Cuando debes reemplazar el casco de tu moto

Cuando debes reemplazar el casco de tu moto

El casco es uno de los elementos de seguridad más importantes que debes siempre tener en buenas condiciones y cuidarlo para que dure el tiempo reglamentario de cinco años. Pero, ¿qué sucede si lo dejas caer, sudas mucho o lo usas todos los días?

De hecho me ha tocado escuchar a unos distribuidores de cascos minoristas que si se cae al suelo debes hacer el cambio inmediatamente, pero a este mito no debes hacerle mucho caso.

Entonces, ¿cuándo es el tiempo adecuado para hacer el cambio de tu casco?

Ciertamente, en caso de que hayas sufrido alguna caída severa deberías revisarlo, ya que esto depende de qué tan lejos caíste y rodaste. Sin embargo, a pesar de que los cascos son un producto de un solo uso, diseñado para proteger tu cabeza en un impacto para luego desecharse, son bastante robustos.

Al menos los que tienen la certificación de seguridad, ya que la mayoría de esos cascos resistirán fácilmente los golpes generales que reciben en el día a día. Esto no significa que no debas tratar tu casco con respeto y cuidado al almacenarlo en un lugar fresco y seco.

La cubierta exterior es bastante resistente, pero manténla alejada de productos derivados del petróleo, como combustible, limpiadores y pinturas. Con respecto a la espuma interior, si llegas a caerte y ves que se deforma para absorber el impacto en un  accidente, eso significa que debes reemplazarlo inmediatamente. Además, debes tener cuidado de cómo colgar tu casco para que no se deforme esa espuma al momento de guardarlo.

La regla de 5 años sigue vigente

Como mencionaba anteriormente la regla general, indica que un casco durará aproximadamente cinco años. Los pegamentos, resinas y otros materiales utilizados en la fabricación de éste pueden perder su eficacia y también deteriorar el revestimiento. Puedes prolongar la vida de tu casco si lo guardas adecuadamente cuando no lo estás utilizando. Manteniéndolo en un lugar fresco y seco, de preferencia dentro de la bolsa en la que vino al momento de adquirirlo en la tienda.

Recuerda que lo que se deteriora es la espuma interior y el forro de tela. Por eso,  si notas que el casco se está aflojando, que parte del forro se sale o deja pequeños copos negros en tu cabello, entonces es hora de jubilarlo.

En el caso de que lo uses frecuente, la sudoración, el tener el cabello graso o usar mucho “producto para el cabello” puede ayudar a reducir el tiempo de vida de tu casco, ya que el revestimiento interior se deteriora más rápido. Si tienes que usarlo diario y tienes esos hábitos de usar mucho gel o cera para el pelo, puedes usar un forro, un pasamontañas o un paliacate que evite el sudor llegue al interior.

 

 

 

Sobre 

A través de mi labor periodística busco entregar una opinión que pueda trascender, siempre yendo más allá de lo ordinario. Abrazar mis errores me brinda la oportunidad de seguir aprendiendo y así crecer como persona, celebro el riesgo de intentar cosas nuevas.

¿Qué opinas?