Infiniti Q50 400 Sport, más preciso que cupido

Infiniti Q50 400 Sport, más preciso que cupido

Infiniti acelera la pasión por la emoción del manejo en este San Valentín, con la propuesta de su Q50 400 Sport, y todos sus 400 caballos producto del primer bloque turbocargado de la firma.

Propulsado por un V6 twin-turbo de 3.0 litros, el brioso ejemplar de la marca coopera con la friolera de 350 libras pie, vs el 3.7 litros V6 de aspiración natural y 327 hp, e incluso el Q50 Hybrid de 360 caballos y 403 libras pie. El bloque VR30 Twin Turbo V6 está hecho en aleaciones de aluminio ligero para reducir el peso y mejorar las capacidades de enfriamiento, al tiempo que su turbina de alto desempeño logra un 10% más de velocidad de giro al motor. Cuenta con un sistema de sincronización de válvulas y sistema de inyección a gasolina, y como dato a destacar la tubería de este motor para la sobrealimentación ha sido reducida hasta los 4.9 litros para disminuir el turbo lag y mejorar la temperatura del aire que ingresa a las cámaras de la sobrealimentación, con ello una mejor respuesta.

Ahora bien, Infiniti se metió a analizar lo que sucede en el cerebro cuando manejas un Q50 400 Sport, y los resultados son muy parecidos al amor…

Infiniti midió las reacciones neurológicas en tiempo real de 100 conductores mientras manejaban el Q50 400 Sport. Las pruebas midieron la respuesta emocional de los conductores mientras manejaban la versión más potente del sedán mejor vendido de Infiniti.

Infiniti colaboró con Emotiv – una compañía de bioinformática especializada en tecnología de electroencefalograma (EEG por sus siglas en inglés) – para monitorear la actividad cerebral durante las pruebas de manejo. La información obtenida fue evaluada en comparación con el modelo de desempeño conductual Hebbian-Yerkes Dodsos. El modelo científicamente validado Hebbian-Yerkes Dodson sugiere que se requiere mayor emoción y atención mental para alcanzar el mejor desempeño en una actividad, por ejemplo, para manejar.

A simples rasgos, científicamente manejarlo coopera con niveles de emoción, concentración y atención mental superiores a una conducción genérica.

Facebook Comments
También te puede interesar   Game of... speed Kit Harington protagoniza Q60 400 Sport

Suscríbete a nuestro Newsletter

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".