Ford da el siguiente paso rumbo a la conducción autónoma

Ford da el siguiente paso rumbo a la conducción autónoma

La empresa del óvalo dio a conocer la adquisición de Quantum Signal, una pequeña empresa de Saline, Michigan, dedicada a la robótica móvil con clientes tan importantes  como ejército de los Estados Unidos.

Siempre con la intención de mantenerse como puntera, Ford ha cuidado el mantenerse al tanto de lo que desarrollan pequeñas empresas tecnológicas a lo largo y ancho del mundo, por eso no es de extrañar que desde hace unos años haya seguido cuidadosamente la trayectoria de Quantum Signal, compañía que durante las últimas dos décadas, ha operado con cierta discreción desarrollando para los militares un software que les permitía controlar vehículos robóticos a miles de kilómetros de distancia. Incluso, construyó un entorno de simulación capaz de probar diseños de vehículos autónomos que actualmente se utilizan.

Los autónomos en la mira

Consciente de que la era de los vehículos autónomos se acerca, Ford ha integrado a un equipo de expertos en el desarrollo de software, simulación y machine learning alrededor del mundo, fortaleciendo así su unidad de negocio de vehículos autónomos. Con el fin de aprovechar al máximo la experiencia en simulación en tiempo real, el desarrollo de algoritmos, robótica, detección y tecnología de percepción de Quantum Signal, Ford adquirió esta compañía.Quantum Signal es reconocida gracias a su entorno de simulación y modelado ANVEL, el cual ha sido utilizado por programas de robótica militar para explorar el rendimiento de los sistemas autónomos y remotos no tripulados. Gracias a la experiencia de la compañía, Ford desarrollará entornos de simulación aún más completos que le permitirán probar los vehículos para mejorar su rendimiento.

También te puede interesar   Nissan con nueva agencia en el Bajío

Quantum Signal, ha desarrollado su propia cultura empresarial que se mantendrá igual durante el proceso de integración con la empresa.

Este modelo de negocio no es nuevo para Ford, ya ha trabajado  así con una compañía de machine learning  con sede en Israel con la que la empresa se unió hace casi tres años: SAIPS.

Con esta compañía está creando un innovador sistema cognitivo visual para que los vehículos autónomos puedan detectar otros vehículos o peatones a su alrededor –incluidos intermitentes y luces de emergencia– en condiciones climáticas y de iluminación extremas. Además, su sistema central permite que la cartografía de entornos urbanos en 3D de alta resolución totalmente automatizada, desempeñe un papel crucial para que los vehículos de conducción autónoma se desenvuelvan en el mundo real.
Al igual que SAIPS, Quantum Signal tendrá un papel muy importante en el avance de los vehículos de autoconducción de Ford, además de representar el compromiso de la compañía por conseguir el talento necesario para implantar con éxito esta tecnología.

Facebook Comments

Suscríbete a nuestro Newsletter

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".