Recomendaciones para conducir seguro en lluvia, prepárese, ya inició la temporada

Recomendaciones para conducir seguro en lluvia, prepárese, ya inició la temporada

Sugerimos algunas recomendaciones que debe de seguir cuando conduzca debajo de la lluvia y que sin duda nos ayudará a evitar accidentes.

Revisión del automóvil

Desde el punto de vista del mantenimiento, existe una variedad de acciones relativamente simples que puede observar para hacer que su auto sea más seguro en la lluvia. Mantenga la presión de los neumáticos en el nivel recomendado (se deben de verificar cada dos semanas), y se cambiarán cuando aparezcan las barras de desgaste en las acanaladuras de la banda de rodamiento, normalmente se identifican con letras TWI, (Tread Wear Indicator) Indicador de desgaste de la banda de rodadura, por sus siglas en inglés.

Encienda sus luces, es muy importante ver y ser visto cuando llueve. Si la lluvia es muy intensa, encienda las luces de niebla delanteras y traseras.

Reemplace cada año las gomas de los limpiaparabrisas, y aplique a sus ventanas un producto que dispersa la lluvia para asegurarse la mejor visibilidad posible.

Extreme precauciones con respecto a los demás conductores. Cifras de aseguradoras señalan que los accidentes automovilísticos cuando llueve, se triplican. (Fuente AMIS)

Revise el depósito del líquido limpiaparabrisas y de preferencia agregue líquido especial para limpieza de parabrisas, el cual le ayudará a tener una mejor visibilidad en caso de que los autos que se encuentran delante de usted salpiquen lodo o tierra y no le permitan ver adecuadamente.

Las primeras gotas, mezcladas con el polvo y la grasa de la calzada, convertirán el pavimento en una superficie deslizante, extreme precaución al momento de detectar los primeros síntomas de lluvia.

El cambio de temperatura interior/exterior empaña los cristales. Utilice la recirculación del aire acondicionado con aire frío y la mitad caliente.

También te puede interesar   Firma de conducción autónoma, GM Cruise, se expande

No realice movimientos bruscos. La lluvia y la niebla reducen la adherencia de los neumáticos hasta en un 50% sobre el asfalto, lo que implica más posibilidades de perder el control del vehículo ante cualquier situación no esperada.

En caso de haber encontrado un charco de considerables dimensiones, seguramente se mojaron las pastillas de los frenos, seguir conduciendo despacio y pisar en repetidas ocasiones con el vehículo en marcha el pedal de freno suavemente a efecto de secar la superficie de frenado de los discos y/o tambores mojados.

Facebook Comments

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".