¿Tu auto coincide con tu estilo de vida?

¿Tu auto coincide con tu estilo de vida?

Comprar un auto es algo emocionante, aunque todo el proceso llega a ser algo “engorroso” por tanto que tienes que pensar, evaluar y comparar. Algo que no es nada lindo pero debemos pasar por ello, es que en la mayoría de las ocasiones, comprar el auto de nuestros sueños se disipa. Cuando necesitamos comprar algo que realmente encaje en nuestro estilo de vida. ¿A qué me refiero?

Con demasiada frecuencia las personas compran autos que terminan siendo poco prácticos o que exceden su presupuesto. Si estás buscando comprar un vehículo, asegúrate de evaluar su versatilidad y los costos a largo plazo para ahorrarte tiempo y dinero.

¿Puedes permitirte un auto de lujo?

Puedes ahorrar lo suficiente, pero el precio de venta de un auto nuevo implica que tomes en cuenta los costos de servicio y mantenimiento, la depreciación, las placas, el gasto de combustible, el seguro, entre otros. Es probable que los automóviles de lujo importados necesiten piezas más caras, incluidos neumáticos, baterías y electricidad. Es fácil dejarse seducir por el precio solo para descubrir que los extras que deseas no están incluidos y el costo se incrementa rápidamente.

Si hay un vehículo en particular que te guste, asegúrate de comparar opciones similares, ya que puede encontrar una mejor oferta. Sobretodo adecuado a tu presupuesto inmediato y de largo plazo.

¿Realmente necesitas un SUV ?

La popularidad de los SUVs ha aumentado considerablemente en los últimos años. Sobretodo porque proporcionan flexibilidad y son excelentes para las familias jóvenes, sin embargo, debes considerar si realmente necesitas comprarte este tipo de vehículo.

Observa la oferta de las diferentes marcas, lo que haces en tu día a día y las personas o cosas que transportas generalmente por la ciudad. Considera que en el mercado hay muchas opciones que pueden variar en soluciones, capacidad de equipaje y seguridad. ¿Qué es lo que necesitas?

¿Deberías modificar tu auto?

Muchos vehículos pueden ser ideales para que tengan modificaciones posteriores. Con el objetivo de tener mayor potencia y manejo a través de sistemas de escape más grandes, turbo cargadores y/o suspensión baja.

El problema de hacer estos cambios es lo que hace con el valor de reventa de tu auto. Es importante tener en cuenta que cualquier modificación fuera de las especificaciones del fabricante, necesita ser inspeccionada, para que realmente sea funcional.

¿Qué motor necesitas?

Los vehículos con motores más grandes van más rápido, pero también gastan mucha gasolina, mientras que los motores más pequeños pueden ahorrar combustible pero ser lentos cuando el auto va lleno.

Para decidir qué motor es el adecuado para tus necesidades, evalúa qué tan grande necesitas que sea tu automóvil, para qué lo utilizarás y hacia dónde lo conducirás. Los conductores de la ciudad pueden tener poca necesidad de un motor más grande. Asegúrate de investigar los pros y los contras de cada uno antes de comprar un auto.

Foto de portada: MINI Cooper

Danae Chavez

A través de mi labor periodística busco entregar una opinión que pueda trascender, siempre yendo más allá de lo ordinario. Abrazar mis errores me brinda la oportunidad de seguir aprendiendo y así crecer como persona, celebro el riesgo de intentar cosas nuevas.

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".

¿Qué opinas?