¿Conducir un vehículo con transmisión manual te hace mejor automovilista?

¿Conducir un vehículo con transmisión manual te hace mejor automovilista?

Hay diferentes puntos de vista con respecto a este tema, y es muy probable que tengas una postura al respecto. Pero solamente pensemos en lo siguiente

El arte de dominar la conducción de tres pedales se ha ido perdiendo entre la nueva generación, sobretodo quienes conducen en una ciudad como la CDMX. Estar horas en una calle cambiando de velocidad una y otra vez se vuelve tedioso para algunos, por eso optan por los dos pedales.

A quienes nos gusta conducir un auto manual, lo hacemos más por la experiencia de manejo. Saber que tenemos las riendas de la velocidad a la que vamos y no dejamos que el auto sea el que decida cuándo poner primera y cuándo segunda. Sin embargo, más allá de si te gusta o no este tipo de transmisión, estamos hablando de ser buenos o malos conductores. Justo ahí es donde surge la diferencia.

Como ejemplo y referencia, sabemos que actualmente existen las calculadoras o las tablas de Excel que nos facilitan el sumar, restar, multiplicar y dividir. Sin embargo, siempre nos van a enseñar cómo es que funcionan estas operaciones. De esta manera resuelves con mayor facilidad los problemas que te pidan hacer este tipo de operaciones, uses calculadora o no.

Y es por eso que, aprender por lo menos cómo es que funcionan los engranes de una transmisión al hacer los cambios de velocidad, te ayudará a ser mejor conductor. Tal vez tengas una mejor apreciación del tiempo cuando conoces cómo funciona un reloj y creo que así es con los autos.

Esto aún no te hace un “As” tras del volante.

Es más, para obtener tu licencia de conducir no necesitas saber qué sucede con un auto, cómo funciona… ni siquiera tienes que haber estado detrás del volante. Solamente contar con estos 3 requisitos: una identificación oficial, un comprobante de domicilio de la CDMX, el pago de la licencia y firmar bajo protesta de decir la verdad que se conoce el reglamento de tránsito.

Y obviamente en la calle nos topamos con personas que lo de menos es que pongan las direccionales o no, sino que realmente son conductores inseguros y son los causantes de muchos accidentes viales.

Entonces, ¿qué es lo que realmente nos hace mejores conductores?

Muchas veces cuando enseñamos a otros a manejar, solamente nos enfocamos en el resultado. Que la persona sepa cómo mover una pieza de metal y conexiones de mil kilos alrededor de las calles. En esto es donde nos estamos equivocando, sean dos o tres pedales.

Lo importante es que la persona aprenda a apreciar cómo funciona todo.

Conocer un poco de la mecánica y cada proceso, hasta del simple hecho de “picarle” al Start/Stop. Esto realmente nos hace mejores conductores y más seguros en el camino de lo que estamos haciendo.

Si la primera habilidad para conducir es ir directamente de Parking a Drive y dejar que el vehículo haga todo el trabajo, eso te convierte en parte de los conductores perezosos y egoístas. Analízalo un poco.

 

Sobre 

A través de mi labor periodística busco entregar una opinión que pueda trascender, siempre yendo más allá de lo ordinario. Abrazar mis errores me brinda la oportunidad de seguir aprendiendo y así crecer como persona, celebro el riesgo de intentar cosas nuevas.

2 Comments

  1. Definitivamente te hace mejor conductor y ayuda a que tengas que estar nas atento mientras conduces.

¿Qué opinas?