Pros y contras de un SUV, ¿la mejor opción para ti?

Pros y contras de un SUV, ¿la mejor opción para ti?

¿En realidad es un vehículo para todos o simplemente es una moda? ¿Por qué hay personas que lo aman y otras que lo odian?

Un tema rasposo y sin duda, polémico. A medida que los SUV y los crossover aumentan sus ventas – mientras que los sedanes van a la baja –, surge la polémica de si este auto es una gran opción.

Si preguntas a muchas personas su opinión con respecto a los SUV, notarás que te darán opiniones muy contrastantes. Más aún si les gustan los autos.

Por eso decidimos hablar claro y profundizar en los pros y contras del vehículo del momento.

Al final, no todos los autos son para todos. Es necesario que tengas claro cuáles son tus necesidades antes de comprar un determinado auto.

Pros

Si van en ascenso, es por algo, ¿cierto? Este fenómeno podríamos resumirlo como un mayor costo-beneficio.

Seguramente muchos se quedaron con la idea de que los SUV son ideales sólo para familias.

Sin embargo, esto ha cambiado. Mira por qué:

– Los fabricantes han mejorado los consumos de combustible en estos vehículos.

– La altura y la suspensión tienen muchos beneficios en la ciudad o donde sea: menor impacto por los baches, lluvia, inundaciones, etc.

– El espacio interior es una de sus cartas fuertes. Los pasajeros viajan más cómodos.

– Capacidad de carga. Son ideales para subir carriolas, sillas de ruedas, viajar con tu perro, etc.

– Cualidades estilo off-road. Es versátil, por ejemplo, si te vas de día de campo o al bosque.

– Confort. Son muy cómodos. Los nuevos modelos ofrecen cada vez mejores opciones de configuración para el asiento del conductor. Además, la altura puede ser muy confortable.

– Son seguros. Estos autos ofrecen altas prestaciones en materia de seguridad.

– Más aerodinámicos y mejor desempeño. Décadas atrás, los clientes tenían que elegir entre tamaño y desempeño.

Actualmente, el desempeño en estos vehículos ya no se ve sacrificado, y pueden llegar a ofrecer bastante potencia.

Contras

Aquí viene la otra cara de la moneda.

¿Emotividad? Para todos los amantes de la conducción, este auto les puede parecer aburrido. No es un auto que pida ser conducido.

Su diseño muchas veces se limita a formas limpias y redondeadas, en lugar de una apariencia más agresiva y realmente deportiva.

– Son más caros. Aunque ciertamente se ha cerrado la brecha entre el precio de los sedanes y estas camionetas, al final, siguen teniendo costos más elevados.

El consumo ha mejorado bastante, pero esto no quita que tienen mayor peso y requieren más gasolina. No necesariamente una opción muy ecológica, ¿cierto?

– Estacionamientos. Entre más grande es el vehículo, más problemas tendrás para estacionarlo en las estrechas calles de la ciudad o en provincia.

Esto se traduce en una mayor predisposición a golpes y rayones. En una palabra: dinero.

– Conducción más inestable y menor desempeño. Esto es por obvias razones: su centro de gravedad es más alto y son autos más pesados.

Seguramente, a los que les gusta correr y sentirse amarrados al piso, no les encantará conducir un SUV.

– Muchas capacidades y equipamiento desperdiciado. Otro argumento es que realmente nadie los saca a pasear. La gente realmente no sale todos los fines de semana con sus perros.

Suena muy romántico cuando te lo venden, más todavía con todo lo que cruza por tu mente. Al final, probablemente lo usarás en el tráfico. Además, no son, ni cerca, aptos para un verdadero todoterreno.

Ahora imagina si te estás esforzando mucho por pagarlo. Es un hecho que no querrás exponerlo a rayones, suciedad y maltrato, ¿o sí?

– Es inseguro… para los demás. Mientras que estos autos garantizan la seguridad de sus pasajeros, no es así para los otros automovilistas.

Si los conductores de SUVs cometen la imprudencia de manejar rápido y estrellarse contra un auto pequeño, el único que pagará el error será el auto de menor tamaño.

A su vez, las muertes de peatones a causa de impactos de SUV se han elevado dramáticamente en Estados Unidos.

Y a ti, ¿te gustan los SUV o prefieres otro auto? Compártenos tu opinión en redes sociales.

 

 

Sobre 

Futurista. Disfruto descubrir nuevas tendencias y descifrar los enigmas de la era tecnológica. Con experiencia en sustentabilidad, mi mundo se ha revolucionado desde que los autos tocaron a mi puerta, ¿porque acaso no es el automóvil el juguete del adulto?

¿Qué opinas?