¿De qué sirven alarmas para autos si al activarse no llama a los policías?

¿De qué sirven alarmas para autos si al activarse no llama a los policías?

Aunque no lo he confesado abiertamente hasta ahora, siempre ha sido una pregunta curiosa en mi cabeza, ya me la había respondido anteriormente al darle algo de vueltas. Sin embargo, hoy encontré una explicación más segura y sin inventarme historias raras. Según la Interpol, los robos de automóviles en todo el mundo se pueden dividir en dos categorías distintas. Una es la de los autos más antiguos disponibles o comerciales y la otra, son los coches de alta gama o lujo.

Cuando son de marcas más “comunes”, tienden a tener mucha demanda en autopartes. De hecho la regla de “oro” sería: “Observa cuáles son los autos más populares al día de hoy. Ésos serán los más robados en el país dentro de 10 años”.

Y es que ahora, los que no tienen llaves con chip ya no presentan un reto para los asaltantes, pues se las han ingeniado para poder hacer robos en poco tiempo. Sin embargo, volvemos a la pregunta inicial, ¿de qué sirve el que tu coche tenga una alarma si no contacta a los policías en el momento?

Se supone que el sonido debería espantar a los asaltantes, pero sabemos que ya no sucede así. A estas alturas, tampoco se espera que la persona mas cercana al auto por asaltar diga: “Oh, Dios mío, la alarma de un auto está sonando, debería ir a investigar'”. Cuando no se trata de su propio vehículo, es más, seamos honestos. Ni tú ni yo lo hacemos, al contrario, corremos en dirección opuesta para salvar nuestra vida en caso de peligro.

la ventaja es que estos sistemas de seguridad han avanzado y se han actualizado, aunque no estés cerca para saber si tu automóvil está siendo robado, las alarmas incluyen notificaciones instantáneas enviadas al celular. Otras compañías también ofrecen alarmas con características similares, incluyendo un GPS para encontrar y recuperar el vehículo.

 

 

Danae Chavez

A través de mi labor periodística busco entregar una opinión que pueda trascender, siempre yendo más allá de lo ordinario. Abrazar mis errores me brinda la oportunidad de seguir aprendiendo y así crecer como persona, celebro el riesgo de intentar cosas nuevas.

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".

¿Qué opinas?