Mitos de los autos eléctricos que la mayoría cree

Mitos de los autos eléctricos que la mayoría cree

A diferencia de lo que muchas personas podrían creer, aquí está la verdad de los vehículos eléctricos. Mucho se dice de ellos, tanto argumentos positivos como negativos. Sin embargo, algunos son realidad y otros son mitos que estamos a punto de revelar.

Mito #1 – Son lentos como “carritos de golf”

Los vehículos eléctricos son, generalmente más rápidos que algunos autos de gasolina. Eso es porque cuando el conductor presiona el pedal del acelerador, la transición de movimiento es casi instantánea. Como la versión superior del Tesla Model S, es uno de los autos de producción más rápidos del mundo, con un tiempo de 0-95 km/h registrado a un ritmo repentino de 2.5. segundos.

Mito #2 – No son tan seguros

Dado que generalmente son vehículos de bajo volumen, muchos piensan que son autos que no proporcionan la seguridad que necesitan sus tripulantes. Sin embargo, donde son probados generalmente obtienen buenas calificaciones. Por ejemplo, el Chevrolet Bolt EV obtuvo cinco de cinco estrellas para la protección de los ocupantes de la NHTSA, al igual que el Tesla Model 3 y el Model X (el Model S aún no se ha probado).

En cuanto a las preocupaciones sobre las baterías, que se pueden incendiar o explotar en una colisión, parecen algo exageradas. Una reciente investigación en profundidad sobre el tema conducida por la NHTSA concluyó que la frecuencia y la gravedad de los incendios y explosiones de los sistemas de baterías de ION litio son comparables o quizás ligeramente menores que las de los modelos a gasolina o diesel.

Mito #3 – Son costosos en reparaciones

Los EV cuestan menos en reparaciones, pues no requieren cambios regulares de aceite o ajustes, y hay muchas menos partes móviles que pueden fallar o que necesiten un reemplazo. Utilizan una transmisión simple de una velocidad y obviamente no tienen elementos como bujías, válvulas, tanque de combustible, tubo de escape, distribuidor, motor de arranque, embrague, correas de transmisión, mangueras y un convertidor catalítico.

Mito #4 – Las baterías no duran mucho tiempo

Los vehículos eléctricos tienen la obligación de llevar garantías separadas para sus paquetes de baterías por al menos ocho años o 150,000 kilómetros. Según los informes publicados, los modelos Nissan Leaf que se utilizaron como taxis retuvieron el 75% de la capacidad de su batería después de 190,000 kilómetros en la carretera.

Una vez agotadas, como el 99% de las baterías que se encuentran en los automóviles convencionales, se pueden reciclar. Por ejemplo, las celdas de energía usadas pueden usarse para almacenar energía solar y eólica, o pueden descomponerse con sus elementos más valiosos reutilizados.

Mito # 5 – No tienen muchos kilómetros de autonomía. No lo puedo sacar a carretera

Entre los vehículos eléctricos de precio más accesible, el Nissan Leaf puede funcionar con un promedio de 240 kilómetros con una carga, mientras que el Chevrolet Bolt EV aumenta la apuesta inicial a 380 km, perfecto para ir a Cuernavaca. y la versión completamente eléctrica del Hyundai Kona cuenta con un rango operativo de 415 km, por lo menos para llegar a Acapulco si te vas por México 95D (partiendo de Toreo Parque Central).

Ahora, si tienes la capacidad económica, la versión superior del Tesla Model 3 tiene un alcance de 498 km, mientras que su hermano más costoso, el Model S, alcanza las 539 km con una carga. Tesla afirma que su nuevo Roadster, previsto para 2020, podrá operar por 997km por carga, perfecto para llegar a Puerto Vallarta.

 

 

Sobre 

A través de mi labor periodística busco entregar una opinión que pueda trascender, siempre yendo más allá de lo ordinario. Abrazar mis errores me brinda la oportunidad de seguir aprendiendo y así crecer como persona, celebro el riesgo de intentar cosas nuevas.

¿Qué opinas?