Transmisión automática y CVT: ¿Cuál es mejor para conducir?

Transmisión automática y CVT: ¿Cuál es mejor para conducir?

Cuando vamos a comprar o adquirir un auto, algo que siempre consideramos es cuál va a ser la transmisión que vamos a querer. Anteriormente, solo teníamos dos opciones: una caja automática o una manual. Sin embargo, recientemente han salido al mercado muchas más opciones, como la transmisión Continuamente Variable que conocemos mejor como CVT, la transmisión Variable Inteligente mejor conocida como IVT, la cuál es incorporada por KIA en el nuevo motor del KIA Forte 2019, la PDK de Porsche, ente otras más.

¿A qué nos referimos con transmisión?

Empecemos con lo básico antes de acelerar a fondo. La transmisión es el sistema de engranes de tu vehículo, el cuál transmite la potencia del motor a las ruedas, permitiendo que el automóvil se mueva. Como mencionaba anteriormente, existen diferentes tipos de transmisiones, sin embargo, en este artículo vamos a enfocarnos en dos para conocer las diferencias entre ellas y saber elegir la caja de cambios que deseamos para nuestro próximo auto.

Foto: autolab.com.co

¿Qué es transmisión automática?

Sigamos con los conceptos que seguramente ya sabes, para poder llegar al punto. Ésta es una transmisión que se desplaza a sí misma, ya que el conductor no tiene que realizar alguna acción para cambiar los engranajes del auto como lo hacemos en una transmisión manual. Este tipo de cajas de cambios son más populares hoy en día, ya que tienden a ser más fáciles para aquellos que están aprendiendo a conducir, y tienen menos desgaste.

Dentro de las transmisiones automáticas, existe la transmisión automática tradicional (AT), la transmisión continuamente variable (CVT), entre otras.

Transmisión automática tradicional (AT)

Una transmisión automática cambia automáticamente entre estos engranajes a medida que el conductor presiona el pedal del acelerador y el automóvil se mueve. De esta forma libera al conductor de tener que ir ingresando los cambios a través del ‘clutch’. Este tipo de caja de cambios automáticos, usa engranes para adaptar la velocidad del motor a la velocidad del camino, que puede cambiar la relación de cambio generalmente de seis, ocho, o a veces hasta nueve, que se activan -por así decirlo-  para que el motor pueda permanecer en un rango y producir la mejor cantidad de torque.

Foto: roshfrans.com

Transmisión Variable Continua (CVT)

Su función es parecida a lo que hace una transmisión automática tradicional, aunque el funcionamiento interno real es muy diferente. La caja de cambios CVT se basa en un sistema de correa y polea, en lugar de tener engranajes. El motor gira una polea y la otra polea está conectada al resto de la transmisión, que acciona las ruedas del automóvil.

La transmisión CVT permite que el motor del automóvil funcione a las revoluciones por minuto más eficientes para una gama de velocidades de vehículo diferentes. Debido a no está restringida a un pequeño número de relaciones de cambio. Debido a esto, las CVT son perfectas para cuando se busca garantizar la máxima eficiencia de combustible. Por ejemplo, en el caso de la Subaru XV es un vehículo que cuenta con tracción total y el sistema Symmetrical AWD, lo cuál la hace menos eficiente en el consumo de combustible, por lo que incorporaron una CVT para recuperar algo de eficiencia de la gasolina.

Cabe destacar, que este tipo de transmisión se encuentran principalmente en automóviles japoneses como Subaru, Honda CR-V, Nissan Rogue y Mitsubishi.

Los pros y contras de la CVT

La principal ventaja de una CVT es que, debido a que puede variar su relación de transmisión infinitamente a medida que cambia la velocidad del vehículo, puede mantener el motor a la máxima potencia. Esto significa que su motor siempre funciona con la máxima eficiencia. Además, también produce menos emisiones debido a su capacidad para controlar mejor el rango de velocidad de los motores.

Sin embargo, al conducir una CVT puede parecer muy diferente de una transmisión automática tradicional, porque no sientes que el motor acelera o cambia. Asimismo, también requieren aceite especial y partes cuando se le da servicio, por lo que deberás llevarlo a la misma agencia, o asegurarte de contar con un mecánico capacitado que tenga experiencia en este tipo de transmisión.

Al final, ¿cuál es la mejor?

Depende.

Sí, esto va a depender de tus hábitos de manejo y para qué vas a usar el auto. Una CVT puede ayudarte a economizar combustible, pero para quienes les gusta “correr” o sentirse Torreto en la carretera, no les va a acomodar. Pero para alguien que va a utilizar el vehículo la mayor parte del tiempo para trasladarse dentro de la ciudad y no está acostumbrado a pisarle tanto al acelerador, podría funcionarle perfectamente esta transmisión.

 

 

Sobre 

A través de mi labor periodística busco entregar una opinión que pueda trascender, siempre yendo más allá de lo ordinario. Abrazar mis errores me brinda la oportunidad de seguir aprendiendo y así crecer como persona, celebro el riesgo de intentar cosas nuevas.

¿Qué opinas?