McLaren-Honda un grito desde el abismo

McLaren-Honda un grito desde el abismo

El equipo británico está viviendo una de sus peores temporadas en su historia. Las razones son muchas: una pobre entrega de rendimiento del motor Honda, una electrónica que no da vistos de progreso y pésimas decisiones de carrera han llevado a dos campeones del mundo: Fernando Alonso y Jenson Button a luchar contra corriente lo que va de la temporada. El futuro no es nada promisorio.

Una muestra más de lo anterior fue el Gran Premio de Italia, celebrado el fin de semana, en donde desde las prácticas los problemas arrancaron antes de que se apagaran las luces del semáforo del circuito de Monza.

A través de un comunicado la firma que entrega los motores a los de Woking trata de explicar la debacle.   

A pesar de que el equipo McLaren-Honda sabía que el fin de semana en Monza iba a ser complicado debido a las características que obligan que los pilotos giren casi el 74% de la vuelta con el acelerador a fondo; ingenieros y pilotos no se rindieron durante todo el fin de semana en su búsqueda por recaudar toda la información posible.

“Monza es otro circuito de velocidades altas y que desgraciadamente no se ajusta a nuestras características,” dijo el Jefe de Motorsport de Honda Yasuhisa Arai previo a la carrera.

Desde el día viernes el equipo comenzó a trabajar en ambos autos sabiendo que sus aspiraciones a sumar puntos eran realmente distantes. El primer día de actividades Jenson Button se vio afectado con un problema en su monoplaza, lo que dejó al equipo con solo un piloto (Fernando Alonso) para poder desarrollar la puesta a punto adecuada de cara a la sesión de calificación.

“El día de hoy fue bastante difícil para el equipo, especialmente para Jenson (Button), quien no tuvo tiempo de dar más vueltas debido a una fuga que presentó su auto”, dijo Eric Boullier, Director Deportivo del equipo McLaren-Honda.

Al día siguiente durante la sesión de calificación ambos autos ofrecieron el máximo a sus pilotos, sin embargo la diferencia en el desempeño contra los equipos del frente impidió que ni Jenson ni Fernando lograran pasar de la Q1.

Esto dejó al británico colocado en el cajón número 16 de la parrilla mientras que el español se ubicó en la 17ª posición de arrancada.

“Haber sido eliminados en la sesión de calificación Q1 es decepcionante para todos”, dijo Boullier. “Sabemos el día de mañana será una carrera muy complicada para el equipo a pesar de que nuestra posición en la parrilla de salida no es tan mala, sin embargo poder sumar puntos será muy complicado debido a las largas rectas que dominan este circuito”.

El día domingo para la carrera, ambos pilotos optaron por estrategias distintas en busca de poder cubrir cualquier oportunidad que pudiera aparecer.

La arrancada del español Alonso fue impecable y en los primeros metros ya había logrado pasar a un par de autos. Lamentablemente al llegar a la primera curva la situación se complicó para el asturiano quien perdió mucho tiempo tratando de evadir el toque que hubo entre el venezolano Pastor Maldonado y otro auto.

Después de esto, Alonso se pasó gran parte de la competencia detrás de su compañero de equipo enfrascado en una lucha interna, hasta que faltando escasas vueltas para finalizar se vio forzado a retirarse tras sufrir una repentina ausencia de potencia en su monoplaza MP4-30.

“Realicé una excelente arrancada el día de hoy ganando un par de posiciones, lamentablemente el toque entre dos autos frente de mi me bloqueó y perdí toda la ventaja que había ganado”, dijo Alonso. “El día de hoy Jenson y yo manejamos diferentes estrategias con la finalidad de poder aprovechar cualquier oportunidad que se nos presentara. Desafortunadamente en la últimas vueltas mi auto perdió potencia y me vi obligado a retirarme en pits”.

Por su parte, el inglés Jenson Button logró pasar a cinco autos en la arrancada llegando a rodar en un excelente noveno puesto, sin embargo no pasó mucho tiempo para que los demás competidores lo pasaran y lo dejaran el resto de la carrera rodando sin opción alguna en un frustrante 15º puesto. Al final el ex campeón del mundo del 2009 cerró la carrera en 14ª posición a una vuelta del ganador.

“Mi salida fue bastante buena aprovechando que algunos autos frente de mi se tocaron. Esto me permitió ascender hasta el noveno sitio, pero no pasó mucho tiempo para que todos aquellos coches que había pasado me alcanzaran y rebasaran”, dijo Button. “Al final la carrera se convirtió en una lucha privada entre Fernando y yo, pero a faltan de seis vueltas se tuvo que retirar. Para los demás coches el pasaron era una tarea fácil, pero rebasarnos entre compañeros de equipo era algo bastante difícil, lo que nos estaba dando un motivo de diversión a ambos”.

McLaren-Honda suma 17 ridículos puntos en lo que va de la temporada, algo inimaginable para un equipo de tanta tradición y que tiene los asientos de sus monoplazas ocupados por dos campeones del mundo. Tiempos difíciles vienen para este equipo que se ha resignado a tener los test-drive más caros del automovilismo en cada carrera. ¿Hasta cuando tocarán fondo? Ellos siguen cavando. 

Captura de pantalla 2015-09-07 a las 17.21.15

Facebook Comments
También te puede interesar   Fernando Alonso podría estar corriendo en Malasia

Suscríbete a nuestro Newsletter

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".