La conducción autónoma al banquillo de los acusados

Autos autónomos 1

Los recientes accidentes que han tenido los autos de Tesla han puesto en el ojo del huracán a la movilidad autónoma y lo que hasta hace unos días parecía indicar que todo iría viento en popa, para materializarse en 2020, cuando se prevé que arrancará su formal comercialización, ahora se están generando iniciativas para reducir el riesgo que podría generar el dejarle todo el control de los sistemas de un vehículo.

En mayo se dio a conocer la noticia de que un conductor perdió la vida en el Tesla Model S, en Florida, Estados Unidos, cuando circulaba en con el piloto automático, y, aunque se demostró que, el percance fue provocado por la imprudencia del otro auto puso en la mira de autoridades e investigadores norteamericanos este sistema y las  causas que propiciaron este evento, aún sin determinar quién fue el responsable.

La semana pasada ocurrió otro accidente, esta vez en el Tesla Model X, en el estado de Montana, y, de acuerdo con los ocupantes, el auto salió de la carretera llevándose más de veinte postes de madera situados en los costados de la carretera antes de detenerse.

Por lo anterior, en Reino Unido, se lanzó una consulta acerca de los cambios que se deben llevar a cabo en los caminos, carreteras y reglas de circulación para optimizar la entrada de autos con conducción autónoma.

La media llega en el momento justo y, antes de que el futuro nos alcance, ya que practicamente todas las marcas tienen la mira puesta en esta modalidad de manejo y se estima que las investigaciones totales en esta materia ascienden al billón de euros a escala global, por lo que esta región busca dejar en claro qué se debe y qué no se debe permitir cuando a las vialidades lleguen este tipo de coches.

El objetivo es generar lineamientos para que, en caso de accidente, deslindar responsabilidades y que los culpables se hagan cargo de los daños causados, para esto se llevarán a cabo una serie de pruebas en los caminos de Inglaterra y se contribuirá a que no se vayan al extremo las restricciones para los vehículos autónomos, es decir, que se allane de forma innecesaria su llegada al mercado.

La primera medida que se tomará en éstos casos es que los conductores tendrán que circular al volante del auto, para poder reaccionar y evitar mayores daños en caso de una perdida del control del vehículo por parte del sistema del autopilot.

La consulta permanecerá abierta hasta septiembre y, a partir de entonces, se determinarán los lineamientos para los autos con conducción autónoma, asimismo se anunció que se invertirán 35 millones de euros para la investigación y desarrollo de la tecnología autónoma e interconectividad en los vehículos.

Aún quedan muchas tuercas que ajustar antes de que anunciemos con bombo y platillo la llegada de los autos con conducción autónoma al asfalto, mientras que celebramos que el Reino Unido tome cartas en el asunto para reducir riesgos y no dejamos de preguntarnos que: ¿En México en qué andamos? Todos sabemos la respuesta.       

Facebook Comments
También te puede interesar   ¿Puedo burlar al alcoholímetro? o es puro mito

Suscríbete a nuestro Newsletter

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".