La noche es tuya: consejos para conducir en la oscuridad de forma segura

La noche es tuya: consejos para conducir en la oscuridad de forma segura

A muchos no les gusta conducir en la noche por varias razones, entre ellas la inseguridad de algunas carreteras, porque no pueden ver bien en la noche o simplemente porque les da miedo. Sea la razón que sea hay muchas ventajas que te permite el conducir a altas horas de la noche, entre ellas es que el tráfico es menor y estás más tranquilo en el manejo. Sin embargo, no deja de ser peligroso ya que nuestros ojos no son de mucha ayuda.

Es más, según Popular Mechanics, son terribles para ver en la noche debido a que nuestra visión periférica y capacidad para distinguir el color se disminuye cada que se vuelve más oscuro un camino. Aunque los faros de nuestro auto pueden iluminar la carretera, las luces bajas típicas se extienden desde 48 a 76 metros delante del vehículo, mientras que las luces altas brillan aproximadamente de 106 a 152 metros más adelante. Cuando conduces a 95 kilómetros por hora, se necesitan más de 321 metros para frenar con anticipación, por lo que no hay mucho margen de error en caso de que llegue a ocurrir un incidente mientras manejas por el camino.

Entonces, si llegas a optar por intentar conducir de noche para evitarte todo el tránsito vehicular y te sientes completamente listo para hacerlo por 3 o más horas. Aquí te compartimos algunos consejos que pueden hacer tu conducción más segura en la oscuridad.

Alinea correctamente tus faros

Los faros, incluso en los autos nuevos, a veces están mal nivelados o más bajos de lo necesario, así que vale la pena el esfuerzo de colocarlos correctamente. Si lo haces tú mismo, utiliza las instrucciones del manual del propietario y sé paciente. Puede tomar algunos intentos antes de que los regules bien, solo asegúrate que las luces no deslumbren al conductor de enfrente.

Incluso las luces alineadas correctamente pueden emitir un brillo tenue si algo bloquea la luz, así que también debes limpiar la suciedad de los faros con frecuencia. Algo que ayuda bastante, es que compruebes que estén produciendo la misma cantidad de luz que cuando eran nuevas, ya que también con el paso del tiempo puede ir bajando su intensidad.

Baja el brillo de tu pantalla y las luces de tu tablero

En la noche, dentro de tu vehículo, tienes muchas fuentes de iluminación innecesaria que te llegan a distraer y pueden disminuir tu visión. Debes de tener una función en tu tablero que ayude a atenuarlas un poco, también trata de bajar el brillo de tu celular si lo estás usando como GPS. Esto es con el propósito de eliminar los reflejos del parabrisas y permitir que tus ojos se adapten mejor a la oscuridad, mejorando la visibilidad nocturna.

No todos los automóviles son culpables cuando se trata de luces del tablero o de la pantalla del sistema de info-entretenimiento, pues los autos de lujo hacen un buen trabajo manejando automáticamente esas luces.

No uses los lentes equivocados

Los anteojos que no tienen un tratamiento oftalmológico, agregan otra superficie reflectante entre los ojos del conductor y la carretera, por lo que elegir los lentes correctos es crucial para mejorar la visibilidad nocturna. ¿La mejor opción? que las micas tengan un recubrimiento anti-reflejante, esto evita que la luz adicional e innecesaria se refleje dentro de tus anteojos mientras permite que pase más luz.

NOTA: algunos recomiendan usar lentes con tinte amarillo porque ayudan a ver mejor en la noche, pero esto es un mito. Realmente reducen la cantidad de luz que pasa a través de ellas, lo que dificulta la distinción de objetos y peligros en la carretera, algo que no deseamos cuando conducimos por la noche.

Conviértete en un observador de retina animal

Conducir de noche significa encontrarse con animales nocturnos de diferentes tamaños, como mapaches y tlacuaches, entre otros de mayores dimensiones; que puedes encontrar dependiendo de la carretera que estés conduciendo. Como se señaló en el punto número uno, incluso las luces altas llegan mucho más allá de lo que realmente necesitamos para ver adecuadamente el camino, por lo que evitar un venado u otros animales requiere una habilidad particular: atrapar los faros reflejados en los ojos éstas especies. Estos pequeños puntos brillantes a menudo aparecen en el camino, dándote más tiempo para reducir la velocidad o detenerte.

Foto: loquelarealidadesconde.wordpress.com

No mires las luces de los autos que vienen

Las luces brillantes pueden interrumpir seriamente tu concentración en la noche. Dentro del auto, tus ojos están acostumbrados al brillo tenue del tablero y al camino oscuro por delante, por eso es muy fácil distraerse y mirar un letrero brillante o los faros de un vehículo de 18 ruedas que se dirigen en sentido contrario. Gira tu mirada lejos de otras luces en la carretera y evita distraerte.

Dale a tu parabrisas una limpieza con periódico

Los parabrisas que parecen limpios durante el día, pueden revelar rayones en la noche, los cuales pueden causar que te deslumbren con las luces. El truco de un experto en detailing dice que debemos pulir el vidrio con papel periódico para eliminar estos residuos. Trata de no tocar las superficies internas de tu parabrisas, ventanas laterales o espejos con las manos, incluso si es para limpiar la neblina. Recuerda que si vas a limpiar algo, puedes usar en lugar de tus dedos, un trapo de microfibra.

Foto: captura de pantalla youtube.com

Si tu auto no tiene, puedes comprar e instalar unos faros antiniebla

Ya que éstos ayudan al conductor a ver la carretera adecuadamente. Están orientados lo más bajo posible porque la niebla a menudo cuelga por encima de la carretera, y si una luz de niebla apunta hacia lo alto, producirá un resplandor sobre ésta y cegará a los conductores que se aproximan.

RECUERDA: los faros antiniebla colocados en la parte baja de la fascia delantera de un automóvil también crearán grandes sombras frente a pequeñas rocas y baches lo que los hará parecer mucho más grandes.

Puedes añadir luces auxiliares, pero usarlas con cautela

Cuando llega el momento de iluminar la noche, hay muchas lámparas auxiliares disponibles. Pero hay que tener cuidado con ellas, debido a que algunas están destinadas solo a complementar tus luces altas, y otras solo para usarse fuera de la carretera. Así que asegúrate de verificar la especificación con un experto.

Limpia y ajusta tus espejos exteriores

Los espejos sucios son como un parabrisas sucio y pueden reflejar o distorsionar la luz, ocasionando que te distraigas y no puedas ver correctamente, así que debes limpiarlos. Además, no olvides cambiar tu espejo retrovisor interior a la configuración de noche o algunos autos tienen un atenuador automático, que oscurece el espejo para evitar el deslumbramiento.

Mantén tus ojos sanos

Puedes tener el parabrisas más limpio y los mejores faros, pero no hacen nada si tus ojos están tensos y no pueden percibir correctamente los objetos de la carretera. Para reducir los efectos de la fatiga ocular durante la noche mientras conduces, los oftalmólogos a menudo recomiendan mantener tus ojos en movimiento, “escaneando” todo el campo de visión en lugar de enfocarse en un área. También te sugerimos chequeos cada tres años si tienes menos de 40 años, y cada dos años hasta los 60, y luego cada año.

 

 

Sobre 

A través de mi labor periodística busco entregar una opinión que pueda trascender, siempre yendo más allá de lo ordinario. Abrazar mis errores me brinda la oportunidad de seguir aprendiendo y así crecer como persona, celebro el riesgo de intentar cosas nuevas.

¿Qué opinas?