Listo el nuevo C8.R para competencias de IMSA

A GM Design sketch showing the new silver livery on the No. 4 car, joined by a traditional yellow livery on the No. 3 car.

El C8.R será el primer auto de carreras de motor central de Chevrolet en competir en la clase GTLM de IMSA.

Con este vehículo, Chevrolet comienza un nuevo capítulo en su legendario legado de carreras al introducir por primera vez un Corvette de motor central, conocido como C8.R.

El C8.R se basa en el Corvette Stingray 2020 y debutará en Rolex 24 en Daytona el 25 de enero de 2020.

La firma dio a conocer que existe un nivel más alto de transferencia de tecnología entre el auto de carreras y el Corvette de producción. Como resultado, el C8.R comparte un mayor porcentaje de partes con el vehículo de producción.

Los equipos de ingeniería y diseño encontraron formas innovadoras de obtener beneficios de cada parte del vehículo. Por ejemplo, en el C8.R, se colocó un único radiador montado en la zona central. Se aprovechó el compartimento de almacenamiento frontal.

Por su parte, los faros ultrabrillantes se acomodaron en la zona donde se ubican los radiadores del modelo de producción.

Motor ajustado a las normas de IMSA

Para cumplir con la reglamentación del motor IMSA, el C8.R contará con un motor V8 de 5.5 litros aspirado naturalmente. Este motor produce 500 caballos de potencia y 480 libras-pie de torque.

A su vez, se desarrolló una nueva caja de cambios secuencial compacta de seis velocidades Xtrac. Con el diseño se buscó proporcionar espacio en la parte trasera del C8.R para empaquetar un difusor específico para autos de carrera.

“El debut del C8.R es el resultado de la colaboración entre ingeniería de GM, desempeño, diseño y el equipo Corvette Racing” destacó Jim Campbell, vicepresidente de rendimiento y automovilismo deportivo de Chevrolet en Estados Unidos.

También te puede interesar   Muere Niki Lauda, tricampeón de la Fórmula 1

Desarrollo enfocado en prestaciones

Mejorar la aerodinámica, aumentar la rigidez y disminuir el peso fueron los enfoques en el desarrollo del C8.R.

Se evaluaron numerosos conceptos de chasis y diseño aerodinámico. Los equipos de ingeniería y diseño produjeron miles de piezas prototipo impresas en 3D para pruebas de chasis y túnel de viento. El uso de estas herramientas de desarrollo resultó en un auto de carrera con aerodinámica mejorada y mejor distribución de peso.

El C8.R utiliza una estructura de chasis del Stingray 2020 producida en la planta de ensamble de Bowling Green. El chasis se modifica para cumplir con los requisitos de IMSA. La nueva estructura del chasis es más rígida y ligera.

Con un centro de gravedad más bajo y una distribución de peso más uniforme en las ruedas, Corvette Racing trabajó en estrecha colaboración con Michelin para optimizar el compuesto y la construcción de los neumáticos.

El C8.R equipará neumáticos de competencia Michelin Pilot Sport GT de 18 pulgadas.

Facebook Comments

Suscríbete a nuestro Newsletter

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".