Manejamos la nueva KIA Sportage 2019: ahora más que nunca, ¡va por todo!

Manejamos la nueva KIA Sportage 2019: ahora más que nunca, ¡va por todo!

Si hay una marca que está en la cabeza de todos, es KIA. No sólo vemos cada vez más autos de la marca surcoreana en las calles, sino que la presencia de la marca en contundente. Es por ello, que el lanzamiento de la nueva Sportage no podía pasar desapercibido. Es, finalmente, el SUV insignia de la marca.

A nivel mundial, ha vendido más de cinco millones de unidades desde su comercialización hace 25 años. En México, es el tercer vehículo más vendido de la marca e incluso se encuentra en segunda posición dentro del segmento. Nada mal, considerando que la marca tiene escasos tres años en el país.

Estuvimos en el lanzamiento oficial y la prueba de manejo de la nueva Sportage, desde la Ciudad de México hacia Tepoztlán, y esto es lo que te podemos decir al respecto.

KIA Sportage 2019 es más que un facelift. Efectivamente, sigue siendo cuarta generación con las mismas motorizaciones: un 2.0L con 153 hp y 142 lb-pie de torque y un 2.4L con 181 caballos de fuerza y 175 lb-pie de torque, acopladas a una transmisión automática de 6 velocidades.

Sin embargo, si algo hemos de destacar del nuevo modelo, es que ahora más que nunca coquetea con prestaciones de autos premium. En este sentido, no sólo cuenta con un rediseño en el clúster, en el volante y ventanas de ventilación, así como un mejorado sistema de infoentretenimiento con controles en el volante, sino que ahora integra sistemas de seguridad que encontramos en autos de lujo.

El Sistema ADAS cuenta con tres funcionalidades: el sistema de de mantenimiento de carril, el sistema de evasión de colisión frontal y control crucero inteligente con función Stop & Go. Probamos estos sistemas y son un gran auxiliar en distintas situaciones, donde claramente te sientes apoyado en casos donde el error humano puede entorpecer el manejo.

De esta manera, la vanguardia tecnológica vuelve a ser una carta fuerte en KIA. Además, la seguridad, definitivamente, no sólo tiene que ver con el auto por sí mismo, ni con el manejo. Aunque sin duda, se agradece la estructura reforzada con acero de alta resistencia (33% más resistente que la generación pasada), así como la cámara de reversa y la detección del punto ciego.

La seguridad también tiene que ver con seguir de cerca el estado del vehículo y protegerlo en caso de robo. La nueva Sportage ya incluye la aplicación My KIA+, que no sólo te brinda asistencia las 24 horas, sino que sigue de cerca el estado de tu vehículo, llámese llantas, batería, etc. Sin embargo, si algo resaltó la marca, es la herramienta Find My KIA, la cual, permite rastrear y localizar el vehículo en cualquier momento.

Lo mejor de todo, es que no se queda en simplemente localizarlo y dejarle el problema al propietario. ¡La marca también se involucra en la recuperación del vehículo! Algo que pocas veces encontramos. Aunque esta herramienta tiene un costo extra ($8 mil 999 pesos + IVA), es una gran opción para tener la tranquilidad al salir en las calles, considerando la inseguridad que se vive en el país.

En cuanto al facelift del diseño exterior, encontramos nuevas fascias, luces delanteras y traseras rediseñadas, faros halógeno y LED, una estilizada parrilla nariz de tigre, calaveras más delgadas y nuevos rines de 17 a 19 pulgadas.

Sensaciones de manejo

 

Ahora sí, la prueba de manejo. De entrada, la impresión fue bastante buena al ingresar al auto. Si hablamos de sensaciones, tenemos que hablar de la experiencia que inicia desde el momento en el que te sientas dentro del auto. Aunque manejamos la tope de gama, me pareció bastante agradable el sentir materiales suaves (algo que también se siente al conducirla) y el espacio interior. En las puertas laterales, tiene acabados en negro que le dan un toque de elegancia, y el volante es bastante suave y cómodo de agarrar. Gracias a que manejamos un tramo de ciudad con tráfico, el confort que ofrece para estas situaciones diarias es evidente.

Después, probamos las asistencias del sistema ADAS, las cuales, se comportaron a la altura. Para su correcto funcionamiento, es necesario configurarlas correctamente, y eso incluye establecer la distancia deseada. Con estos sistemas, el vehículo puede mantenerse en su carril mediante sensores en la fascia delantera, ayuda a frenar con los mismos sensores delanteros al detectar un vehículo o peatón a una corta distancia y se puede programar para que frene y acelere manteniendo una velocidad establecida.

Posteriormente, tomamos la carretera libre hacia Cuernavaca. Si no han ido, esta carretera tiene vistosos y hermosos paisajes, así como constantes curvas en un camino de doble sentido. Fue aquí donde probamos las capacidades el vehículo. Si bien no es un auto para correr ni mucho menos, se comporta a la altura. El vehículo tiene un excelente balance: no se siente ni demasiado ligero, ni inestable por la altura, ni demasiado pesado. Todo lo contrario, la sensación es de un auto ágil, algo que se agradece al conducir un SUV. Para quienes deseen un manejo más responsivo, el modo semimanual es una excelente opción.

Por último, la cifra oficial del consumo combinado es de alrededor de 13.8 km/l . En nuestro caso, obtuvimos un poco más de 9 km/l, con aire acondicionado encendido y cuatro adultos a bordo.

Podemos concluir que es un auto ideal para quienes gustan de la vanguardia tecnológica (incluyendo la opción de tener un sistema de sonido premuim), pero busquen seguridad ante todo. Y claro, como buen auto KIA, tanto el diseño exterior como interior, ¡siempre suman!

Te compartimos los precios y versiones, y te recordamos preguntes por las especificaciones por cada versión.

LX – 372 mil 400 pesos

EX – 414 mil 900 pesos

EX PACK – 447 mil 900 pesos

SX – 479 mil 900 pesos

SXL – 492 mil 900 pesos

SXL AWD – 513 mil 900 pesos

Qué dices, ¿te gusta?

 

 

Sobre 

Futurista. Disfruto descubrir nuevas tendencias y descifrar los enigmas de la era tecnológica. Con experiencia en sustentabilidad, mi mundo se ha revolucionado desde que los autos tocaron a mi puerta, ¿porque acaso no es el automóvil el juguete del adulto?

¿Qué opinas?