Dime a qué velocidad conduces y te revelaré exactamente a dónde vas, un estudio

Dime a qué velocidad conduces y te revelaré exactamente a dónde vas, un estudio

No podemos parar que el internet se adueñe de nuestros datos, con el uso de redes sociales constante y de compras en línea… Unos aún se resisten a que la web conozca sus pasos, sin embargo, por mas que trates de protegerte no tiene tanto caso. Ya que, al parecer, la velocidad en la que conduces puede comprometer tu privacidad

Investigadores de la Universidad de Rutgers han demostrado que, con solo saber tu punto de partida y velocidad, podrían determinar dónde llegarás sin ver el GPS o sin mayor información. Y estos datos se pueden obtener, gracias a las compañías de seguros. Actualmente, en E.U. si instalas un dispositivo que mire, registra e informa constantemente tu velocidad, podrías obtener un costo mucho menor al tradicional. Con el propósito de evaluar sus hábitos de conducción.

“Las compañías de seguros afirman que esto no compromete la privacidad, porque todo lo que están recolectando es su velocidad, no su ubicación. Pero hemos demostrado que los datos de velocidad y un punto de partida son todo lo que necesitamos para identificar de manera aproximada dónde has conducido”, dijo Lindqvist, quien también es miembro del laboratorio de redes de información inalámbrica de la Universidad.

Reproducir una ruta de conducción exacta a partir de información limitada y básica como el punto de partida y la velocidad es todo un desafío, y es menos preciso que el uso la señal del GPS. Pero con el enfoque de los investigadores, esa unidad de medida es suficiente para revelar el destino de la persona.

La técnica, apodada “ruta elástica”, predice los caminos al ver cómo los patrones de velocidad coinciden con los diseños de las calles. Tomemos, por ejemplo, una persona cuya casa se encuentra al final de una calle sin salida, cerca de una intersección. Los datos de velocidad del conductor mostrarían un minuto de conducción de hasta 48 km/hr para llegar a esa intersección. Luego, si el conductor diera un giro a la izquierda lo lleva a una autopista, y si diera un giro a la derecha lo manda por una carretera estrecha con semáforos frecuentes o señales de alto, se podría deducir de qué manera giró si el siguiente lote de datos de velocidad mostrara un largo tramo de conducción rápida o un tramo de velocidad lenta. Al hacer coincidir repetidamente los patrones de velocidad con los patrones de carretera más probables y la ruta, el destino se puede deducir.

La investigación no afirma que las compañías de seguros estén procesando los datos para revelar ubicaciones. Las técnicas que los investigadores están explorando, están en sus primeras etapas y no son obvias de implementar. Es probable que las aseguradoras no se beneficien al conocer esta información, especialmente si es costoso obtenerla. Pero, es probable que los organismos encargados de hacer cumplir la ley puedan citar esta información y realizar este tipo de análisis complejo si desean averiguar a dónde ha estado alguien.

“No estoy diciendo que las compañías de seguros no deban monitorear velocidades como esta. Solo digo que no deberían dar a entender que su recopilación de datos de alta velocidad preserva la privacidad. En cualquier caso, recopilar solo datos de velocidad en comparación con datos de GPS es una mejor práctica, ya que las ubicaciones no están disponibles directamente”, dijo Lindqvist.

 

 

Sobre 

A través de mi labor periodística busco entregar una opinión que pueda trascender, siempre yendo más allá de lo ordinario. Abrazar mis errores me brinda la oportunidad de seguir aprendiendo y así crecer como persona, celebro el riesgo de intentar cosas nuevas.

¿Qué opinas?