Reparaciones básicas del auto que debes saber reparar

Reparaciones básicas del auto que debes saber reparar

Como buen conductor que cuida y adquiere responsabilidad de su propio auto, hay algunas reparaciones sencillas que deberíamos de saber resolver con el fin de evitar engaños y que la cartera sufra más de la cuenta.

Es verdad que la economía y la falta de conocimientos sobre algunas reparaciones de nuestro auto, pueden llevarnos a visitar en más de una ocasión al mes a nuestro mecánico.

El trabajo que realizan los expertos en mecánica y las reparaciones que se necesitan hacer en un taller especializado, son básicas cuando se trata de problemas realmente graves y específicos.

5 reparaciones sencillas que no necesitan de un mecánico

Presión de neumáticos y cambio de limpiaparabrisas

Así como el cambio de llantas y de las gomas de los limpiaparabrisas pueden ser de las reparaciones más sencillas, también lo es revisar la presión de los neumáticos. Únicamente necesitas un medidor de presión y saber a qué nivel deben de estar las llantas. Con este elemento evitarás dar propinas extras y te aseguraras del buen estado de los neumáticos.

El cambio de llantas, también es otra de las habilidades que todo buen conductor debe dominar.

Cambio de batería

Si notas que tu auto no prende o que le cuesta trabajo mantener una marcha correcta, entonces una de las fallas posibles podría estarse generando en la batería.

Para cambiar la batería se necesita una nueva y leer el instructivo del auto en el que se indica como colocarla correctamente. Este cambio no requiere de la ayuda de algún mecánico.

Cambio de aceite

El cambio de aceite puede ser una de las reparaciones sencillas que lleven más tiempo. Sin embargo, si estás buscando ahorrar un poco de dinero y asegúrate de que tu auto reciba producto nuevo entonces no hay nada mejor que hacerlo uno mismo.

Antes que nada, caliente el coche por un par de minutos y después deje que se enfríe un poco. Esto hará que el aceite adquiera un estado líquido correcto y templado.

Eleve el coche con el gato hidráulico o cuñas y sin olvidar el freno de mano.

Póngase guantes de vinilo y localice el tapón de vaciado para después colocar un recipiente y comenzar a vaciar el aceite viejo.

Cierre el tapón y coloque el aceite nuevo en los filtros del motor.

Filtro de aire

Cambiar los filtros de aire puede ser sumamente sencillo y mucho más económico que llevar el auto al taller mecánico. Lea su instructivo para saber qué tipo de filtro requiere. Una vez que tenga el filtro nuevo, localice la caja de filtro que se encuentra en el compartimiento del motor y cámbiela.

Cambio de faros

Los cambios de faros o los fusibles fundidos, son tarea fácil para quien quiere ahorrar un poco.

Si va a cambiar los faros, abra el capo y desconecte el cable que pasa energía a los focos y ubique los seguros que sujetan los faros. Una vez que los afloje, retire el faro de una manera uniforme para poder instalar la pieza nueva. Al final, vuelva a reconectar el cable.

Sobre 

Periodista apasionada por ejercer la actividad de informar y manifestarme en la opinión pública. El día que decidí dedicarme a esta actividad, coincidió con el momento en el que opté por compartir mis experiencias a través de mi visión particular del mundo.

¿Qué opinas?