Un hombre cambió las llantas de su auto por ruedas hechas de tenis

Un hombre cambió las llantas de su auto por ruedas hechas de tenis

Conocemos todo tipo de tuning, de hecho, el cambio de llantas a ciertos vehículos le queda bastante bien. Próximamente trataremos un artículo completo de a qué modelos de auto le quedan cierto tipo de llantas y/o modificaciones. Pero en este caso, el canal de YouTube llamado Garage 54 se arriesgó y fabricó un par de ruedas personalizadas de una forma bastante peculiar.

Muchas veces nos referimos a los neumáticos de nuestro auto con el término “zapatos” pero, nunca me había imaginado un automóvil que realmente anduviera con calzado humano. Lo que realmente es una locura, ya que siempre, al pensar en modificaciones de coches buscamos que realce la estética del mismo y que pueda hacerlo mucho más deportivo, entre otras cosas.

Como puedes ver en el video de este experimento, las secciones centrales de dos ruedas convencionales fueron retiradas y adornadas con una serie de “patas” metálicas para sujetar los tenis. Cada uno de éstos los colocaron sobre una plantilla de metal y se rellenó con espuma de construcción en expansión para mantenerlos firmes. De tal manera, que pudieran soportar el peso del auto y al momento de moverlo los tenis se mantuvieran en su lugar.

Lo increíble es que realmente funcionó este experimento. Sin embargo, hubieron algunos problemas como las vibraciones extremas que produce este tipo de “neumáticos personalizados”. Incluso si el conductor iba a muy baja velocidad, el movimiento era tal que podía provocar que el auto saliera de rumbo. Y justo por lo mismo, no pasó mucho tiempo para que los tenis comenzaran a desgastarse.

En definitiva ahora entendemos porqué nuestro neumáticos están hechos de lo que se requiere para hacer nuestro viaje en auto mucho más suave. Y lo necesaria que es toda la tecnología atrás para la duración de las llantas.

Sobre 

A través de mi labor periodística busco entregar una opinión que pueda trascender, siempre yendo más allá de lo ordinario. Abrazar mis errores me brinda la oportunidad de seguir aprendiendo y así crecer como persona, celebro el riesgo de intentar cosas nuevas.

¿Qué opinas?