¿Quién inventó el aromatizante para autos?

¿Quién inventó el aromatizante para autos?

El olor y limpieza de nuestro coche es reflejo de nuestra imagen. Los desodorantes para autos ayudan bastante a que no sufran ni tú, ni tu copiloto al subirse a tu vehículo. Y como siempre han existido los aromatizantes, no pensamos que hubo un tiempo donde hubo una época “apestosa”.

Entonces, antes de los aromatizantes ¿qué había?

Todo inició con Julius Sämann, un químico alemán judío, que estudió los aromas de los árboles en los bosques de Canadá. De hecho, estaba interesado en la tecnología que se usaba para extraer el aceite esencial de los árboles.

En 1954 solicitó la patente de un papel impregnado con “sustancias, que eliminaban malos olores”, una envoltura de celofán y un cordón para colgarlo. Como dato curioso: el suspenderlo era importante ya que “algunas sustancias a veces son de naturaleza aceitosa o pegajosa, o difíciles de retirar de las superficies”.

Foto: thesecretisgratitude.blogspot.com

En aquel tiempo, las opciones de aromatizantes eran escasas para los conductores que fumaban dentro de los autos y dejaban impregnadas las vestiduras con el olor a humo. Es más, en muchas ocasiones las personas comían y bebían dentro de sus vehículos.

En los taxis, tener un aromatizante o ambientador en la cabina era un servicio extra. Todo para evitar los diferentes hedores de las personas, artículos que subían, etc. Es por ello, que el invento de Sämann fue muy oportuno. Tal fue el éxito, que posteriormente fundó la compañía, Car-Freshner Corporationque a la fecha se dedica a la venta y distribución de los conocidos pinos aromatizantes.

Foto: alfaser-sa.mercadoshops.com.ar // Foto de portada: motor.mapfre.es

Ahora cuenta con más de 60 diferentes aromas. Éstos tienen la tecnología suficiente para que el rico olor dure por bastante tiempo, y no se mezcle con los demás. Sino que realmente elimine esos malos olores que crean una mala experiencia de manejo.

 

Sobre 

A través de mi labor periodística busco entregar una opinión que pueda trascender, siempre yendo más allá de lo ordinario. Abrazar mis errores me brinda la oportunidad de seguir aprendiendo y así crecer como persona, celebro el riesgo de intentar cosas nuevas.

¿Qué opinas?