ha invertido en bebidas y triplica lo que se ha captado en el país de operadores de servicios de telecomunicaciones inalámbricas.

Planta KIA en Pesquería, Nuevo León.

Proveedores son la clave

Y la fortaleza de México no solo es en su geografía y tratados comerciales que deben ir viento en popa y trabajando cada día mejor, son muy relevantes sí, pero al analizar la captación de inversión extranjera directa, casi 60% de ella ha sido por empresas de proveeduría, lo que deja en México un terreno fértil para el otro 35% de inversión de plantas de ensamble y abre el panorama para muchos que quieren venir a invertir pues saben que encontrarán a los proveedores preparados, garantizando la producción de vehículos completos, una característica de nuestra industria que se ha hecho en el desarrollo de la misma en las últimas tres décadas.

¿Y cómo nos va en el mundo?

En el mundo, según estas cifras del conjunto de asociaciones automotrices del país, tanto de proveedores, distribuidores, productores y productores de vehículos pesados, México es hoy el séptimo productor mundial de vehículos y el primero en América Latina. Y como le comentaba al principio de estas líneas, 4.2 de cada 100 vehículos producidos en el mundo son “Hechos en México”, quedando en séptimo lugar luego de los gigantes productores, que son en orden de volumen de producción: China, Estados Unidos, Japón, Alemania, India, Corea y nosotros como mexicanos. Lugares que se han mantenidos constantes. Por debajo de nosotros muy pegado está España y luego Brasil, sin embargo, esperamos abrir nuevo volumen con las plantas de Aguascalientes este 2018, a finales de año iniciar producción de BMW en San Luis Potosí y Toyota alista nueva producción en el Bajío. No sin hacer menos que ya hay proyectos futuros que de realizarse también nos darán vanguardia como los autos eléctricos que Ford ha declarado armará en Cuautitlán, así como la producción aumentada de General Motors con su importante proyecto de la Blazer.

En autopartes subimos de lugar pues estamos en quinto lugar, primero en América Latina y 91% de todos los grandes proveedores del mundo están en el país, con un valor récord de producción de 87,721 millones de dólares el año pasado.

Los temas pendientes…

Es buen año para comprender lo que se ha hecho en la industria, la fortaleza en producción y exportación, tan solo esta semana pude hablar con los directivos de KIA en México y ya tienen productos planeados para 59 países distintos, imagine lo que podemos hacer si realmente se tratan los temas coyunturales y se eleva el valor automotriz de México en el mundo.  Pero primero, debemos fortalecer el mercado interno, un número que no ha sido fácil y que este año va en caída a más del 8.0% en lo que va del año, responsable por esta variable es la confianza del consumidor, el acceso a financiamiento que se calcula está por arriba ya del 70% de todos los autos que se venden, conseguir incentivos fiscales, incentivar los autos ecológicos de manera frontal, ver la manera más efectiva de modernizar el parque vehicular y bueno, como se hace en otros países, dejar de considerar el auto como un elemento eterno en las familias e implementar los programas de chatarrización. Y sin duda para llegar al potencial de mercado que debemos tener las medidas que eviten la importación ilegal de usados deberán seguir siendo rígidas.

Después de todo, la venta de autos nuevos conlleva un sinfín de beneficios, iniciando por los fiscales, dinero que recaudado mejora nuestro país. ¿Potencial? En un cálculo rápido, por cada mil habitantes de países en Latinoamérica, Chile y Argentina, venden el doble de unidades nuevas que nosotros, pero eso no es lo único, estos dos países y Brasil, tienen tendencias de crecimiento y nosotros caemos según el estudio de las asociaciones de la industria automotriz (AMIA, AMDA, INA, ANPACT) dado a conocer en los “Diálogos con la industria” en su edición 2018.

Así el panorama tanto productivo como de mercado interno, se ve favorable ante un mundo globalizado que hoy exige calidad y países con capacidad logística para este negocio.

México es líder, tractos el mejor ejemplo

El séptimo lugar del mundo no es suficiente y debemos seguir creciendo, ya hay marcas que sus plantas más grandes fuera de sus países se encuentran en México, como lo es la de Mazda en Salamanca y algunas son las de mayor tamaño en regiones completas como KIA en Pesquería en Nuevo León, qué decir de la de Audi en Puebla o la constantemente renovada VW en Puebla, pero ahí no acaba todo, el mejor ejemplo de vanguardia y atracción de inversión es el primer lugar de exportaciones de tracto camiones en el mundo, con 6,445 millones de dólares generados de la exportación de este tipo de vehículos, donde la estadística nos pone por arriba de todos los países, inclusive, por ejemplo, de Alemania que es el país que más tractos produce en el mundo.

@MemoLiraP

 

Sobre 

Periodista y fundador de varias publicaciones de relojes y automotrices con mas de 20 años de experiencia en TV, radio, periódico, revistas e internet. Director Editorial del suplemento semanal Autos Publimetro. Director General en www.watchesworld.com.mx
Fanático de las redes sociales, entusiasta aguerrido de las motos, aparatos de medición y mapas.

¿Qué opinas?